¿Qué es el cuerpo calloso del cerebro?

El cuerpo calloso es la parte del cerebro que actúa como vía de comunicación entre los dos hemisferios cerebrales. Su finalidad es que ambas regiones trabajen de forma conjunta y complementaria.

El cuerpo calloso del cerebro es la estructura que se encarga de conectar los hemisferios derecho e izquierdo. Es el haz fibras nerviosas más extenso de todo el cerebro humano y su función principal es garantizar el buen funcionamiento cerebral en todos los aspectos.

Está formando por axones neuronales que resultan principalmente de las células de las pirámides de las capas II y III de la corteza cerebral. Se ubica en la línea media del cerebro, justo en la fisura interhemisférica; además, en gran parte está tapado por la corteza.

Aunque muchos ignoran su existencia, es una región fundamental para la inteligencia humana, pues interviene en la capacidad para almacenar y procesar información. También trabaja en la asignación de tareas a cualquiera de los hemisferios sobre la base de su programación.

¿Cómo está formado? ¿Qué otras funciones desempeña? A continuación repasamos sus características anatómicas y otros aspectos que ayudan a entender por qué es tan relevante.

Anatomía del cuerpo calloso del cerebro

El cuerpo calloso del cerebro tiene forma de hoja y diferentes partes que conectan entre sí áreas diferenciadas del cerebro. Conforma una zona cuadrilátera y está tendido de manera trasversal de un hemisferio a otro.

Es una estructura que reúne las dos mitades del cerebro mediante la conexión de puntos no simétricos de la corteza. Su extremo posterior es voluminoso y corresponde a la parte denominada rodete. El extremo inferior se dobla hacia abajo y se conoce como rodilla.

Termina a través de un extremo afilado llamado pico, que se encuentra conectado con el quiasma óptico. Por otra parte, su longitud de cara es de 7 u 8 cm. La anchura del cuerpo en la cara superior es de 2 cm, mientras que la cara inferior tiene 4 cm.

Lee también: La influencia del amor en el cerebro

Partes del cuerpo calloso del cerebro

Aunque se considera al cuerpo calloso del cerebro como una estructura única, desde el punto de vista anatómico se ha dividido en varias porciones. Para entender cómo funcionan, veamos en detalle sus particularidades.

Pico o rostrum

Se encuentra situado en la parte frontal inferior del cuerpo calloso del cerebro y nace de la lámina terminal. Es la parte más anterior de esta estructura y se encuentra enlazado con el quiasma óptico. Este último es una región donde se entrecruzan las fibras axónicas de los nervios ópticos.

Rodilla o genu

Es la región más delgada y presenta una curva hacia el interior del cerebro, dirigiéndose hacia los lóbulos frontales. Sus fibras conectan las cortezas prefrontales de ambos hemisferios para que sus informaciones se integren.

Está formando por las fibras reflejadas que se continúan hacia abajo mediante la porción afilada del cuerpo. En su cara inferior hay dos tractos blanquecinos que se conocen como pedúnculos.

Cuerpo

El cuerpo o tronco corresponde a la cara superior de esta estructura cerebral. Por su parte transversal tiene una forma plana o ligeramente cóncava, mientras que la parte posterior es convexa. En su línea media se conecta con el séptum lúcidum y por detrás contacta con las fibras transversales del trígono.

Además, es una de las porciones más importantes de todo el cuerpo calloso del cerebro, ya que conecta regiones del cerebro como el tálamo, hipocampo y otras zonas del sistema límbico.

Rodete o esplenio

La parte más posterior de esta estructura cerebral es una zona redondeada que se conoce como rodete o esplenio. Está conectada con el lóbulo occipital para formar el fórceps mayor y también se asocia con el ventrículo lateral hasta el punto de formar una de sus paredes inferiores.

Ver también: 6 hábitos cotidianos que afectan la salud de tu cerebro

¿Cuáles son las funciones del cuerpo calloso del cerebro?

La función más importante del cuerpo calloso del cerebro es ser una vía de comunicación entre un hemisferio y otro. De hecho, sin esta región cerebral la conexión entre ambas partes sería imposible.

mujer con gran idea

Aunque las funciones del hemisferio derecho difieren de la del izquierdo, no impide que puedan actuar de manera conjunta. Sin embargo, para que esto sea posible, se deben conectar mediante esta estructura. Así, al facilitar el funcionamiento del sistema nervioso como un mecanismo único permite la ejecución precisa de los procesos humanos.

En este sentido, resulta clave para el procesamiento de la información y el aprendizaje. Por eso, se dice que es un componente imprescindible para la inteligencia humana. En el caso de los niños, participa en su proceso de laterización.

Por otro lado, también se ha relacionado con el movimiento ocular. Al parecer, el cuerpo calloso recopila la información sobre los músculos del ojo y la retina. Luego, la envía a las regiones cerebrales donde se procesan estos movimientos.

En conclusión, el cuerpo calloso del cerebro es una región fundamental para cualquier proceso cerebral. En consecuencia, cualquier lesión o malformación del mismo puede provocar alteraciones físicas y dificultades cognitivas.

Te puede gustar