¿Cuáles son los síntomas de un infarto en mujeres?

El índice de mujeres afectadas por infarto es mayor que el de hombres. El problema radica en que, aunque los síntomas sean medianamente claros, no les solemos prestar atención

Hemos de tenerlo en cuenta: los síntomas de un infarto en mujeres son, a menudo, distintos a los de los hombres. De ahí que cada vez más esté elevándose el índice de mortalidad femenina en cuanto a ataques al corazón.

En general, se suelen camuflar con el cansancio o con dolores que no sabemos reconocer. Vale la pena entonces ahondar un poco en el tema por nuestro bien.

Síntomas de una enfermedad cardíaca en mujeres

Hemos de dejar a un lado esa clásica imagen de un hombre cogiéndose el brazo o tocándose el pecho antes de sufrir un ataque al corazón, o de padecer una angina de pecho.

Corazón

Nuevas investigaciones publicadas en en la revista de medicina British Columbia, nos dicen que el índice de afectados por un infarto es de un 19% en mujeres, frente a un 13,7% en hombres. Es decir, algo está ocurriendo.

Y ese algo es que, a menudo, las mujeres tienen síntomas a los que no prestan demasiada atención. O que no toman en serio. A veces se preocupan más por sus familiares antes que atenderse a ellas mismas. Hay que tener cuidado, de ahí que sea esencial que conozcamos los siguientes puntos de aviso.

1. Presión en el pecho

En ocasiones, podemos sentir una quemazón en el pecho, una presión que nos produce cansancio. Puede que lo confundas con ansiedad, que te digas a ti misma que estás nerviosa por las obligaciones de cada día. Pero si sientes que esta sensación la tienes cada día, acude al médico para que te haga un chequeo.

Lee también: Angina de pecho: causas, síntomas y prevención

En los hombres es habitual que esta presión empiece en el pecho y pase al brazo en forma de hormigueo. Sin embargo, en las mujeres suele iniciarse de un modo focal en el pecho y responde en general a una angina.

2. Dolor agudo en la parte superior del cuerpo, en el cuello, la espalda y la mandíbula

Mujer con dolor de espalda

Este síntoma puede localizarse como dolor en ambos brazos, espalda, los hombros, el cuello, la mandíbula o la parte alta del estómago (no por debajo del ombligo). Complicado ¿verdad? De ahí que este tipo de molestias las asociemos a menudo a dolor de huesos, a la osteoporosis, por ejemplo, tan común en nosotras.

Es decir, no le prestamos demasiada atención. Pensamos que es cansancio o un simple dolor de huesos que reducir con un antiinflamatorio.

Pero nunca lo pases por alto. Porque el dolor en la espalda, el cuello o la mandíbula es un síntoma de infarto más común en las mujeres que en los hombres.

3. Cansancio inusual y ahogo

Mujer con cansancio

Un dato importante es que es habitual que los hombres sientan pequeños avisos cuando realizan una actividad física. Están trabajando y de pronto se les paraliza el brazo, o no pueden respirar. Sin embargo, cuando descansan estos síntomas desaparecen.

Pero en las mujeres es diferente. Los infartos en ellas suelen darse cuando, por ejemplo, están sentadas o incluso durmiendo. Es decir, el infarto en sí puede llegar más en reposo que en actividad.

Pero hay síntomas a los que estar atenta, no lo olvides: un cansancio fuera de lo normal o dolores en la parte alta del pecho. Fíjate ante todo cuando subes escaleras. Si percibes que te cuesta, que sientes sensación de ahogo y esa clásica presión en el pecho que te hemos comentado, no lo dudes, acude al médico de inmediato.

Otro aspecto que debes recordar: los hombres suelen padecer desmayos que ya avisan de que existe un problema cardíaco. Nosotras, en cambio, padecemos pequeños aturdimientos que no tienen por qué llegar a la pérdida de conocimiento.

Esa es la razón de que o tomemos en serio esos avisos. Es un descuido que no debemos olvidar, cualquier indicio debe ser tomado en cuenta.

4. Sentir el estómago revuelto, síntoma de infarto en mujeres

Mujer con dolor abdominal

Malestar, pesadez de estómago. Lo que comemos nos sienta mal y padecemos una especie de acidez que a menudo, termina en vómitos. Es muy fácil confundir estos síntomas con cualquier otra enfermedad, con cualquier otra molestia cotidiana como reflujo gástrico.

No lo pases por alto. En especial si este malestar estomacal viene siempre acompañado por un sudor frío muy característico. De pronto te sientes cansada, con temblores, dolor de estómago y una angustia muy aguda.

Te puede interesar: ¿Tener más de dos hijos puede traer consecuencias graves para el corazón?

Para concluir, decirte que la mayoría de infartos y anginas de pecho suelen dar indicios que ya nos lo advierten. El mayor problema en las mujeres es que suelen relacionar estas dimensiones con otras cosas: cansancio cotidiano, el dolor de espalda común, nervios o  estrés… Tenlo en cuenta.

Si este cansancio es más exagerado cada día, si te cuesta respirar o sientes angustia, acude a tu médico. No vuelques todos tus esfuerzos en cuidar de los demás, escúchate también a ti misma. Atender a tiempo los amagos de infarto en mujeres pueden salvar vidas. ¡No lo olvides!