¡Cuidado! Estos 7 alimentos no deben ser recalentados

Katherine Flórez 10 agosto, 2015
La mejor forma de comer vegetales es en su estado crudo. Si los cocinas, recuerda no recalentarlos después para no correr riesgos innecesarios

Recalentar los alimentos es un buen hábito para contribuir a reducir el desperdicio de comida que, a nivel mundial, se da por toneladas diarias.  

Es muy triste que, mientras en muchos países la comida se tira en grandes cantidades a la basura, en otros las personas mueran de hambre.

Por esto, desde hace algunos años se viene promoviendo la reutilización de sobras de alimentos, bien sea con la preparación de nuevas  recetas o con el recalentamiento.

En el caso del calentamiento de alimentos es muy importante saber que no en todos los casos se debe optar por esta alternativa, ya que hay algunas comidas que pueden resultar tóxicas cuando se someten a altas temperaturas.

Sabiendo que muchas personas aún desconocen cuáles son esos alimentos, hoy hemos decidido compartir el listado donde se detalla el por qué pueden ser perjudiciales.

Espinacas

Espinaca

La mejor forma de comer espinacas son frescas y, preferiblemente, en su forma cruda. Existen varias recetas, como los batidos, las ensaladas y las cremas, que permiten aprovecharlas sin tener que calentarlas.

Cuando sometemos este vegetal a un proceso de calentamiento o recalentamiento su contenido de nitratos se convierte en nitritos y esto puede ser dañino para la salud.

Lee también: 12 beneficios que te aportan las espinacas

 

Apio

Por lo general, el apio se utiliza de formas similares a las de la espinaca, pero también se suele añadir a sopas o cremas calientes. En estos últimos casos, lo mejor es consumirlo recién preparado y evitar dejar sobras para un posterior recalentamiento.

Como el vegetal anterior, el apio también contiene nitratos que al ser recalentados pueden ser perjudiciales para la salud.

Los nitritos son un componente asociado con el desarrollo de diferentes tipos de cánceres, aunque cabe aclarar que solo podrían llegar a dichos extremos cuando se consumen en exceso.

En todo caso, la mejor manera de aprovechar al 100% las propiedades de este ingrediente es en su forma cruda.

Huevos

Huevo

Por ser un alimento pequeño y fácil de preparar son muy pocos los casos en los que nos quedan sobras para recalentar.

Por otro lado, para muchos no es una buena opción hacerlo ya que, cuando pierden su frescura, cambian de olor, sabor y textura.

En todo caso, no se recomienda, porque al ser sometidos a altas temperaturas en el proceso de recalentado pueden liberar unos compuestos tóxicos para el cuerpo.

Remolacha

Durante años este ingrediente ha sido valorado en la medicina alternativa por su alto contenido de nutrientes esenciales y compuestos antioxidantes.

Sin embargo, también tiene una mínima cantidad de nitratos que, aunque son inofensivos, lo mejor es no someterlos a altas temperaturas para evitar riesgos.

Lo que más recomienda los expertos en nutrición y salud es aprovechar esta hortaliza mediante la preparación de zumos, batidos o ensaladas.

Papas

Papa

Contiene nutrientes y propiedades que son muy buenas para la salud, siempre y cuando su consumo sea moderado. Al ser altas en carbohidratos, su consumo excesivo puede traer problemas con el peso.

Pero, si dejamos eso a un lado, es importante saber que, al recalentarlas, suelen perder gran parte de su valor nutricional. Además, también se altera su sabor y puede llegar a liberar compuestos que no le caen bien al organismo.

La buena noticia es que hay formas deliciosas y sencillas de reutilizar las papas cocidas incluso cuando tienen varios días, ¿Qué te parece un puré de papas?

Champiñones

Los champiñones y otras variedades de hongos comestibles no se deben recalentar por ningún motivo porque pueden derivar en trastornos digestivos e incluso en problemas del corazón.

Este tipo de alimentos tiene propiedades interesantes para la salud, pero la mejor forma de aprovecharlas es mediante su consumo fresco.

La mejor forma de evitar su desperdicio es tratar de preparar solo la cantidad necesaria o comerlos fríos en horas posteriores a su preparación.

Visita este artículo: Los champiñones, excelentes depuradores de tu sangre

Pollo

Pollo

Por su alto contenido de proteínas saludables este alimento es muy recomendado para todo tipo de dieta balanceada.

El problema que ocurre con su recalentamiento es que al perder su frescura y enfriarse en el refrigerador, su composición de proteínas cambia y puede provocar problemas digestivos.

Como en el caso anterior, se recomienda solo preparar la cantidad que sea precisa para la comida; sin embargo, en caso de que queden restos, se puede calentar posteriormente, pero asegurándose de utilizar una temperatura baja.

 

Te puede gustar