Cuatro consejos para perder peso

Para perder peso es muy importante estar concienciados y motivados. Evita el alcohol y el tabaco, practica deporte y apóyate en la meditación y la relajación para combatir la ansiedad

El tema del peso es hoy en día dominante en nuestra sociedad, por distintas razones. Una, es el culto a una imagen de delgadez, a veces extrema, que es causa de sufrimiento para muchas personas, quienes hacen lo que sea para parecerse a ese estereotipo, en el fondo buscando aprobación y admiración. Pero más allá de la estética, existe una razón más sustancial para querer estar delgados, y es la salud.

No es ningún secreto que el sobrepeso y la obesidad son causas de dolencias como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Este furor por la pérdida de peso mueve una lucrativa industria que anuncia todo tipo de dietas “maravillosas” que parecen funcionar al principio, para luego constatar con frustración que se ha recuperado el peso original o incluso que se ha incrementado.

Por eso, vale la pena seguir un plan asumido conscientemente que produzca resultados a largo plazo y beneficie nuestra salud, en vez de seguir ansiosamente la última dieta de moda sin ton ni son. A continuación, te ofrecemos una guía para ayudarte a obtener los resultados que quieres de manera óptima.

Primero, lo primero: estar claros

Antes de empezar la dieta, planifica y hazte preguntas como: ¿Cuánto peso quiero perder? ¿En cuánto tiempo? ¿Para qué? ¿Hago la dieta desde un espacio de autocuidado o de autocastigo?

Sé respetuoso y amable contigo mismo y ponte un plazo y una meta razonables que no te sometan a una tortura, ni que perjudiquen tu salud.

Proponte un régimen que sepas que puedes cumplir, planteándote objetivos a corto y largo plazo, por ejemplo semanales y mensuales. Lo ideal sería consultar con un especialista en nutrición que controle tu salud durante el proceso y que te ayude a planificarlo.

Evita las tentaciones

Existe una resistencia al cambio que fácilmente nos lleva a adoptar nuestros antiguos hábitos poco saludables. Por eso, deshazte de la comida chatarra y de todas las bombas calóricas que te puedan hacer flaquear en tu propósito. Evita ir a lugares donde venden esas cosas que te gustan y que sabes que no debes comer.

Ten paciencia

Los cambios no se van a ver de la noche a la mañana, así que no te desanimes ni te desesperes… Si te sientes frustrado, respira profundo, visualiza cómo te quieres ver y ten confianza en que lo vas a lograr.

Busca una red de apoyo

Rodéate de aliados que te ayuden a lograr tu objetivo. Coméntales a tus familiares, amigos o compañeros de trabajo que estás a dieta, diles por qué esto es importante para ti y pídeles que colaboren contigo a no exponerte a ciertas tentaciones, como invitaciones a lugares donde hay comidas “prohibidas”, y que ellos eviten comer esos bocadillos delante de ti.

Otra forma de mantenerte motivado para perder peso es hacer la dieta con una o más personas con las que te lleves bien, para así poder intercambiar ideas, expectativas y frustraciones, lo cual hace al proceso más divertido y ¡hasta terapéutico!

Recuerda que, si bien la dieta es importante, es sólo uno de los pilares de la salud y el bienestar, así que aquí tienes algunos otros consejos para perder peso: utiliza valiosos recursos a tu favor, como el ejercicio físico, la eliminación de hábitos como el tabaco y el consumo excesivo de alcohol, así como la meditación y la relajación para calmar la ansiedad, los cuales potenciarán los resultados de tu dieta y además ¡te harán sentir increíblemente bien!

Categorías: Buenos hábitosPerder peso Etiquetas:
Te puede gustar