¿Cada cuánto debo cambiar mi toalla durante el período?

Lorena González 19 marzo, 2018
Cada mujer debe elegir el tipo de toalla o compresa que más se adapte a sus necesidades en cada momento del período y cambiarla cada cuatro horas, como máximo

El cuidado de nuestra zona íntima es sumamente importante. Más aún cuando llegamos a la etapa de nuestras vidas en que el cuerpo presenta cambios hormonales y fisiológicos.

Por este motivo, si estás empezando la etapa de desarrollo y la menstruación, debes leer este post. Es importante que sepas los cuidados que debes brindarle a tu cuerpo, en especial a tu zona íntima.

Esta es una etapa en la que debes aprender cuál es el tipo de toalla o compresa indicada para ti según las necesidades de tu cuerpo.

Asimismo, también es fundamental conocer cada cuánto tiempo se debe cambiar la toalla durante la regla.

¿Cuánto dura el período?

Compresas y tampones

La duración de período depende del organismo de cada mujer.

  • Mientras que en algunas puede ser de dos o de tres días, otras pueden presentar un período más largo que puede durar hasta 8 días.
  • Al igual que la duración, el flujo y la cantidad de sangre van a depender de cada organismo. Lo estimado es que se pierdan unos 40 mililitros de sangre cada mes.

Ver también: 5 remedios caseros que te ayudan a controlar el exceso de flujo vaginal

Diferentes tipos de compresas

Existen diferentes tipos de compresas o toallas femeninas especialmente diseñadas para las necesidades de cada mujer. Podrás encontrar:

  • Toallas femeninas con o sin alas.
  • Compresas de flujo abundante especialmente diseñadas para utilizar por las noches.
  • Otras de flujo normal para utilizar durante el día.
  • De algodón, para las mujeres con piel sensible, y sintética para quien las desee.
  • También existen compresas o toallas con diversos perfumes, o sin ellos.
  • Además, para cuando ya está terminando tu período, existen las llamadas medias protectores, que son pequeñas y discretas para que no se manche tu ropa interior con los restos de flujo que van quedando.

Primero debes seleccionar las toallas femeninas ideales para la cantidad de flujo que tengas, para que no ocurran accidentes y requieras más toallas durante el día.

¿Cada cuánto debo cambiar la compresa durante el período?

Los tampones y productos de higiene femenina estarían contaminados con glifosato

No importa si tu flujo es poco, moderado o abundante: las toallas femeninas deben cambiarse aproximadamente cada cuatro horas, como máximo.

Es necesario que tengas en cuenta que, aunque la toalla parezca estar limpia o seca, la sangre que va eliminando tu cuerpo va siendo encapsulada gracias al diseño de la toalla.

Al acumularse, de igual manera se van reproduciendo los microorganismos que pueden causar infecciones y dañar la salud.

Por supuesto que, si tu flujo es abundante, el cambio de toalla femenina debe ser en un período de tiempo más corto (por lo menos, cada dos horas). De esta forma evitarás accidentes y te mantendrás seca en todo momento.

También debes ser consciente de que con la acumulación de sangre en tu toalla sanitaria se va a ir desprendiendo un olor a sangre que es normal.

Debes estar alerta de que el olor no sea desagradable, al punto de ser insoportable y putrefacto, ya que esto puede ser indicativo de algún problema.

  • Un olor de estas características estaría indicando que existe un crecimiento acelerado de bacterias y de microorganismos.
  • Estos, debido al calor y la humedad que se dan con la toalla, se desarrollan rápidamente y pueden causar infecciones.

Visita este artículo: Tipos de infecciones vaginales y sus causas

Higiene íntima con el período

Cómo afecta el período menstrual al estado de ánimo

No importa si tu flujo sanguíneo durante el período es  abundante, moderado o escaso. Se recomienda lavar tu zona íntima cada vez que realices el cambio de toalla femenina, secando bien el área antes de ponerte la otra compresa o toalla íntima.

La toalla femenina que te quitas debe ser desechada de una manera adecuada. Después que retires la toalla la debes plegar de manera que no se vea el interior de la misma, luego colócala en el empaque de la nueva toalla femenina que colocaste en tu ropa interior.

Es muy importante que sepas que la toalla femenina no debe desecharse en el retrete, ya que esta no se desintegra y causaría obstrucción del mismo.

Además, contaminaría el ambiente. Por eso es que debes colocar en tu baño un cesto especial para que deseches las toallas durante tu período y que luego tires a la basura.

Recuerda siempre que el cuidado de tu cuerpo y, en especial, el de tu zona íntima es realmente importante.

Si te percatas de cualquier cambio al que no estés acostumbrada, especialmente si está relacionado con tu menstruación, de inmediato acude a un especialista que pueda informarte de si es normal o no.

Te puede gustar