¿Cuáles son los condimentos y aderezos con menos calorías?

Para añadir sabor a nuestros platos y no excedernos en la ingesta de calorías, la mejor opción son las especias y hierbas aromáticas combinadas con el aceite de oliva.

En este artículo, encontrarás la composición nutricional de los alimentos que forman parte de las salsas más utilizadas en la cocina en la actualidad. Esto te permitirá elegir aquellos condimentos y aderezos menos calóricos. Así, podrás permitirte comer comidas muy sabrosas sin engordar.

Mostaza

¿Sabías que esta es una de las salsas que menos calorías contiene?

  • Su contenido calórico varía entre 75 calorías y 150 calorías cada 100 gr.
  • Al mismo tiempo, aporta otros nutrientes como magnesio (117 mg), fósforo (170 mg) y potasio (165 mg).
  • Sin embargo, hay que tener muy presente que tiene un alto contenido de sodio: 760 mg para la misma cantidad de gramos antes referida.

Kétchup

Este es otro aderezo muy utilizado.

  • Su nivel calórico no es muy alto: solo 98 calorías en 100 gr de esta salsa.
  • Aporta, además, potasio (590 mg), el hierro (1,20 mg), el retinol (30 mg) y carbohidratos (26 mg).
  • Como la mostaza, también posee altos niveles de sodio (1700 mg).

Deben evitar consumirlo las personas que sufren de acidez, aquellas que padecen de diabetes y las que deben controlar la ingesta de sodio.

Mayonesa

La mayonesa es una de las salsas más usadas tradicionalmente.

En su composición nutricional, destacan sobre todo: retinol (80 mg), fósforo (60 mg), calcio (16 mg), potasio (20 mg), lípidos (71 mg), colesterol (100 mg) y sodio (500 mg) entre los más destacados.

Por su alto contenido en grasas, no se aconseja su consumo por personas que deseen bajar de peso. Tampoco, por aquellas que padezcan de presión arterial alta, dado su elevado nivel de sodio.

Vinagre

Este es otro aderezo muy popular, que puede ser de varios tipos. El de manzana, el de vino, el de alcohol, son algunos de ellos. El de arroz, elaborado a partir de la fermentación de arroz, de color blanco y muy suave, se usa en la elaboración del sushi.

Y, el aceto balsámico, típico de la gastronomía italiana, está ya internacionalizado. Se lo utiliza en ensaladas, con carnes, pescados, y en la elaboración de otras salsas como la vinagreta.

  • En su composición nutricional, destacan el calcio (15 mg), el potasio (89 mg), el magnesio (22 mg) y el fósforo (32 mg).
  • Además, posee muy pocas calorías (21 calorías por cada 100 gr), es bajo en grasa y relativamente bajo en sodio (20 mg).

Aceite de oliva

Este es un alimento muy noble, sobre todo, el aceite de oliva extra virgen. Utilizado en poca cantidad, no engorda. Además, es excelente para la salud. Es el aceite que soporta mejor las altas temperaturas, por lo que es ideal para freír.

  • Su composición nutricional revela que posee 119 calorías cada 100 gr y 13.5 mg de grasas.
  • Es rico en vitamina E (antioxidante) y polifenoles. Ambas sustancias previenen enfermedades cardiovasculares, regula el colesterol y previene el cáncer de mama.

De todos modos, a pesar de sus beneficios, se lo debe consumir con cuidado. Es decir, conviene no exceder los 30 gramos diarios.

Ajo

Junto con el azafrán y la cebolla, el ajo es uno de los condimentos por excelencia.

  • No engorda, pues contiene tan solo 5 calorías cada 100 gr. 
  • Además, es un útil antiinflamatorio, anticoagulante y antibiótico.

Especias

En este apartado, enumeramos el contenido calórico de algunas de las especias más conocidas. Así, por cada 100 gramos, tenemos que:

  • albahaca: 28 calorías
  • curry: 22 calorías
  • perejil: 35 calorías
  • pimienta blanca: 18 calorías
  • pimienta negra: 16 caloría
  • cilantro: 25 calorías
  • jengibre: 60 calorías
  • laurel, romero y salvia: más de 300 calorías

Bien, ya tienes elementos para saber cuáles son los condimentos y aderezos menos calóricos. Si los que más te gustan fueran de los que más calorías aportan, siempre existe la posibilidad de combinarlos o alternarlos con otros que no lo son tanto. De este modo, no ganarás peso, al tiempo que comerás rico y te alimentarás mejor.

  • Balch, P. A. (2000). Prescription for Nutritional Healing. New York: Avery.
  • McGee, H. (2004). On Food and Cooking. New York: Scribner.
  • Nicolini, G. (1960). Enciclopedia Botanica Motta. Milano: Federico Motta.