Cuidado de las plantas en el hogar

Carolina Betancourth · 14 julio, 2014
Tan perjudicial como no regar las plantas es hacerlo en exceso. Deberemos hacerlo de forma regular, preferiblemente con un espray o regadera para que alcance tanto a las hojas como a las raíces

Las plantas pueden ser una buena manera de decorar el hogar, estas le pueden dar una sensación de armonía e incluso le puede brindar buenas energías al espacio. Ahora, no es lo mismo conservar una planta en el interior a  la casa que en el exterior, por esto debes saber los cuidados necesarios para que se mantengan bellas y en buen estado. En definitiva, se trata de una tarea muy sencilla y económica, que simplemente necesita de tu dedicación y protección. A continuación te daremos algunos tips importantes para el cuidado de las plantas en el interior del hogar.

A la hora de elegir las plantas

No todos los hogares son iguales, en algunos sitios hace mucho calor o frío, algunos son grandes, otros pequeños, con mucha luz o poca luz, entra mucho aire o poco, si tienes mucho tiempo para su cuidado o mantienes muy ocupada, entre otros. Por ello es importante tener en cuenta todos estos factores a la hora de elegir la planta que quieres tener en tu casa.

Así que primero, entérate bien sobre las plantas que pueden ir bien en interiores y las que son especiales para exteriores, por ejemplo: las flores son muy recomendadas para decorar el hogar por sus colores cálidos y de una a otra manera elegantes. Las sencillas son las más bonitas, como las rosas, las margaritas, las estrellas de velen, los girasoles, etc.

A la hora de ser plantadas

Riega minuciosamente las plantas, cuando veas que la tierra está totalmente seca vuelve y derrama un poco de agua. Si vas a trasplantar la planta de una maceta a otra debes tener bastante cuidado, ya que muchas veces las plantas son puestas en un recipiente más pequeño o más grande del que realmente necesita.

La tierra que debes escoger tiene que ser una especial  para plantas de interiores, no puedes tenerla en una tierra de jardín ya que esta es muy gruesa y puede impedir que las plantas respiren adecuadamente.

A la hora de regar

regar planta

Esta actividad es vital para que las plantas crezcan y se mantengan con vitalidad, aunque puede ser una acción básica, necesitas tener algunas cosas en cuenta, por ejemplo: no le riegues agua en exceso, hazlo regularmente. Preferiblemente con un rociador para que tanto las hojas como las raíces puedan ser regadas.

La hora más importante para regar una planta es en la mañana, ya que el clima está fresco y el agua no se va a evaporar tan rápido como cuando hay mucho calor.

También debes cuidar que el agua no esté ni caliente ni muy fría, puedes hervir el agua y dejarla un día en reposo para que esta se ponga en temperatura ambiente, esto va hacer que se elimine el cloro del agua y que a la hora de regar las plantas estas no tomen un color negro en el borde de las hojas.

Para abonar la tierra

abono

Hay dos tipos de abonos: los orgánicos y los fertilizantes naturales. Puedes crear tu propio abono con algunos desechos de cocina, como lo es la cascara de huevo, de las verduras, y demás.

Para limpiar las plantas

Es común que las plantas se llenen de polvo, y que se ensucien sus hojas por esta misma razón, pero la limpieza es muy sencilla. Utiliza un paño húmedo y pásalo por las hojas.

A la hora de aplicar insecticidas

Tu planta debe estar protegida de hongos e insectos para que se mantenga en buen estado y pueda crecer o conservarse sanamente. Puedes realizar algunos insecticidas caseros, por ejemplo con ajo, tritura 4 dientes y  deja reposar en un litro de agua por una semana. Aplícale a la planta con un rociador o si ya la planta está afectado hazlo especialmente en aquellos logares que presentan evidencia de daño, esto va a servir para combatir ácaros, hongos y chiches.

* Nota: Si por más cuidados que le des a tu planta, encuentras algunas hojas dañadas irreparablemente es mejor que la cortes de tu planta para que no infecten a las demás.

Su posición en el hogar

Se recomienda que las plantas se pongan en algún sitio donde le lleguen los rayos UV para nutrirlas y acelerar su crecimiento, ubica las plantas muy cerca de una ventana para que le llegue el sol. Debes cuidar que no le lleguen estos rayos directamente a la planta, simplemente colócala en un lugar que de la luz.

Recuerda…

Esperamos que te hayan servido estos sencillos consejos para el cuidado de una planta en el hogar. Tener esta en la casa es como si tuvieras una mascota, la cual debes consentir, nutrir y cuidar para que crezca y tome una apariencia bella y así armonice aún mejor tu casa. ¡Un abrazo!