¿Cuándo es mejor cepillarse los dientes?

Yamila Papa 8 abril, 2016
Si bien todos coincidimos en que antes de dormir hay que lavarse los dientes, existen opiniones divididas en cuanto a si el mejor momento es justo después de cenar o no

Sabemos que el cepillado de los dientes es muy importante para barrer con los restos de comida y las bacterias. Además sirve para eliminar el mal aliento y evitar enfermedades.

Sin embargo tenemos la duda de cuándo es mejor cepillarse los dientes debido a que algunos odontólogos nos dicen una cosa y otros algo totalmente diferente.

Frecuencia del cepillado

Cómo debemos cepillarnos los dientes

La higiene dental es muy importante para lograr unos dientes sanos y, sobre todo, fuertes.

Para que esta limpieza sea correcta es preciso cumplir con una rutina de cepillado y enjuague varias veces al día. Además, es necesario ir al dentista para que realice una limpieza profunda (profesional) una vez al año.

Si tenemos alguna duda en relación a cómo cepillarnos los dientes, de qué forma usar el cepillo y con qué frecuencia hacer la limpieza bucal, un odontólogo nos dará las respuestas que necesitamos.

Además nos puede explicar sobre la mejor técnica para cepillar y quitar los restos de comida.

En cuanto a la frecuencia, el dentista indicará que es necesario lavarse los dientes entre 2 y 3 veces al día y que el cepillado nocturno es más importante que el diurno.

¿Por qué? Primero, porque hemos acumulado la comida de varias ingestas y, segundo, porque mientras dormimos producimos menos saliva.

La falta de este líquido se traduce en una boca menos limpia y más vulnerable a la acción de las bacterias que producen placa, sensibilidad en las encías, caries o mal aliento.

Es vital ser constante en relación a la higiene dental y no olvidarse ningún cepillado. Aunque estemos muy cansados por la noche o muy apresurados por la mañana, esos 3 minutos de limpieza pueden significar que los dientes y muelas estén más sanos y fuertes.

Ver también: ¿Quieres tener los dientes más saludables? ¡Apunta estos consejos!

El accionar de las bacterias bucales

Cepillarse de forma incorrecta

En nuestra boca viven unos 600 tipos diferentes de bacterias. Algunas de ellas son benéficas y sirven para mantener la salud, otras provocan enfermedades (entre ellas la gingivitis, la periodontitis y las tan conocidas caries).

Una de las más dañinas es el Streptoccocus Muttans que se nutre de los alimentos que ingerimos, entre ellos:

  • Hidratos de carbono
  • Sacarosa
  • Glucosa
  • Fructosa
  • Galactosa
  • Almodón
  • Maltosa

Las bacterias continuamente intentan “aferrarse” a nuestros dientes y, para evitarlo, tenemos que cepillarnos, sí o sí, tanto las piezas dentales como la lengua. De esta manera estamos ayudando a la saliva.

A su vez es preciso saber que estos micoorganismos producen ácidos todo el día, sobre todo mientras estamos comiendo.

Incluso después del cepillado, si pudiéramos ver con un microscopio, nos daríamos cuenta de que hay muchas bacterias acumuladas entre los dientes y las encías.

Es necesario que mantengamos a raya el crecimiento bacteriano evitando que se encuentren en un medio adecuado para desarrollarse. El cepillado nocturno es la principal acción con la que contamos para prevenir enfermedades.

Por otra parte, si nos acostamos sin lavarnos los dientes, al otro día el aliento será insoportable. ¿Por qué? Porque los alimentos que hemos comido por la noche se descompondrán en la boca y si a eso le sumamos la menor secreción de saliva…

La consecuencia es la halitosis (en el caso de que solo se deba a falta de higiene bucal y no a un problema gástrico).

Te recomendamos leer: Remedios naturales para desinfectar tu lengua de manera natural

¿Después de cenar o antes de dormir?

Después de cenar o antes de dormir

Para muchos este momento es el mismo ya que apenas terminan de comer se van a acostar. Además de que esto es un error en el plano digestivo (se necesitan al menos dos horas para que el estómago digiera los alimentos) también lo es en relación a la limpieza o salud bucal.

Algunos tienen la costumbre de cepillarse los dientes apenas termina de comer y otros esperan a acostarse. Como curre con todo, existen opiniones encontradas.

La primera indica que no es bueno cepillarse inmediatamente después de cenar y otra que es la mejor opción.

Aquellos que afirman que no es adecuado realizar el cepillado después de comer dicen que esto se debe a que mientras ingerimos alimentos el pH de la boca desciende considerablemente. Es preciso que pase un tiempo para que vuelva a su nivel normal.

El ácido desmineraliza los dientes y genera problemas de sensibilidad al dejar expuesta la dentina. Se pone en riesgo a todas las piezas dentales al estar en contacto con el ácido de los alimentos y este puede ir dañándolas.

Por otra parte están los que confirman lo contrario: el cepillado después de cenar es mejor que el de antes de acostarse debido a que el dentífrico aporta fluoruro. Este elemento fortalece la dentadura.

Igualmente esta opción también tiene una excepción y es, justamente, cuando se comen cosas ácidas.

Dientes

En ese caso, afirman, habrá que esperar media hora aproximadamente o bien hacer enjuagues con agua (o también beber un vaso de agua) para que luego sea más fácil la tarea.

A su vez, se ha descubierto que apenas terminamos de comer se produce en la boca un proceso llamado autoclisis, que limpia naturalmente los labios, la lengua y los tejidos blandos.

Si esperamos entonces ese tiempo “prudencial” para cepillarnos los dientes aprovecharemos por un lado el equilibrio del pH y, por el otro, la higiene natural.

Y, como si fuera poco, dejamos que el estómago digiera bien la comida.

 

Te puede gustar