¿Cuándo es mejor terminar la relación? Descubre 6 señales

Daniela Echeverri Castro·
05 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
25 Febrero, 2019
Si a pesar de haberlo intentado, las discusiones se han vuelto habituales o el malestar en pareja es constante, tal vez sea el momento de detener esta situación. Pero ¿cuándo es mejor terminar la relación? Te contamos algunas claves.
 

En las ocasiones en que la experiencia en pareja deja de ser positiva, es posible llegar a preguntarse cuándo es mejor terminar la relación. ¿Existe algún momento más apropiado u oportuno para ello? Si es así, ¿cómo identificarlo?

La sensación de tener vacíos, las reiteradas discusiones y las dudas hacia el otro son algunos de los motivos para considerar esa decisión. No obstante, ante la duda, existen algunas señales que pueden servir como alertas. Las comentaremos a continuación.

6 señales que indican cuándo es mejor terminar la relación

Si el malestar junto a la pareja se vuelve una situación constante a pesar de haber hecho esfuerzos de todo tipo para abordar los problemas, tal vez sea el momento de abandonar.

Por supuesto, romper el vínculo es un paso difícil y puede causar mucho dolor a una o incluso a ambas partes. No obstante, querer “rescatar” algo que está perdido una y otra vez acaba produciendo un importante desgaste y al final la solución suele ser la misma: decir adiós.

Pero ¿en qué circunstancias ocurre esto? Las siguientes condiciones son algunas señales comunes.

1. Los comportamientos “tóxicos” son cada vez más frecuentes

Pareja discutiendo y reprochándose cosas.
 

Para saber si la relación es tóxica puede ser útil analizar cuáles son las conductas del otro o la manera que ambos tienen de tratarse.

¿Se ha perdido el respeto? ¿Los celos predominan? ¿Tratan de controlarse? Si las respuestas a estos interrogantes son afirmativas, quizás sea la ocasión para ponerle fin a estos comportamientos dañinos.

Aunque a veces lleguen a parecer inofensivos, para evitar consecuencias peores es necesario identificar a tiempo tales hábitos tóxicos.

Sigue leyendo: Diferencias entre amor sano y tóxico

2. Los sentimientos han cambiado

A pesar de que la intensidad de algunos sentimientos pueda disminuir al cabo de los años, la ilusión sigue siendo una condición fundamental para progresar en la relación.

Ahora bien, si la motivación y el anhelo por el otro han desaparecido, será complicado extrañarle, ser detallista o compartir experiencias que antes eran agradables. Entonces, llega el momento de hablar con claridad y exponer lo que ocurre, ya que seguir avanzando puede causarle más dolor a la persona enamorada.

3. La intimidad ha dejado de ser una prioridad

Discusión de pareja irse a la cama enfadados.

Dejar de sentir deseo hacia el otro es también una de las señales sobre la que merece la pena detenerse. En este caso se trata de observar si, lejos de tratarse de un hecho o una temporada puntual, los encuentros íntimos están ausentes en la convivencia de forma habitual.

 

Tanto el sexo como otras posibles muestras de cariño son formas de conectar con la pareja y mantener la complicidad y la unión. Si estos ingredientes faltan en la receta, acaso sea preciso tomar cartas en el asunto.

4. La pareja resta en vez de sumar: otra de las claves que indican cuándo es mejor terminar la relación

Entre las expectativas que se tienen en una relación sentimental figuran las del crecimiento y el apoyo mutuo. Pero si la persona con la que estamos pone obstáculos, tiene conductas celosas o cualquier otro comportamiento que impida avanzar, es probable que las posibilidades de desarrollo individual y conjunto se vean mermadas.

Salir de esa zona de confort llega a resultar un reto complejo y más cuando tomar tal resolución implica hacerle daño a alguien. Sin embargo, con la idea de estar mejor más adelante, ciertos cambios, como el de proponer la ruptura, en ocasiones son necesarios.

5. Las diferencias son irremediables

Discusiones de pareja.

Para proyectar la relación hacia el futuro es esencial que ambos tengan metas, sueños y valores similares. Si alguno de estos elementos varía o desde un principio difiere demasiado de los del otro miembro de la pareja, antes o después aparecerán los problemas.

 

En ocasiones estos detalles van cambiando y todo sigue funcionando porque ambos están de acuerdo. No obstante, si ninguno pone de su parte y, en definitiva, cada uno quiere un camino distinto, ¿para qué continuar juntos?

Tal vez te interese: 6 razones para apreciar las diferencias con tu pareja

6. La confianza está dañada

Tanto la infidelidad como el engaño son factores que ponen la relación en la cuerda floja. Aunque se opte por darle una oportunidad al otro, a menudo la sensación de desconfianza se convierte en una carga que impide prosperar.

Si bien hay casos en que estas dificultades se superan, la mayor parte de las veces se produce un daño ‘irreparable’ en el afectado. Por ello, si las peleas y las sospechas se acaban instalando en el día a día, puede que la alternativa más sana sea, entonces, separarse.

Ante las señales que avisan cuándo es mejor terminar la relación

Estas claves son indicios que nos avisan de que algo marcha “regular” en el amor con esa persona que tenemos al lado.

Prestar atención a estas condiciones, así como a cualquier otra de la misma índole, ayudará a tomar decisiones a tiempo.

Si a pesar de haberlo intentado de varias maneras, la desilusión, los celos, las discusiones, las mentiras o las faltas de respeto persisten, ¿para qué seguir apostando por ese malestar?