Qué hacer cuando estamos tristes

Yamila Papa Pintor · 8 diciembre, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 18 marzo, 2019
La tristeza puede llegar a afectar diferentes aspectos de nuestra vida. En este artículo te contaremos qué hacer en esos días en que la angustia te agobia.

Muchas veces no sabemos por qué estamos tristes y de qué manera cambiar nuestros sentimientos. La tristeza es una de las emociones más frecuentes en los seres humanos y se puede desencadenar por miles de motivos.

Consejos para dejar de estar tristes

No podemos esperar resultados mágicos o milagrosos de un minuto al otro, pero sí podemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para mejorar la situación. Si estamos tristes estos hábitos pueden ser de gran utilidad:

1. Desahógate

Desahogarse cuando estamos tristes

El hecho de llorar o expresar nuestros sentimientos está mal visto por buena parte de la sociedad, sin embargo, es lo que muchas veces necesitamos para sentirnos mejor.

Si no quieres hablar de ello con alguien, anota tus pensamientos, temores  y angustias en un cuaderno. En ocasiones esto nos permite tener un panorama más claro de nuestras emociones y nos ayuda a encontrar una solución.

No importa la sintaxis o el orden al escribir. Tampoco si hablas sobre diferentes temas al mismo tiempo. Deja fluir las emociones, la idea es que te puedas desahogar a través de lo plasmado en el papel.

Visita este artículo: 7 razones por las que llorar es bueno

2. Dale un descanso a la mente

Cuando estamos tristes no tenemos ganas de hacer nada que conlleve demasiada concentración ni esfuerzo. Por ello, nos es tan difícil hacer ejercicio, cumplir con nuestras obligaciones o ser eficaces en el trabajo.

Una buena manera de sentirnos mejor es disfrutar de una actividad placentera sin pensar en nada en particular.

Por ejemplo, puedes ver tu serie favorita o una película, o leer un buen libro, mientras disfrutas de una taza de té o de café. Incluso, ver vídeos divertidos puede servir para entretener la mente.

3. Ríe

Reír cuando estamos tristes

Aunque se trate de una sonrisa forzada. Reír mejora tu estado de ánimo porque se liberan endorfinas. Prueba hacerlo delante del espejo: primero esboza una sonrisa y después ríete a carcajadas de tus propias monerías.

Si no da resultado, recuerda la recomendación sobre ver vídeos o películas graciosas. Hasta puedes pedirle a un amigo o colega que te cuente chistes. ¡Cualquier cosa puede ayudar!

4. Pasea al perro

Esta actividad tiene muchas ventajas tanto para ti como para tu mascota. Cuando estamos tristes no queremos salir a la calle. Sin embargo, si tenemos perro deberemos sacarlo para que haga sus necesidades. Esta puede ser la excusa perfecta para tomar un poco de aire.

Sin darte cuenta estarás oxigenando tus pulmones y haciendo ejercicio, además, podrás despejar la mente al prestar atención a lo que sucede a tu alrededor: mirar para cruzar la calle, buscar un banco en el parque, etc.

5. Analiza todo lo bueno

Analiza todo lo bueno

La tristeza suele surgir algo negativo que se expande hasta afectarnos en diferentes aspectos de la vida. ¡No le brindes esa oportunidad!

Cuando estamos tristes vemos todo de color negro o gris, como si tuviésemos una nube negra encima de nuestras cabezas. ¿Cómo nos libramos de este sentimiento?

Una buena manera es pensar en cosas lindas. A tu alrededor encontrarás decenas de situaciones, personas y objetos que te harán sentir agradecido y afortunado.

Piensa en los buenos recuerdos, en los viajes realizados, en tus amistades y seres queridos, en la comida que cada día disfrutas, en los logros personales…

Cada día haz el esfuerzo de encontrar algo nuevo por lo que sonreír y ser feliz. Puede ser muy pequeño, como conseguir asiento en el metro cuando regresas a casa, o enorme, como conocer al amor de tu vida.

6. Ordena

Para que tu mente pueda pensar con claridad necesita orden en lo que ve. Por eso, si tu habitación, la sala o el escritorio están repletos de cosas es muy difícil sentirse bien. Además, esta tarea puede servir para despejarte.

Lee también: 7 razones por las que ordenar la casa puede mejorar tu nivel de vida

7. Baila y canta

Baila y canta

Ocurrirá lo mismo que cuando esbozas una sonrisa “mecánica”, el cuerpo cambiará rotundamente si escuchas música movida.

Pon la radio o una selección de música en Internet mientras realizas tus actividades cotidianas. No hay nada más divertido que limpiar tu casa oyendo canciones divertidas.

Si eso aún no te da resultado puedes probar cantar a viva voz frente al espejo. Utiliza el cepillo de cabello, una botella de agua o un bolígrafo como micrófono. Te divertirás mucho y dejarás la tristeza sola en un rincón.

8. Come una fruta

O un trozo pequeño de chocolate. La comida puede ser el aliciente perfecto cuando estamos tristes. Pero ten cuidado con lo que eliges.

En momentos de angustia seguramente tendrás ganas de tomar algo grasoso o azucarado; recapacita y trata de elegir algo más saludable: una fruta, un puñado de frutos secos, un panecillo tostado con jamón. Gracias a estos alimentos el cerebro liberará serotonina.