¿Cuándo es más saludable comer plátano, cuando está maduro o verde?

Según los beneficios que queramos obtener deberemos tomar el plátano verde o bien más pasado. Los plátanos maduros son 8 veces más efectivos a la hora de fortalecer el sistema inmunológico

Los plátanos son una de las frutas más consumidas en todo el mundo, pues además de tener un delicioso sabor, son muy económicos y saludables. Muchas personas los han eliminado de su dieta  por creer en la falsa leyenda urbana que dice que comerlos engorda. Sin embargo, se ha demostrado que, por el contrario, su consumo moderado les proporciona beneficios a las personas que desean tener una dieta equilibrada y con fines de adelgazamiento.

¿Cuáles son las propiedades de los plátanos?

Los plátanos son una fuente rica en hidratos de carbono, lo que los hace una de las mejores fuentes de energía vegetal para nuestro cuerpo. Su riqueza en azúcar se ve compensada por su bajo contenido de grasas y su alto contenido de fibras, que ayuda a regular la absorción de los azúcares.

Esta fruta se caracteriza por aportar sensación de saciedad y ser una fuente significativa de potasio. El potasio estimula la eliminación de líquidos retenidos en el organismo y también es esencial en el tratamiento de enfermedades como la hipertensión, la gota y enfermedades reumáticas.

Blanquear-nuestros-dientes-con-platano

Cada 100 gramos de plátano nos aportan 90 calorías, lo que los convierte en la fruta que más calorías contiene. Sin embargo, comerlos en porciones moderadas es ideal para aprovechar todos sus beneficios y mantener el peso equilibrado sin que su consumo sea un problema.

Su delicioso sabor dulce está acompañado de importantes vitaminas como la C, que ayuda a fortalecer el sistema inmune y la B-6, que es clave para que nuestro organismo cree nuevas células.

Los plátanos mejoran la circulación, previenen lo calambres musculares, son buenos para combatir la depresión, disminuyen los niveles de colesterol malo, son buenos para la piel y el cabello y también estimulan la digestión. Son muchas las razones para añadir plátanos con más frecuencia en nuestra dieta. Sin embargo, la duda que muchos tienen es ¿cuál es la forma más saludable de comerlos, verdes o maduros?

Elige plátanos verdes o maduros según tus necesidades

Platano verde

El punto de madurez ideal de los plátanos depende de los gustos de cada persona, pues hay quienes los prefieren cuando están todavía verdosos, así como hay quienes los disfrutan más cuando están completamente maduros. Pero más allá de los gustos, es importante saber que el valor nutricional de los plátanos cambia a medida que van madurando.

Todos sabemos que cuanto más maduros los plátanos, más dulces se ponen. Esto se debe a que las enzimas que contienen van convirtiendo el almidón, y a medida que la fruta madura, este almidón se va convirtiendo en mono y disacáridos como sacarosa, glucosa y fructosa (azúcares simples). Es precisamente cuando el almidón se convierte en azúcar simple que el plátano madura y es más fácil de digerir. Sin embargo, diversos estudios han encontrado que, al madurarse, los plátanos pierden parte de sus vitaminas y minerales.

Por otro lado, un reciente estudio encontró que cuando el plátano se madura también produce varios antioxidantes y propiedades anticancerígenas que pueden beneficiar de múltiples formas a nuestro organismo. Cuando el plátano está completamente amarillo y con manchas oscuras produce una sustancia llamada TNF (factor de necrosis tumoral), que tiene la capacidad de combatir las células malignas. El estudio pudo concluir que, cuanto más maduros los plátanos, más efectivos y beneficiosos son para luchar contra el cáncer. Así mismo, los investigadores también encontraron que los plátanos amarillos y bien maduros son 8 veces más efectivos en el fortalecimiento del sistema inmunológico, en comparación con cuando están verdes.

Por lo tanto, para la mayoría de personas es más conveniente consumir los plátanos cuando están completamente maduros, especialmente bien amarillos y con manchas en su cáscara. No obstante, las personas que sufren de diabetes, están en riesgo de sufrir esta enfermedad o, simplemente, quieren evitar un incremento rápido en sus niveles de azúcar, pueden incluir plátanos en su dieta, pero cuando aún estén verdosos.

 ¿Cuándo no es conveniente comer plátanos?

Los expertos recomiendan suprimir de la dieta los plátanos cuando se sufren problemas de insuficiencia hepática o insuficiencia renal. En estos casos es mejor consultar al médico antes de consumir cualquier porción de plátanos.

Para tener en cuenta…

  • Por su delicioso sabor los plátanos pueden incluirse en diferentes recetas. No obstante, lo mejor es consumirlos crudos para aprovechar al 100% todos sus beneficios.
  • Se debe evitar guardar los plátanos en el refrigerador ya que éste puede hacer que pierdan su sabor y muchas de sus propiedades.
  • Una vez pelados se deben consumir de inmediato, ya que se estropean fácilmente.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar