¿Cuáles son los tratamientos de la dismenorrea?

09 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Los tratamientos disponibles para la dismenorrea pueden ser caseros o médicos. Ambos cumplen funciones puntuales y es importante distinguirlos para saber en qué momento se aplica cada uno de ellos.
 

Existen varios tratamientos para la dismenorrea que se encuentran disponibles con y sin prescripción médica. Muchas mujeres aplican remedios caseros para el manejo de este trastorno y les resulta suficiente, mientras otras requieren una guía profesional.

La dismenorrea es, en términos básicos, un dolor asociado a la menstruación. Por ello, para algunas pacientes se vuelve una molestia repetitiva que altera la calidad de vida e interrumpe muchas actividades cotidianas.

¿Qué es la dismenorrea?

Como ya adelantamos, el término médico de «dismenorrea» hace referencia al dolor del abdomen bajo que se presenta en algunas mujeres durante la menstruación, o unos días antes de la misma. La intensidad es variable y se puede acompañar de otros síntomas.

Hay pacientes que cursan con náuseas y vómitos, mientras otras padecen cólicos intestinales en el abdomen más alto. No son infrecuentes los vértigos y mareos que obligan al reposo.

La causa no está clara. Se han mencionado factores de riesgo que tienen que ver con alteraciones hormonales, como los ciclos irregulares. También se han detectado aumentos en las cantidades de prostaglandinas sanguíneas de las mujeres con el trastorno.

El sobrepeso y el tabaquismo son otros factores asociados que condicionan la severidad del cuadro. No hay que olvidar la sensibilidad individual y la susceptibilidad de cada persona a la tolerancia del dolor, lo que puede convertir una simple molestia en un problema percibido como severo.

 
¿Qué es la dismenorrea?
La dismenorrea es el dolor que se presenta antes o durante el periodo menstrual. Se asocia a los cambios hormonales. 

Sigue leyendo: Influencia del estrés en el ciclo menstrual

Tratamientos caseros para la dismenorrea

Entre los tratamientos para la dismenorrea tenemos las versiones hogareñas o caseras de los mismos. En realidad, estos son los más aplicados, de manera empírica, por las mujeres que padecen los dolores.

Para muchas, no es necesario añadir medicamentos o consultar, ya que se acostumbran a la presencia del trastorno, una vez por mes, y saben con qué lo calman. Por supuesto, si hubiese signos agregados que denoten peligro, hay que consultar con un profesional.

Calor local

Una modalidad casera de tratamiento es el calor local sobre el abdomen bajo y la pelvis. Esto puede lograrse con paños calientes o con almohadillas que vienen diseñadas en especial para transmitir energía calórica sin quemar.

Del mismo modo, un baño caliente es una opción para los días de la regla. De esta manera, el calor actúa como un vasodilatador general que mejora la circulación sanguínea y moviliza las prostaglandinas para que no se acumulen en la región uterina.

Relajación y ejercicio

Para algunas pacientes, un tratamiento útil de la dismenorrea es el yoga o técnicas de relajación similares. Ayudan a reducir el estrés y, con ello, aumentan la tolerancia al dolor en general.

 

Si la mujer es asidua practicante de deportes, los estudios científicos evidencian un factor protector frente a la mayoría de las alteraciones del ciclo. Es importante recalcar que el ejercicio debe ser asiduo y no solo limitado a los días del sangrado o las semanas previas.

Nutrición

No está claro cómo la dieta y la alimentación influyen en el alivio del dolor de la dismenorrea, pero se ha especulado con determinados nutrientes y su potencia reguladora. El grupo de vitaminas B, sobre todo la B1 y B6, parecen tener efecto protector.

También hay investigaciones que revelan el poder de los ácidos grasos omega-3 para disminuir la inflamación sistémica. Por extensión, esto beneficiaría los procesos de acumulación de líquidos y células en el aparato reproductor.

Por último, en este apartado nutricional, conviene mencionar que es útil reducir las sustancias tóxicas, como el alcohol, del mismo modo que conviene limitar la ingesta de cafeína. Esta última tiene un discutible efecto sobre la percepción del dolor, aunque se necesitarían más evidencias.

