El cuidado íntimo femenino

17 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El cuidado íntimo femenino es muy importante para la mujer. Diferentes productos existen para ayudar a esta higiene íntima, aunque no todas las sustancias son recomendables siempre.

El cuidado íntimo femenino comprende una amplia variedad de productos que van más allá de las sustancias destinadas a la higiene. Por su morfología y funcionalidad, la zona genital externa de la mujer necesita de cuidados específicos.

La piel de la zona genital está más irrigada, más inervada y es más permeable. Esto hace que sea más reactiva frente a agentes irritantes que el resto de la piel del cuerpo.

Higiene para el cuidado íntimo femenino

Para mantener la mucosa vulvovaginal limpia es suficiente lavarse con agua o con jabón suave y agua, preferentemente dos veces al día. Además de limpiar, es conveniente que mantengas la zona seca. Al tratarse de una región poco ventilada, el contacto con la orina, el sudor, el flujo vaginal y la menstruación, elevan la susceptibilidad a sufrir infecciones.

En los días de menstruación es cuando debes extremar la higiene. Se recomiendan utilizar productos suaves y que respeten el pH de la zona. Sin embargo, no debes lavar la vagina internamente, ya que tiene su propio mecanismo de limpieza natural y puedes alterarlo.

Cada día se libera una cantidad determinada de  flujo vaginal. El  flujo, en condiciones normales, es blanquecino, con tendencia a amarillear cuando se seca. Debería ser algo viscoso y su olor no desagradable.

Jabones íntimos

Debes saber que no todos los jabones íntimos sirven para todas las mujeres. Cuando se trata de niñas y mujeres durante la menopausia, se necesita un producto de pH básico, por encima del valor 7, lo cual puedes corroborar en los etiquetados de los productos.

Sin embargo, en mujeres en edad fértil, es aconsejable uno de pH ácido, entre 3,5 y 4,5. Los jabones íntimos, aunque tengan diferente pH, tienen en común su suave formulación, puesto que incluyen componentes con propiedades calmantes. Además, los jabones destinados a contrarrestar la sequedad vaginal incorporan ingredientes activos con propiedades hidratantes.

salud de la mujer

También te puede interesar: La importancia de mantener la higiene vaginal en verano

Sequedad vaginal

Hay dos elementos naturales que contribuyen a tener una buena salud vaginal: la flora y la mucosa. En condiciones normales, la pared de la vagina produce un lubricante natural que ayuda a mantener la zona hidratada.

Además, un buen estado de la flora vaginal -conjunto de microorganismos que habitan y protegen la vagina de manera natural y sin causar daño-, también contribuye a una buena salud. La flora vaginal mantiene un equilibrio en condiciones normales.

La sequedad vaginal en la menopausia es un problema habitual en la salud femenina. También puede afectar a mujeres que han recibido tratamientos de radioterapia o que toman anticonceptivos hormonales. 

Este problema se agrava durante el verano por el exceso de calor. Y además acarrea molestias como picor, irritación, vulnerabilidad ante las infecciones y molestias al tener relaciones sexuales.

Hidratantes y lubricantes para el cuidado íntimo femenino

Los tratamientos para mejorar la sequedad vaginal varían en función de la intensidad de los síntomas. Existe una amplia gama de productos que mejoran la hidratación y el bienestar de la zona vaginal, entre los que se incluyen:

  • Aceites íntimos: los mejores aceites íntimos son los que tienen mezclas equilibradas de diversos aceites con propiedades antisépticas, nutritivas e hidratantes. Los aceites íntimos elaborados a base de aceites naturales como el aceite de árbol del té, de germen de trigo, de caléndula, manzanilla, orégano, aguacate y albaricoque son muy adecuados para el cuidado de la zona íntima femenina.
  • Geles hidratantes: los geles hidratantes para el cuidado íntimo femenino pueden ser a base de agua, que son inodoros, no manchan y se limpian con facilidad. Pero también existen los que son hidratantes a base de liposomas, que son pequeñas microesferas que almacenan agua en su interior para luego liberarla lentamente.
  • Lubricantes: los lubricantes son productos cuya finalidad es facilitar las relaciones sexuales. Están formulados de manera que resulten compatibles con la piel y la mucosa genital de ambos sexos, y también con los preservativos. Son más recomendables los lubricantes íntimos de base acuosa, puesto que son menos irritantes y se eliminan más fácilmente.
Ardor vaginal.

Lee también: 6 productos naturales para hacerle frente a la sequedad vaginal

Conclusión

Además de mantener tu zona íntima en buen estado utilizando los productos adecuados a tus necesidades, procura usar ropa íntima de algodón y lavarla con jabones neutros. Es conveniente que no uses ropa muy ajustada, así evitas la transpiración excesiva, y procura cambiar los tampones o compresas cada 4-6 horas.

Hay diferentes productos de higiene íntima femenina que puedes adquirir, pero no todos son útiles para cualquier mujer. Deberías asesorarte bien antes de realizar la adquisición, y revisar los etiquetados para corroborar que no te hagan daño.

  • SMITH, R. (2005). Sequedad vaginal. In Netter. Obstetricia, ginecología y salud de la mujer. https://doi.org/10.1016/b978-84-458-1311-9.50026-4

  • Cuevas, A., Celis, C., Herrán, S., Hernández, I., Paredes, O., & Paradas, A. (2010). Higiene íntima femenina y vaginosis bacteriana . Encuesta Epidemiológica Latinoamericana 2008. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecologia.

  • Calle, N. (2007). Higiene íntima femenina. Aral.