¿Cuándo no debemos tomar Ibuprofeno?

18 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
Sabemos que no debemos tomar ibuprofeno conjuntamente con algunos anticoagulantes como la aspirina. Tampoco debemos hacerlo durante el embarazo. Te contamos en este artículo cuáles son los usos no recomendados de este medicamento.

El ibuprofeno es uno de los medicamentos más utilizados en el mundo. En concreto es el sexto o séptimo más vendido. Sin embargo la mayoría no sabemos cuándo no debemos tomar ibuprofeno y lo compramos cada vez que nos duele algo, sin tener en cuenta los efectos adversos o las situaciones para las que está contraindicado.

El ibuprofeno es un antiinflamatorio de uso común que se suele usar de forma abusiva para tratar dolencias frecuentes como los dolores de cabeza, los dolores asociados a la menstruación o los dolores de muelas. La automedicación con este tipo de fármacos es algo bastante común.

Aunque ahora mismo se necesita una prescripción médica para poder obtener el ibuprofeno de 600 miligramos, todavía se puede obtener el de 400 miligramos en las farmacias por venta libre. Por esta razón es fundamental estar informados sobre los efectos adversos y sobre aquellas situaciones en las que es peligroso tomar este medicamento.

El ibuprofeno está incluido en la lista de medicamento indispensables que creó la Organización Mundial de la Salud. Esta lista recoge una serie de medicamentos básicos que no deben faltar en cualquier sistema de salud.

A continuación mencionaremos algunas de las situaciones en las que está contraindicado el uso del ibuprofeno. No obstante son más, por lo que debes leerte el prospecto de este medicamento y consultar con tu médico si es aconsejable su uso o no.

Enfermedades cardiovasculares

Arterioesclerosis

Las enfermedades cardiovasculares son las enfermedades más frecuentes en la población de los países desarrollados y son la primera causa de mortalidad en el mundo. Es decir que cada año mueren más personas por alguna de estas enfermedades que por cualquier otra causa.

El ibuprofeno, al igual que otros medicamentos que pertenecen a la familia de los antiinflamatorios no esteroideos, aumentan en más de un 40 % las probabilidades de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. Esto puede llevar a un problema cardíaco grave como un infarto.

No obstante, no significa que no puedas tomarte un ibuprofeno en un momento puntual o por una causa justificada. Lo que no se puede es abusar de él en dolores  mínimos. El riesgo de sufrir estas enfermedades aumenta cuando las dosis de ibuprofeno superan los 2400 miligramos al día.

No debemos tomar ibuprofeno junto a medicamentos anticoagulantes

Según los estudios realizados no debemos tomar ibuprofeno conjuntamente con algunos anticoagulantes como lo es la conocida aspirina. La razón de ello es que el ibuprofeno pueden alterar el efecto antiplaquetario de la aspirina al bloquear la capacidad de este medicamento de alcanzar su lugar de acción.

De este modo, el ibuprofeno puede no solo empeorar cualquier tendencia al desarrollo de gastritis, sino también limitar el efecto cardioprotector de la aspirina.

Lee también: Recomendaciones para personas con tratamiento anticoagulante

Durante el embarazo no debemos tomar ibuprofeno

El embarazo es una de las causas del prolapso genital femenino.

El periodo de embarazo es un momento crítico tanto para la madre como para el bebé, por lo que los cuidados se deben mejorar. Al igual que ocurre con otros medicamentos, si necesitas tomar un ibuprofeno te recomendamos que primero lo consultes con tu médico. El ibuprofeno es un medicamento que es perjudicial para el bebé, sobre todo durante el primer y segundo trimestre de embarazo.

Entre algunos de los efectos que pueden ocurrir se encuentran un aumento de las probabilidades de sufrir déficit de atención e hiperactividad. Por ello no es aconsejable el uso de este fármaco durante la gestación.

Alcohol y deporte

 

No debemos tomar ibuprofeno si vamos a beber alcohol o hacer deporte. En el primer caso, aunque a bajas dosis no tiene por qué pasar nada, a dosis más altas puede ser causa de daños hepáticos y de úlceras estomacales.

En el caso de que se vaya a practicar deporte, las dosis altas de ibuprofeno pueden dañar a los riñones.

Descubre: ¿El deporte mejora nuestra vida psicológica?

A pesar de ser un medicamento seguro, se abusa mucho de su uso y en numerosas ocasiones se utiliza sin causa justificada. Hay situaciones específicas en las que está contraindicado su uso por falta de información.

Te recomendamos que leas siempre el prospecto del medicamento. También te animamos a que consultes tanto con el médico como con el farmacéutico/a cualquier duda que tengas al respecto.

  • Espallargas Vargas, I., & Rodríguez De La Serna, A. (2004). Ibuprofeno. DOLOR. https://doi.org/10.2165/00128415-201214270-00079
  • Aranguren Ruiz I, Elizondo Rivas G, A. A. A. (2016). Consideraciones de seguridad de los AINE. Boletín de Información Farmacoterapéutica de Navarra.
  • Martínez, L. G., Acevedo, A. O., Medina, A. I. L., Collazo, J. Á., & Álvarez, J. L. (2010). Acciones cardiovasculares del ibuprofeno. Revista Cubana de Investigaciones Biomedicas.