¿Cuáles son los tratamientos para la tortícolis?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 12 febrero, 2019
Ekhiñe Graell · 19 abril, 2014
La aplicación de calor localizado puede ayudarnos a mejorar la tortícolis, sobre todo si esta es fruto de una mala postura o un mal movimiento

Gran parte de los agentes preventivos y tratamientos para la tortícolis, un trastorno neurológico del movimiento doloroso y debilitante, son desconocidos. La Asociación Nacional de la tortícolis Espasmódica (NSTA) afirma que unas 3 de cada 10.000 personas sufre esta dolencia.

Descubre en este artículo cuáles son los tratamientos actuales para tratar los diferentes tipos de esta patología. ¡Sigue leyendo!

Tratamientos para la tortícolis

Los tratamientos para la tortícolis van desde el ejercicio a la cirugía. Dependiendo de la edad del paciente y otras condiciones médicas, el diagnóstico médico y fisioterapeuta desarrollará un plan de tratamiento.

El mantenimiento de este plan es crucial para el éxito y un estilo de vida saludable en general puede ayudar también. Por esto repasaremos las diferentes opciones que hay.

Además, el tratamiento dependerá de si esta es congénita o adquirida. En general, el tratamiento se basa en terapia física, medicamentos por vía oral, inyecciones de toxina botulínica y cirugía. Los tratamientos alternativos pueden incluir:

Torticolis (2)

Congénita

  • La colocación del bebé para evitar dormir en un lado.
  • Colocar juguetes que ayuden a voltear la cabeza.
  • Los ejercicios de estiramiento varias veces al día.
  • En algunas situaciones, la cirugía que corte el músculo que causa el problema.
  • Cirugía de estimulación cerebral profunda.

El estiramiento de los músculos del cuello acortado es eficaz para la tortícolis congénita en los bebés. El tratamiento más temprano comenzado, sobre todo, en los tres primeros meses de vida, da mejores resultados. La cirugía para corregir el músculo del cuello se puede hacer en la edad preescolar, si otros métodos fallan.

Adquirida

  • La identificación de la causa.
  • La terapia física para ayudar a relajar los músculos y reducir el dolor.
  • En algunas situaciones, la cirugía para cortar el nervio con el músculo que genera la tortícolis. La cirugía drástica incluye cortar los músculos o de los nervios o la inserción de un alambre para la estimulación cerebral profunda.

Para los adolescentes y adultos con tortícolis adquiridas, los médicos comienzan identificando la causa subyacente del trastorno. La aplicación de calor, la tracción de la columna cervical, masaje, ejercicios de estiramiento y cuello son opciones comunes.

Tortícolis

Tratamientos menores

Los tratamientos menores incluyen estiramientos y ejercicios de fortalecimiento. Muchos pacientes comienzan con un fisioterapeuta y, si no notan una mejoría, se buscan otras opciones.

  • La Clínica Mayo cita la toxina botulínica (Botox), medicamentos para el párkinson y relajantes musculares como los medicamentos que mejoren la dolencia.

Cambio de hábitos y consejos

Además de todo esto, siempre es aconsejable tener en cuenta nuestros hábitos y estilo de vida. La reducción del estrés, tomar descansos, dormir más y encontrar trucos sensoriales que correspondan a la situación individual puede ayudar. Una alimentación saludable y la pérdida de peso también son imprescindibles.

La tortícolis, cuanto antes se diagnostique, mejor serán los resultados. Las personas que sospechan de esta dolencia deben ver a un médico. Además, la NSTA advierte que los médicos no reconocen la gravedad de la patología.

Una persona puede sentir como que es como un caso aislado y se siente que no hay nadie que entienda lo que está pasando. El paciente debe buscar el apoyo, la investigación y la promoción necesaria para tratarse.

  • Frizzell, K., Malik, A., Herman, M. J., & Pizzutillo, P. (2018). Congenital muscular torticollis. In The Management of Disorders of the Child’s Cervical Spine. https://doi.org/10.1007/978-1-4939-7491-7_11
  • Carenzio, G., Carlisi, E., Morani, I., Tinelli, C., Barak, M., Bejor, M., & Dalla Toffola, E. (2015). Early rehabilitation treatment in newborns with congenital muscular torticollis. European Journal of Physical and Rehabilitation Medicine. https://doi.org/10.1002/14651858.CD010508.pub2.Corresponding
  • Oleszek, J. L., Chang, N., Apkon, S. D., & Wilson, P. E. (2005). Botulinum toxin type A in the treatment of children with congenital muscular torticollis. American Journal of Physical Medicine and Rehabilitation. https://doi.org/10.1097/01.phm.0000179516.45373.c4
  • Tomczak, K. K., & Rosman, N. P. (2013). Torticollis. Journal of Child Neurology. https://doi.org/10.1177/0883073812469294