¿Cuántas horas debemos dormir?

El número de horas de sueño varía en función de cada persona. En ocasiones es necesaria una siesta durante el día si no se ha descansado bien durante la noche.

Todos sabemos bien que los niños recién nacidos deben dormir muchas horas diarias. Nosotros, los adultos, respetamos ese tiempo que ellos tienen que descansar.

Sin embargo, muy a menudo no somos conscientes de que también requerimos de unas horas adecuadas para conseguir un buen descanso y así lograr que nuestro organismo funcione correctamente.

¿Cuántas horas hay que dormir para tener un buen descanso?

Las horas que se deben dormir dependen especialmente de las características de cada persona y de su edad.

Todos sabemos que el sueño reparador que tenemos durante las noches nos ayuda a restaurar nuestro cuerpo física y mentalmente.

Es la razón por la que es importante ser muy constantes y cumplidos con los horarios que dedicamos al descanso.

Ahora bien, según las edades, debemos tener unas horas especificas de descanso todas las noches:

  • Los bebés tienen que dormir por lo menos catorce o quince horas diarias.
  • Los niños entre uno y tres años deben dormir de doce a catorce horas.
  • Los que están en edad escolar deben dormir de diez a once horas.
  • Los adultos necesitan entre siete y nueve horas de sueño diarias.
  • Los adultos mayores no pueden conciliar un sueño tranquilo y se despiertan varias veces en la noche, por lo tanto necesitan de una siesta durante el día para reparar algo el sueño atrasado.

Las horas de sueño son sagradas

Es necesario dormir las horas requeridas todos los días. De ninguna manera se puede dormir bien un día sí y otro no: estaremos rindiendo mucho menos en nuestras actividades diarias por no haber descansado lo suficiente.

Además, hay posibilidades de que esto provoque episodios de estrés, lo cual puede afectar gravemente nuestra salud.

El sueño reparador debe ser continuo y de buena calidad. No es lo mismo dormir la cantidad de horas recomendadas de manera prolongada sin sobresaltos, que estar despertando a cada rato durante esas ocho horas.

El descanso de mala calidad puede producir, como lo mencionamos anteriormente, estrés, ansiedad y depresión.

Lo más importante es tomar la decisión correcta de descansar con calidad, las horas requeridas para poder rendir lo necesario y para tener una mejor calidad de vida.

Además, debemos pensar en los efectos que esto puede provocar en el futuro.

Debes tener presente que si no descansas las horas suficientes puede ser muy peligroso para tu salud. Quizás no lo notes muy pronto, pero llegará el día que te veas afectado por alguna consecuencia de la falta de descanso adecuado.

Si tu trabajo requiere que pases las horas de la noche en vela, procura descansar durante el día para compensar esas importantes horas de sueño.

  • F. Ferre Navarrete, Y. Vilches Aguirre. Diasnóstico y tratamiento del insomnio. Medicine (Spain). 2012
  • Fundación Iberomaericana de Seguridad y Salud Ocupacional. Dormir bien para un mejor rendimiento en el trabajo. Dormir bien para un mejor trabajo mejora el rendimiento. 2012.
  • E. País. Dormir bien para vivir más y mejor. León, Purificación El. 2015