Cuidados tras extracción de las muelas del juicio

Carmen Martín · 3 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 1 febrero, 2020
Tras la extracción de las muelas del juicio lo más importante es llevar a cabo una limpieza correcta de la boca, un reposo relativo y cuidado en la alimentación. Es un procedimiento asociado al dolor, pero muchas veces necesario e inevitable.

Muchas personas odian ir al dentista por temor a que cualquiera de las intervenciones que le realicen sean dolorosas. Las muelas del juicio suelen ser una de las fuentes del temor, ya que en ciertas ocasiones pueden conllevar molestias.

Las muelas del juicio son dientes que aparecen entre los 17 y 25 años de edad. No obstante, en algunas personas no llegan a aparecer nunca. También se denominan terceros molares y ocupan el último lugar en la dentadura.

Lo cierto es que su salida puede pasar desapercibida, pero es bastante frecuente que causen ciertos síntomas dolorosos y que sea necesario extirparlas. Por ejemplo, cuando presionan al resto de las muelas y crean tensión en la dentadura.

En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre la extracción de las muelas del juicio. También hablaremos sobre qué cuidados son necesarios seguir tras la operación para evitar complicaciones.

¿Por qué se extirpan las muelas del juicio?

Como ya hemos mencionado, las muelas del juicio aparecen a mediana edad, cuando el resto de la dentadura ya está completamente formada. Esto hace que muchas personas no tengan espacio suficiente en la boca para que estos dientes salgan y se desarrollen con normalidad.

Por ello, algunas muelas del juicio pueden crecer presionando la muela contigua, recostándose contra ella. Incluso, pueden crecer hacia la parte posterior de la boca o no ser capaces de superar el hueso maxilar.

Estas situaciones provocan una serie de molestias y de complicaciones. Entre ellas, la más notoria es el dolor intenso. Las encías pueden infectarse, los dientes contiguos dañarse, y es frecuente que toda la zona se inflame.

Además, las personas que tienen poco espacio notan cómo se les altera toda la dentadura. Los dientes pueden acabar montándose por la presión que ejercen las muelas del juicio. Incluso en los casos en los que las muelas aparecen sin ningún percance al principio, es posible que con el paso del tiempo aparezcan los problemas.

Al ser la parte más profunda de la dentadura, es muy común que estas muelas tengan caries o que se acumulen restos de comida tras ellas. Todos estos aspectos hacen que sea más efectivo extirparlas que mantenerlas.

muelas del juicio
El dolor es el síntoma principal de una muela de juicio mal ubicada

Podría gustarte: Primera visita al dentista

¿Qué hay que hacer cuando se extraen las muelas del juicio?

Las muelas del juicio pueden provocar dolor de la mandíbula o incluso de cabeza. También es frecuente que se acompañen de mal aliento y de inflamación en las encías. La extracción se hace mediante una cirugía ambulatoria que dura alrededor de hora y media. Se suele utilizar anestesia local.

Justo después de extraerlas, los dentistas recomiendan ciertas medidas para que la recuperación vaya sin complicaciones. En primer lugar, es importante utilizar analgésicos para aliviar el dolor, o tomarlos de manera preventiva para evitar que aparezca.

Para eso se pueden tomar antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como el paracetamol y el ibuprofeno. Además, colocar una compresa fría sobre la mejilla para reducir la inflamación. Otros consejos son:

  • No escupir justo después de la operación para evitar que sangre la herida.
  • Es importante tomarse el día de descanso y no realizar actividades muy extenuantes.
  • A la hora de escoger las comidas, se recomiendan alimentos blandos durante las primeras 24 horas. También es esencial beber mucha agua y evitar las bebidas calientes, el alcohol y el café.
  • No se debe fumar ni mascar tabaco, ya que pueden alterar el proceso de cicatrización.
Paciente en consulta odontológica
Los odontólogos prescriben remendaciones de cuidado a los pacientes tras realizar la extracción

La mayoría de veces los dentistas colocan uno o dos puntos de sutura para cerrar la herida. Aunque pueda parecer desagradable, hay que limpiar correctamente esa zona. Las primeras horas es mejor no cepillarse los dientes ni realizar enjuagues bucales.

No obstante, poco después sí que hay que limpiar a conciencia la boca, prestándole más cuidado a la herida. Trata de dar sutilmente con el cepillo de dientes en esa zona. Algunos dentistas recomiendan hacer enjuagues con agua salada para mejorar la cicatrización.

Quizá te interese: Conoce estas razones por las que no puedes esperar a ir al dentista

En conclusión

La extracción de las muelas del juicio es un procedimiento muy temido, debido al dolor que puede causar y a las molestias. Sin embargo, si sigues adecuadamente los consejos del dentista y acudes con frecuencia a las revisiones, no tiene por qué haber ninguna complicación.

No todas las personas poseen las muelas del juicio, ni tampoco en todos los que las poseen habrá síntomas dolorosos. Siempre lo ideal será el control periódico con un profesional para determinar el estado de la dentadura.

  • Extracción de las muelas del juicio y cuidados posteriores – Bupa. (n.d.). Retrieved January 26, 2020, from https://www.bupasalud.com/salud/extraccion-muelas-jucio
  • Recuperación tras la extracción de las muelas del juicio. (n.d.). Retrieved January 26, 2020, from https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/salud-dental/muelas-juicio-recuperacion.html
  •  Extracción de cordales | Extracción cordal | MaxiloDexeus. (n.d.). Retrieved January 26, 2020, from https://maxilodexeus.com/cirugia-maxilofacial/extraccion-cordales/?gclid=CjwKCAiA66_xBRBhEiwAhrMuLfiODP5mE06_r5QY02_x3VioNOvS7klC_qzuDns0KiyPwcNzFOtkIhoC20IQAvD_BwE