¡Cuidado con las garrapatas! Conoce la enfermedad de Lyme y sus riesgos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 7 febrero, 2019
Daniela Castro · 16 julio, 2015
Aunque los casos más graves de la enfermedad de Lyme se han dado en el noreste y medio-oeste de Estado Unidos, también puede existir el riesgo en otros continentes

La enfermedad de Lyme es una enfermedad infecciosa causada por un germen llamado espiroqueta. Se encuentra principalmente en las  Ixodes scapularis, conocida como “garrapata de patas negras”.

En verano muchas personas aprovechan el buen clima para disfrutar al aire libre ya sea en un paseo de campo, días de camping o cenas en el césped que son ideales para compartir con amigos y familia.

Pero a pesar de que esos planes son muy buenos par aprovechar el tiempo con los seres queridos, también suponen un riesgo de contagio de la enfermedad de Lyme, que es un tipo de infección transmitida por garrapatas.

Las autoridades de salud vienen advirtiendo desde hace algunos años los riesgos que representan las garrapatas para la salud humana. Por esta razón es muy importante informarse al respecto y hacer todo lo posible para reducir el riesgo de contagio.

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme es una enfermedad infecciosa causada por un germen llamado espiroqueta. Al ser portadoras de esta bacteria, las garrapatas representan un riesgo para la salud humana y de los animales.

Esto se debe a que una de sus picaduras puede propagar la enfermedad y derivar una serie de síntomas que afectan la calidad de vida.

Lee también: Tratamientos naturales para picaduras de insectos

Síntomas

Uno de los primeros signos de la enfermedad de Lyme es un sarpullido en la piel. Suele aparecer entre 3 y 30 días después de la picadura de la garrapata.

Por lo general, el sarpullido empieza en el lugar de la picadura de la garrapata. En la zona de la picadura se produce un enrojecimiento que poco a poco puede crecer y extenderse por toda la piel.

Otros síntomas que pueden aparecer como consecuencia de esta enfermedad son:

  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Dolores articulares y musculares.

Aunque se da en muy pocos casos, la enfermedad en su primera etapa puede propagarse al corazón y al sistema nervioso.

Si algo así ocurre, la persona también puede experimentar otros síntomas como:

  • Latidos lentos o irregulares.
  • Parálisis facial de Bell.
  • Entumecimiento en los brazos y en las piernas.
  • Hinchazón de las membranas que rodean el cerebro.

¿Qué ocurre cuando la enfermedad de Lyme avanza?

Cuando se ignoran los primeros síntomas de la enfermedad de Lyme y no se le da un tratamiento oportuno, la bacteria puede extenderse por otras partes del cuerpo. Con el paso de los días, los síntomas irán empeorando.

Enfermedad de lyme

En una etapa más avanzada, la persona con este problema de salud puede empezar a sufrir artritis y problemas en el sistema nervioso. En el caso de la artritis, afecta casi siempre a la rodilla y rara vez implica el daño de más articulaciones.

Es poco frecuente que la enfermedad llegue a avanzar a otras etapas. Sin embargo, cuando así ocurre, también pueden experimentarse los siguientes síntomas:

  • Problemas para concentrarse.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Cambios en los hábitos del sueño.
  • Pérdida de la memoria.
  • Debilidad muscular.

También te puede interesar: 7 ejercicios de mano para aliviar dolor de la artritis

¿Quiénes puede sufrir de enfermedad de Lyme?

Las personas que pasan mucho tiempo al aire libre, en especial donde hay animales, tienen un riesgo mayor de sufrir la enfermedad de Lyme. Esto es debido a están en áreas donde es muy probable que haya garrapatas.

Por lo general, las garrapatas prefieren la parte superior de los pastizales y arbustos bajos, con el fin de que las personas o animales rocen aquella parte.

Lyme

A menudo, las garrapatas trepan a través de la ropa antes de adherirse a la piel. Además, una vez se adhieren, es difícil detectarlas, ya que no suelen provocar molestias y pasan casi siempre desapercibidas.

No todas las garrapatas son transmisoras de la enfermedad, pero cualquiera puede representar un riesgo para la salud. Por esto es muy importante combatirlas y tratar de mantenerlas lo más alejadas posible.

¿Cuál es el tratamiento para la enfermedad de Lyme?

Al diagnosticar la enfermedad de Lyme, se procede a iniciar un tratamiento con antibióticos que dura de 14 a 30 días.

Cuando aún no ha avanzado a una segunda etapa, el germen se combate muy bien con el tratamiento y es muy posible que los síntomas desaparezcan en poco tiempo. Si este problema de salud avanza a otras etapas, el tratamiento con antibióticos continuará.

  • Cortés-vecino, J. A. (2011). Garrapatas : estado actual y perspectivas. In XX congreso latinoamericano de parasitologia.
  • Cortes, J. A. (2010). Cambios en la distribucion y abundancia de las garrapatas y su relacion con el calentamiento global.(Report). Revista Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Márquez-jiménez, F. J., Hidalgo-pontiveros, A., Contreras-chova, F., Vectores, G., & Rickettsia, B. (2005). Las garrapatas ( Acarina : Ixodida ) como transmisores y reservorios de microorganismos patógenos en España. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. https://doi.org/10.1157/13071613