¿Cuándo es el momento adecuado para consumir frutas?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 30 enero, 2019
Carolina Betancourth · 30 enero, 2019
Para aprovechar todos sus nutrientes y facilitar la digestión de otros alimentos, lo más adecuado es consumir la fruta en el desayuno o bien, entre comidas.

Siempre hemos hablado de la importancia de incluir frutas en la dieta. De esta forma, nuestra dieta es mucho más completa y nutritiva. Lo que quizás no esté tan claro, sin embargo, es cuándo comerlas. Se trata de un tema no menor cuando hablamos de alimentación. ¿Por qué? Te lo explicamos en este artículo. 

Puede que tengas una dieta rica en frutas y no estar beneficiándote, sin embargo, de sus nutrientes. Probablemente, se deba al momento en que las ingieres.

El momento adecuado para consumir frutas

No hay persona a la cual no le fascine o le guste una fruta. Por eso, siempre tendremos en nuestra dieta una fruta como mínimo. Llegadas a este punto, cabe preguntarse cuál es el momento más indicado para consumirlas.

Frutas cancer

Lo normal a la hora de consumir una fruta es hacerlo después de cada comida, por lo general como postre. Debemos saber, no obstante, que ese es el peor momento del día para consumirlas. De hacerlo así, perderíamos durante el proceso digestivo la mayoría de los nutrientes que nos brindan.

Esto ocurre porque en muchas ocasiones, las frutas se fermentan en el estómago y hacen que el proceso digestivo se torne más largo de lo normal. De ahí que a muchas personas, de hecho, eviten comerlas como postre. Siguiendo el hilo de lo anteriormente expuesto, concluiríamos que lo más recomendable es consumir la fruta entre comidas. Así, podríamos evitar el tránsito lento provocado por la fermentación.

Pero, cuidado: no a todas las horas que te sientas “vacío” es recomendable consumir frutas. Surge, entonces, otro interrogante: “¿Por qué?” Pues bien, las frutas contienen una sustancia llamada fructosa. El cuerpo la convierte en glucosa (es decir, en energía) y, si no la consumimos, la glucosa se acumula en forma de grasa.

De todo lo anterior, se deduce que lo mejor es comer la fruta en el desayuno, para arrancar el día llenos de energía. También podrías comerla a media mañana y como un buen tentempié por la tarde. Asegúrate de tener, por tanto, variedad de frutas siempre a mano.

Otras recomendaciones a la hora de consumir frutas

1. No mezcles frutas ácidas y dulces

Kiwis-Adelgazar

Los especialistas sugieren no mezclar cítricos con frutas dulces. Si deseas una buena digestión y un adecuado procesamiento de los azúcares, conviene no mezclar kiwi, fresas, frutos del bosque y piña, con manzana, pera, plátano, melocotón, uva, melón, sandía, mango, ciruela. Estos son solo algunos ejemplos de unas y otras.

2. Consume frutas entre comidas

De esta forma, evitarás que los azúcares de la fruta interfieran en la digestión de otros alimentos. Por eso, es bueno consumir las frutas como merienda.

3. Entre más variedad de frutas consumas, mejor

Naranja

Lejos de lo que algunos intentan hacer creer, no está prohibido el consumo de ninguna fruta. Lo único que hay que tener en cuenta es que no se deben combinar las frutas ácidas con las dulces, tal y como se explicó con anterioridad.

4. Incluye frutas en el desayuno

En cuestión de dieta saludable, el desayuno es el que manda. Esa comida del día es la base energética con la que afrontaremos el resto del día. De ahí que lo más adecuado para un “súper” desayuno es incluir frutas entre los alimentos que consumimos por las mañanas.

5. Varíalas

Papaya

Todos sabemos que los excesos son incompatibles con la salud. Para evitar caer en ellos, debemos alternar las frutas. Debemos tener en cuenta, además, que cada fruta aporta nutrientes diferentes. Esa es la razón que explica que se recomienda la variedad.

Ahora que sabes cuáles son los momentos del día más propicios para consumir frutas, planíficate. Una buena idea es comprar las de temporada. Suelen tener precios más bajos y estar ¡riquísimas! Apúntate a las múltiples opciones que la naturaleza pone sabiamente a nuestro alcance.

  • FAO. (2018). El desafío de la nutrición. Roma: WHO.
  • ____. (2018). Políticas y programas alimentarios para prevenir el sobrepeso y la obesidad. Roma: FAO/ OMS.
  • Vicente, A.R.; Manganaris, G.A.; Sozzi, G.O., and Crisosto, C.H. (2009). “Nutritional quality of fruits and vegetables”. En: Florkowski, W.J.; Shewfelt, R.L.; Brueckner, B.; Prussia, S.E. (eds.), Postharvest Handling: A Systems Approach. Amsterdam: Elsevier, pp. 57-106.