¿Cuántas posturas del Kamasutra existen?

Claudia Pamela Forestello 27 agosto, 2018
Las posturas del Kamasutra han ido variando y aumentando con el tiempo. Descubre las posiciones originales y las más conocidas de este libro sobre el arte de hacer el amor

Las posturas del Kamasutra son, desde hace un tiempo, las que actúan como base para los actos sexuales. Muchos hablan del famoso libro, pero en realidad son pocos los que realmente conocen su contenido.

El libro original considera al sexo y las relaciones amorosas como un verdadero arte que hay que cultivar. Y así se manifiesta en sus 36 capítulos, siempre haciendo énfasis en el placer del hombre y de la mujer.

¿Cuántas son las posturas básicas para hacer el amor según el Kamasutra?

Según este libro hay 8 maneras básicas y 8 posiciones con las cuales pueden cruzarse para conformar una variante. Por lo tanto, se puede afirmar que el Kamasutra tiene un total de 64 posiciones sexuales.

Generalmente, se confunde el capítulo sobre el arte de hacer el amor, con el libro. Sin embargo, este es solo un capítulo del mismo. El resto del libro trata temas como:

  • Sexo en general y su lugar en la vida del hombre y de la mujer
  • La elección de una esposa y lo relacionado a la misma
  • Las esposas de los demás
  • Las cortesanas
  • La atracción de otras personas

Con el tiempo hubo diferentes versiones y adaptaciones del libro original, y las posiciones fueron creciendo en cantidad. Aunque la base es siempre la misma, solo se trata de variantes nuevas para anexar.

Lee también: Juegos preliminares para que el sexo sea una aventura

Las posiciones sexuales más conocidas del Kamasutra

1. El perrito

La posición del perrito es adorada por muchos, ya que disfrutan de su lugar de dominante mientras brindan placer extremo. La mujer se coloca en cuatro y el  hombre arrodillado detrás, la penetra.

El instinto animal de las personas se pone en juego con la satisfacción de una de sus fantasías sexuales. La ausencia de contacto visual, les permite relajar y evocar todo tipo de gestos faciales sin vergüenzas.

2. El misionero

Quizá la más clásica de las posturas sexuales nunca pierde vigencia y es elegida por todos en algún momento. Ya sea la primera vez o luego de cientos de encuentros, el misionero nunca falta.

Es romántica, cómoda y genera una unión de cuerpo entero que permite caricias y besos durante el coito. Con esta postura, hasta los más inseguros pierden el miedo y se atreven al placer.

3. Flor de loto

Descubre la posición flor de loto

Una preferida entre los más pasionales amantes que se estremecen con cada palpitación del compañero. El hombre se sienta con las piernas flexionadas hacia los lados, uniendo los pies. Ella, encima de su pene lo rodea con sus piernas y comienza a balancear.

Los besos y las miradas profundas son el complemento ideal para una noche de amor inolvidable. No hay hombre que no desee una repetición, ni mujer que olvide el orgasmo vivido.

4. La cucharita

Tierna, amorosa, contenedora y apta para todo tipo de relación. Dos personas mirando el mismo horizonte, en posición casi fetal y bien unidos. Quien está detrás inicia el coito y utiliza sus manos para contener o estimular otras zonas erógenas.

Es muy aconsejable para una reconciliación o para que aquellas personas más tímidas, que aún no se atreven a mucho. Es además, una de las más dulces y motivantes para el sexo mañanero.

5. El 69

El sexo oral también está presente entre las posturas del Kamasutra con su reconocido 69. Una posición que busca el equilibrio justo para ambos. Por tal motivo, al mismo tiempo los enamorados dan y reciben placer.

Armonía en las figuras y desenfreno en las sensaciones. La temperatura se eleva rápidamente y el clímax puede lograrse así o simplemente usarlo como un juego preliminar. Cada pareja decide en el momento, de acuerdo al deseo.

Ver también: Samantha Jones y sus 5 lecciones sobre el sexo

Los besos tienen tanta importancia como las posturas del Kamasutra

Conoce los besos que le gustan a tu pareja.

El autor y todos los que siguieron y ampliaron su obra, otorgan a los besos un lugar privilegiado en el sexo. Son quizá, el primero enlace que marca la piel existente entre las personas. Un beso pone en juego tacto, olfato y gusto en un solo segundo.

Aprender a besar y reconocer qué beso realizar en cada situación puede cambiar una historia de amor. Directo, romántico, francés o con mordiscos están entre los más populares. Sin embargo, son muchos más los que se pueden realizar según la ocasión y lo que se pretenda lograr.

A la hora de hablar de sexo o pensar en salir de la rutina, muchos piensan en las posturas del Kamasutra, pero pocos se atreven a expresarlo. Es importante tomar confianza con la pareja e indagar juntos. Los libros sobre sexo o las películas pornográficas, ayudan a mejorar la conexión y el sexo con calidad.

Te puede gustar