Descubre más: Mejores remedios naturales para tratar la dismenorrea

Tratamientos médicos para dismenorrea

Cuando una mujer consulta a un médico por dolores menstruales, se ponen en marcha una serie de métodos complementarios para descifrar las causas. Si las ecografías uterinas son negativas y los paneles hormonales también, se cataloga como dismenorrea idiopática y se indican tratamientos medicamentosos.

 

Entre los fármacos más prescritos para tratar este problema tenemos los mencionados a continuación.

Antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)

Los antiinflamatorios no esteroideos son en parte de venta libre, mientras que otros necesitan receta. Tienen potencias diversas como analgésicos, y hasta hubo formulaciones específicas para los dolores menstruales, como el ácido mefenámico.

El ibuprofeno es, en la actualidad, el más indicado. Las dosis de uso son las habituales, limitadas a los días de dolor. No hay evidencia de un uso preventivo antes de la fecha menstrual.

Medicamentos para la migraña
Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) son, a menudo, los que se indican en caso de dismenorrea. También se pueden sugerir antidepresivos o anticonceptivos orales. 07

Antidepresivos

Hay antidepresivos con poder analgésico, por vías alternativas a su acción principal. Se pueden recetar para otros trastornos dolorosos, como las neuralgias, por ejemplo. En el caso de las dismenorreas, si el perfil de la mujer se asocia a ansiedad o estrés, resulta de utilidad valorar estos medicamentos como opción de un plan general.

Anticonceptivos orales

Las hormonas de los anticonceptivos hormonales orales regularizan el ciclo menstrual en casi la totalidad de las mujeres que los consumen. Por ello, también se usan como tratamiento para las pacientes que no los consumen y sufren dismenorrea.

 

La elección de la marca y la combinación de hormonas se realiza entre el médico y la mujer, tras valorar los efectos adversos y la seguridad.

¿Cuándo consultar por dismenorrea?

Si tienes síntomas constantes de dolor menstrual, todos los meses, alrededor de los días del sangrado, deberías consultar con un médico. Más allá de que puedas obtener alivio con los remedios caseros, resulta fundamental realizar algunos métodos complementarios que descarten patologías más graves.

Dialoga con el profesional sobre las opciones disponibles. A veces, basta con un antiinflamatorio una vez al mes y el trastorno calma lo suficiente para continuar con la vida cotidiana. Otras veces serán necesarios tratamientos más largos para la dismenorrea, pero eso no debe asustarte, ya que los perfiles de seguridad de los fármacos son elevados.

 
  • Sandoval Paredes, José, et al. "Factores que condicionan la dismenorrea en adolescentes, según estrato socioeconómico." Revista Peruana de Ginecología y obstetricia 59.2 (2013): 95-100.
  • Torres González, July Vianneth. Efectos del consumo de cigarrillo en la presentación y severidad de la dismenorrea. Diss. Universidad del Rosario, 2014.
  • Grillo-Ardila, Carlos Fernando. "Seguridad y efectividad del ejercicio para el manejo de la dismenorrea primaria." Ginecología (2019).
  • Cedeño, Paola Katherine Muñoz, et al. "La dismenorrea como principal causante de periodos menstruales doloroso." RECIAMUC 3.3 (2019): 769-788.
  • Morgan-Ortíz, Fred, et al. "Dismenorrea: una revisión." Rev Med UAS; Vol 5.1 (2015).
  • Castro, Alvaro Monterrosa. "Dismenorrea primaria: visión actual." Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología 52.4 (2001).
  • Fernandez Luna, Andy Efrain. Prevención y manejo del sangrado uterino anormal en la mujer en etapa reproductiva. BS thesis. Machala: Universidad Técnica de Machala, 2020.
  • Paredes, Daniel Fernando Dick, et al. "Trastorno disfórico premenstrual." RECIAMUC 3.1 (2019): 199-217.
  • Jimenez, Ana Karina Díaz Chávez, et al. "Uso de anticonceptivos orales en la dismenorrea." RECIMUNDO 4.1 (Esp) (2020): 155-163.