¿Cuántos años tiene tu piel? Aprende a «rejuvenecerla»

Valeria Sabater · 10 diciembre, 2019
Aunque nuestra genética influye en la forma de envejecer, nuestros hábitos de vida y los cuidados que le prestemos a nuestra piel son los que van a determinar su apariencia

Nuestra piel es como una esponja que absorbe todo lo que llega de su entorno exterior y, también, desde el interior. Sin embargo, hay determinados factores que van a marcar claramente su aspecto, su salud y el modo en que vamos a envejecer.

Según los expertos, a partir de los 35 años nuestra piel va a empezar a experimentar cambios. Empezamos a madurar según el patrón genético de nuestras madres, especialmente en la zona de los ojos. Es a partir de esta edad cuando, poco a poco, nuestras células van perdiendo su capacidad para regenerarse, y este proceso viene pautado por una base genética.

De hecho, hoy en día se le puede atribuir a la genética el 25% del proceso de envejecimiento, según diferentes estudios. La genética influye, y hasta el 75 % restante depende directamente de nuestros hábitos de vida. Por lo tanto, la edad que represente tu piel es fruto, en parte, de tus hábitos de vida y de cómo te cuidas. Por ello, hay que seguir una rutina diaria de cuidados para tu piel.

Lee también: Los mejores consejos para evitar el brillo en la cara

 

edad de la piel

¿Cuántos años aparenta mi piel?

No vamos a pasarte un test para darte la edad exacta que aparenta tu piel, pero te invitamos a que tú misma/o puedas sacar tus propias conclusiones mediante estos sencillos indicadores. Léelos y medita las respuestas con objetividad. Estamos seguros de que te van a servir de ayuda para tener una imagen más o menos clara del estado de tu piel:

1. ¿Cómo han ido envejeciendo tus familiares?

  • Aparentan la edad que tienen.
  • Han envejecido bastante bien. De hecho, aparentan menos edad de la que tienen.
  • Su piel está bastante arrugada, con manchitas y con líneas de expresión muy marcadas.

2. ¿Has cambiado de peso en muchas ocasiones a lo largo de tu vida?

  • Sí, en la adolescencia empecé a subir de peso. Luego he pasado por varias épocas en las que he adelgazado y he vuelto a engordar.
  • No, la verdad es que siempre me he mantenido en un peso más o menos igual.

 

Edad de la ìel

3. ¿Cómo es tu estilo de vida?

  • Bastante sedentario.
  • Procuro llevar una vida activa, salgo a andar todos los días y hago deporte.
  • Hago algo de deporte de vez en cuando.

4. ¿Cómo es tu relación con el sol?

  • Nunca lo tomo. Procuro evitarlo en verano y cuando salgo de casa siempre llevo protector en mi base de maquillaje.
  • Me encanta tomar el sol. En verano me pongo muy moreno y, en invierno, suelo tomar alguna sesión de rayos UVA.
  • Mi relación con el sol es normal, lo tomo en verano durante algunas horas y me pongo la protección habitual.

5. ¿Cómo te cuidas habitualmente?

  • Me lavo muy a menudo el rostro, me hidrato, me exfolio, utilizo cremas con vitamina C y con retinol.
  • Utilizo cada día una crema hidratante.
  • Me pongo una crema antiarrugas por las noches.
  • No me suelo aplicar ninguna crema.

6. ¿Con cuáles de estas costumbres o características te identificas más?

  • Soy fumador.
  • Padezco insomnio y duermo muy poco.
  • Me acuesto bastante tarde.
  • Me gusta la comida industrial, las bollerías… No me va mucho comer verduras.

También te puede interesar: 3 tipos de piel que necesitan mayores cuidados frente al sol

Por lo general, las personas con familiares que aparentan más edad de la que tienen, que han cambiado a menudo de peso, que han tomado mucho el sol y que siguen hábitos de vida incorrectos, suelen aparentar más edad.

No obstante, vale la pena tomar medidas y seguir unas pautas más saludables para cuidar mejor de tu piel. Te explicamos cómo.

Aprende a cuidar mejor tu piel

Lavar el rostro

Evita tomar el sol, ya sabes que es un enemigo para nuestra piel. En verano recuerda evitar las horas centrales del mediodía y usar un protector adecuado para tu piel. Además, utiliza una base de maquillaje donde se incluya un protector solar.

Limpia cada día tu piel y utiliza una crema con vitamina C para el contorno de los ojos. Para el resto del rostro emplea una crema con retinol. También, debes utilizar un exfoliante una vez por semana o cada 15 días y beber mucha agua a lo largo del día, al menos litro y medio.

Incluye en tu dieta frutas y verduras frescas, y evita las comidas altas en grasas y con sal. Procura mantener tu peso estable y recuerda dormir entre 6 y 8 horas diarias. El insomnio, e incluso acostarnos muy tarde, afectan a nuestra piel.

  • Rodríguez García, R., Hechavarría Miyares, J. H., & Azze Pavón, M. D. L. Á. (2001). Cáncer de piel y ocupación. Revista Cubana de Medicina.

  • Roca, P. (2014). Arrugas. In Arrugas.

  • Gac, H. (2000). Algunos cambios asociados al envejecimiento. Boletin Escuela de Medicina.