Cuida de ti mismo para cambiar tu vida - Mejor con Salud

Cuida de ti mismo para cambiar tu vida

¿Cuántas veces nos preocupamos por los demás (hijos, pareja, padres, amigos) y no pensamos en nosotros mismos? ¿Estás dejando de preocuparte por lo que realmente te importa? En el siguiente artículo podrás conocer algunos tips más que interesantes. ¡Cuida de ti mismo para cambiar tu vida a partir de hoy!

Cuidarse a uno mismo: la salud en primer lugar

Llegas a tu casa después de un día ajetreado en el trabajo, no tienes ganas de ponerte a preparar la cena y entonces, llamas al delivery. Esta escena se repite varias veces en la semana. Entonces, no es extraño después que te sientas mal, pesado, con dolor de cabeza, cansado. La salud es el pilar fundamental de nuestra vida, más importante que cualquier otra cosa. Por ello, es vital cuidarla. ¿Cómo? Llevando a cabo los siguientes consejos:

Consume más frutas y verduras

Si no estás acostumbrado, puedes ir añadiendo de a poco a tu dieta los vegetales. Para el postre, opta por frutas de estación. Son los alimentos más saludables que existen, te aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales y proteínas. Te sentirás más que bien y no hace falta cocinar demasiado si no te gusta: una deliciosa ensalada y estarás haciéndote un gran favor.

Deja los fritos y grasas

El típico fast food que comes en el almuerzo o en la cena se convierte en grasa alrededor de tu abdomen y sobre todo en tus venas. La comida chatarra no es buena para la salud en ningún sentido, sobre todo si la consumes bastante seguido. Trata de ir eliminando de a poco las grasas saturadas, los snacks muy salados, los embutidos, las golosinas y los alimentos procesados.

Deja de fumar o de beber alcohol

El cigarrillo es uno de los peores vicios o adicción que se puede tener, tiene muchas consecuencias negativas para el organismo. Provoca cáncer de pulmón, insuficiencia renal, problemas cardíacos, entre otros. Por otro lado, el alcohol es bueno sólo si se consume de manera equilibrada, es decir, no más de una copa por comida. El alcoholismo causa enfermedades hepáticas como la cirrosis.

fumar

Bebe mucha agua

La medida, seguro ya lo sabrás, es de dos litros de agua por día. Aunque también es verdad que en ciertos momentos del año, como ser en verano, necesitamos hidratarnos más. Por ello, no dudes en beber tres litros. Lo mismo cuando hagas deporte. Y recuerda que además de agua puedes consumir infusiones y zumos naturales de fruta.

Duerme más

Si tenemos sueño, no podemos funcionar correctamente, nos faltan fuerzas y energías. Algunas personas necesitan dormir más tiempo que otras por lo cual, debes determinar por ti mismo cuántas son las horas que te ayudan a estar más despierto. Recuerda que el cuerpo necesita de cierta rutina, así que trata de dormirte y despertarte a la misma hora todos los días, incluyendo el fin de semana.

Haz ejercicio

Este es el último de los tips para poder cuidar de tu salud que te ayudarán a cambiar tu día a día. Tal vez no te guste demasiado ir al gimnasio y levantar pesas, pero ten en cuentan que existen miles de opciones para poner en movimiento tu esqueleto. Camina por el parque, baila, anda en bicicleta, haz step o natación. Las alternativas son infinitas. Seguro encontrarás aquello que te encante.

Ejercicio-matinal

Cuidarse a uno mismo: ¿y la mente?

Además de cuidar de nuestro organismo para sentirnos plenos y felices, es bueno que cambiemos ciertos hábitos que nos ayuden a mejorar en el plano emocional y mental. Algunos tips interesantes:

Pasa tiempo con las personas que te hacen bien

Esto tal vez pueda sonar un tanto extraño, pero la verdad es que no todas las personas que nos rodean son buenas para nosotros. Rodéate de aquellos con los que realmente te lo pasas de maravilla, que te aprecian, quieren lo mejor para ti, puedes hablar sin problemas, te hacen sentir más vivo y te aceptan tal como eres.

Encara tus problemas

Esconderse cuando aparecen los obstáculos en el camino o bien “plantar bandera blanca” sin siquiera haberlo intentado no es para nada bueno. Los problemas no son los que deben definirte, sino tu reacción ante ellos. Entra en acción, da pequeños pasos en la dirección correcta.

Feliz.y.alegre
Sé honesto contigo mismo

Además de serlo con los demás, necesitas serlo con tu yo interior. Te ayudará a conocerte mejor, a saber donde estás parado y cómo continuar. Tómate un tiempo cada día para darte cuenta de lo que te ocurre. Aprovecha cuando estés solo, relájate y responde a ciertas preguntas como por ejemplo, ¿qué siento? ¿qué me ocurre? ¿cómo puedo cambiar? Tendrás una mejor comprensión de lo que te ocurre y cómo actuar.

Sé feliz

Puede parecer una utopía, pero no lo es en lo absoluto. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo que te alegrara, sólo a ti y no a los demás? Aprovecha los pequeños placeres de la vida, desde tomar un helado a caminar descalzo en el césped, jugar con un niño o quedarte todo el domingo en pijamas en casa mirando la lluvia por la ventana. Busca esos detalles que hacen a la vida tan maravillosa. No necesitas gastar nada de dinero.

Sé tu mismo

Ser genuino hoy en día es un acto de rebeldía y revolución. No trates de ser alguien que no eres, te darás cuenta de qué sencillo es todo así. No tener que fingir ante los demás, quererte y respetarte tal como eres, reconociendo tus habilidades y haciendo lo posible por cambiar tus errores. Sé sincero y que no te importe el qué dirán.

Vive el presente

Si estás muy enfocado en lo que ha pasado ayer o con ansias de lo que pueda ocurrir en el futuro, te estarás olvidando de lo más importante, es decir, el presente, que como su nombre lo indica, es un regalo que no podemos desaprovechar en lo absoluto. Aprende a estar aquí y ahora, aprecia la belleza de cada mañana sin pensar en el anochecer, disfruta del lunes sin tener la mente puesta en el viernes.

Felicidad