¿Cuánto tiempo tarda en curarse la gripe?

Si no formamos parte delos grupos de riesgo, lo normal es que la gripe se cure en un período de siete a diez días, durante los cuales deberemos guardar reposo

De fácil contagio, la gripe es una de las afecciones más comunes. Se presenta mayormente en otoño e invierno, pues el virus sobrevive a las bajas temperaturas.

Puede extenderse con rapidez en áreas cerradas, donde hay menos conexión con el aire puro. Pero ¿cuánto tarda en curarse la gripe?

Por lo general, la gripe dura entre cuatro y diez días a partir del contagio. Se transmite a través del beso, la tos, el estornudo u otras formas de contacto con la saliva del afectado.

No obstante, la permanencia e intensidad de la enfermedad depende de varios factores, empezando por las características de la cepa del virus.

La edad, el estado de salud y las condiciones del sistema inmunitario inciden en el avance o no de la patología.

Los fármacos no detienen ni hacen desaparecer al virus: solo alivian los síntomas. Por ello no hay que automedicarse (entre otras cosas, porque el virus podría ser más resistente en futuras apariciones).

¿Resfriado o gripe?

cilantro gripe

Lo primero es diferenciar el resfriado de la gripe. Aunque ambas infecciones generan molestias semejantes, el resfriado tiene su origen en poco más de 200 virus distintos.

Se mantiene el mismo tiempo que la gripe e igualmente debe tratarse, pero sus consecuencias son pasajeras.

La gripe es causada por tres tipos de virus de la familia Orthomyxoviridae:

  • El A, que es capaz de generar una epidemia general y prolongada, que puede aquejar tanto a humanos como a animales.
  • El B, que desata pestes locales o regionales.
  • Y el C, que deriva en un padecimiento leve.

En los dos diagnósticos, los organismos de salud recomiendan guardar reposo. Los individuos con resfriado o gripe deben abstenerse de acudir a clases o al trabajo durante los primeros días.

No hay que salir a la calle en estas condiciones porque se expone la salud individual y colectiva.

Un dato que debemos tener en cuenta es que la dispersión de la gripe y el posible contagio se inicia 24 horas antes de la aparición de la sintomatología; y termina cinco o siete días después.

Hay que recordar que no todos los que permanecen en contacto con el virus se infectan:

  • Los sectores sociales más vulnerables serán siempre los adultos mayores y los bebés.
  • Se suman las embarazadas y quienes padezcan trastornos respiratorios o del sistema inmunitario.

Principales síntomas de la gripe

Mujer enferma de gripe

La gripe aqueja principalmente las vías respiratorias, causando congestión nasal, irritación de la garganta e inflamación de los pulmones.

Al no permitir una fluida respiración, aparecen molestias como fatiga y cansancio. En ocasiones produce fuertes dolores musculares, migrañas y fiebre.

Curarse la gripe es más sencillo para los adultos que para los niños o ancianos. Y si bien el virus no se erradica, la mayor parte de sus síntomas pueden ser prevenidos.

Para alejar la gripe se recomienda:

  • Seguir un estilo de vida saludable
  • Lavarse constantemente las manos
  • Cubrirse la boca y nariz al toser o estornudar.

Si a pesar de esto se contrae el virus, se pueden usar medicamentos prescritos por especialistas o remedios naturales.

¿Cómo curarse la gripe?

Cómo alimentarnos cuando estamos resfriados

El virus se incuba en el organismo y tarda dos o tres días en manifestarse.

¿Qué hacer entonces para curarse la gripe? Si la temperatura corporal supera los 39 ºC y persiste durante más de tres días, hay que acudir al médico. Será él quien prescriba el tratamiento más conveniente.

  • Suelen prescribirse antibióticos para prevenir complicaciones, aunque estos no ejercen función alguna sobre el virus. Asimismo, se recetan analgésicos y antivirales para reducir las dolencias asociadas.
  • Si el virus ataca levemente, puede combatirse de forma natural. El cuerpo regresará a su estado ideal con reposo físico, tomando abundante agua, frutas y jugos ricos en vitamina C.

En el caso de existir tos, se puede recurrir a la ingesta de jarabes comerciales de libre venta o caseros.

No se debe descuidar la fiebre. La gripe no atendida puede generar severos daños a la salud, ya que debilita el organismo, exponiéndolo a infecciones respiratorias y otros factores de riesgo.

En países como España, es causante de decenas de muertes cada año.

Vacunas contra la gripe

Efectos de la gripe e inmunidad

Antes, durante y después del cuadro viral, las sugerencias son las mismas: descanso, hidratación y alimentación saludable.

En un cuerpo sano, esta enfermedad no supone un riesgo mayor. Para evitar complicaciones y proteger a las poblaciones débiles, existe la vacuna contra la gripe.

La vacuna es más aconsejable en las embarazadas y las personas mayores de seis meses que sufran insuficiencias respiratorias. De igual modo, deben inmunizarse contra la gripe quienes padecen afecciones cardíacas, diabetes y patologías oncológicas o hematológicas.

También deben vacunarse aquellos individuos con alto índice de obesidad, así como para enfermos hepáticos crónicos o con antecedentes de accidentes cerebrovasculares.

La vacuna contra la gripe debe ser renovada cada año, para protegerse de nuevas cepas.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar