¡Cuidado, puedes ser celíaco y no saberlo!

8 marzo, 2014
Si queremos verificar nuestra intolerancia podemos suprimir el consumo de alimentos con gluten durante un mes e ir introduciéndolos poco a poco para ver cómo reacciona nuestro cuerpo

Las personas que sufren celiaquía padecen una alergia al gluten que les causa una reacción inmediata si lo consumen. Pero también hay personas que sufren intolerancia al gluten, que también acarrea muchos problemas de salud pero no lo saben a ciencia cierta.

Explicamos cuáles son estos síntomas para indentificarla, entre los cuales destacan los problemas digestivos, problemas de piel o la infertilidad.

Posibles síntomas

Nos puede sorprender la relación de estos síntomas con el gluten, ya que algunos son muy comunes actualmente, pero si padecemos algunos de ellos deberíamos realizar la prueba que comentamos al final para confirmar si tenemos intolerancia, ya que podemos notar una gran mejora en nuestra salud con este pequeño cambio.

  • Problemas digestivos como estreñimiento, gases, hinchazón y diarrea
  • Cansancio o agotamiento injustificado
  • Enfermedades autoinmunes (artritis, colitis ulcerosa, esclerodermia, psoriasis, lupus, esclerosis múltiple, diabetes)
  • Trastornos hormonales como el Síndrome de los Ovarios Poliquísticos o infertilidad sin causa aparente
  • Problemas de piel como la psoriasis, eczemas, queratosis pilaris (piel áspera por exceso de queratina, etc.)
  • Dolores de cabeza o migrañas
  • Fatiga crónica y fibromialgia
  • Irritabilidad, ansiedad, depresión
  • Dolor e inflamación en las articulaciones como en los dedos, rodillas o caderas
  • Heces de color amarillento

¿Qué es el gluten?

El gluten, presente en muchos tipos de cereales distintos, es una glicoproteína que actúa como elemento aglutinante, es decir, que une los diversos ingredientes en panadería y pastelería, responsable de la consistencia elástica de las masas.

¿Qué alimentos contienen gluten?

El gluten se encuentra en las semillas de los siguientes cereales:

  • Trigo
  • Cebada
  • Centeno
  • Avena
  • Espelta
  • Escanda
  • Triticale
  • Farro
  • Kamut
  • Bulgur

pan lino bookchen

Por lo tanto, evitaremos alimentos como las harinas, el pan, la bollería, la pasta, cuscús, las bebidas fermentadas de estos cereales, los alimentos rebozados, algunos embutidos, quesos o patés, algunas golosinas, etc.

Deberemos estar atentos a las etiquetas de los productos, ya que algunos nos pueden sorprender. Siempre que podamos buscaremos el sello de “libre de gluten” que cada vez más se está poniendo en las etiquetas de los productos.

¿Qué hago si creo que tengo intolerancia al gluten?

Es importante destacar que las personas con intolerancia al gluten no tienen tanta sensibilidad como las celiacas, por lo que posiblemente sí que puedan consumir alimentos que contengan pequeñas cantidades de gluten o trazas. De todos modos cada persona deberá probar qué alimentos tolera mejor y en qué cantidad.

Muchas personas con intolerancia al gluten se realizan la prueba de la celiaquía y les sale negativa, pero eso no significa que no tengan la intolerancia.

Recomendamos eliminar por completo el gluten durante un mes y después ir introduciendo poco a poco los alimentos que lo contengan, para confirmar cómo reacciona el cuerpo. Por ejemplo, podemos empezar por los que contengan menos gluten, como la avena o la espelta en pequeñas cantidades.

Alimentos libres de gluten

Muchas personas se desesperan cuando tienen que quitar el gluten de su dieta, pero cada vez más encontramos más productos libres de gluten y además tenemos las siguientes posibilidades:

  • Arroz
  • Maíz
  • Trigo sarraceno (en realidad no es un trigo)
  • Tapioca
  • Legumbres
  • Frutas
  • Verduras
  • Frutos secos (asegurarnos de que no les han añadido harina)
  • Huevos
  • Carne
  • Pescado
  • Leche y derivados (vigilar con los quesos)

arroz integral sweetbeetandgreenbean

Algunos consejos

Lo que más echan en falta las personas que no pueden comer gluten es el pan y la bollería. Pero debemos saber que hoy en día existen harinas especiales para celiacos, con las cuales podemos hacer nosotros mismos el pan. Además, también podemos encontrar harina de arroz, de maíz, de trigo sarraceno y de tapioca que nos permitirán hacer pan, bizcochos, tortitas, galletas, etc.

A menudo la celiaquía va acompañada de intolerancia a la lactosa, ya que la mucosa intestinal se ha ido deteriorando. Por ello a la larga las personas que sufren intolerancia al gluten pueden descubrir que tampoco toleran la leche y sus derivados, o bien otros alimentos, los cuales provocarían los mismos síntomas. De todos modos, si se trata correctamente la intolerancia al gluten y el intestino se equilibra, las otras intolerancias podrían desaparecer.

También hay que tener en cuenta que tanto el trigo como la leche son dos de los alimentos más consumidos desde la antigüedad, y que por lo tanto más han sido adulterados para su uso masivo. Eso explicaría también que actualmente haya tantas personas intolerantes a estos alimentos.

Imágenes por cortesía de bookchen y sweetbeetandgreenbean

Te puede gustar