Cuidados necesarios después de una cesárea

La cesárea es un procedimiento quirúrgico seguro; pero como toda intervención, tiene sus riesgos. Conoce los cuidados necesarios después de una cesárea que no puedes dejar pasar una vez que traigas tu hijo al mundo.

Los cuidados necesarios después de una cesárea son esenciales para proteger la vida de la mamá. Es una operación segura, sin embargo, los riesgos después de esta se elevan, así como sus complicaciones.

En primer lugar, antes de sugerirte los cuidados necesarios después de una cesárea, veamos qué involucra una intervención quirúrgica de este tipo.

¿Qué es una cesárea?

De acuerdo con revisiones bibliográficas, la cesárea es el parto del bebé a través del abdomen de la madre por medio de un corte o incisión que atraviesa el vientre y al útero. En términos técnicos, es la realización de dos cirugías: laparotomía e histerotomía, de allí su complejidad y riesgo.

Esta cirugía mayor se emplea en diversas condiciones de riesgo para proteger y asegurar la vida de la madre y del bebé. No obstante, debido a su éxito y a los avances tecnológicos, se está posicionando como el procedimiento quirúrgico preferido por madres jóvenes y primerizas.

¿Cuáles son los factores de riesgo de una cesárea?

Cómo superar el miedo de la cesárea en el parto

La cesárea es una cirugía mayor. En esta clase de procedimientos, las asociaciones de riesgo que le acompañan son superiores a las de un parto vaginal.

Aunque la operación es muy segura, existen complicaciones asociadas a la madre, principalmente. Entre estas figuran hemorragias graves, infección en vías urinarias o en la herida y complicaciones por el uso de anestesia. También, pueden presentarse lesiones en algunos órganos cercanos al útero, entre otros efectos.

Conoce sobre: El miedo a la cesárea en el parto

Cuidados necesarios después de una cesárea que no debes dejar pasar

Después de la cirugía, muy seguramente te sentirás ansiosa por cuidar a tu bebé; pero también, sentirás ciertos malestares como náuseas o adormecimiento. Debes hacerle saber a tu médico cómo te sientes para que puedan recetarte algún medicamento en específico.

Luego de 24 horas, te invitarán a incorporarte a caminar. Probablemente, te recomienden ducharte hasta el tercer día para evitar infección en la herida.

La mayor parte de las mujeres que han dado a luz salen del hospital a los 2 o 3 días después de la cesárea. Así que habrá tiempo para que el personal médico te ponga al tanto de los cuidados necesarios después de una cesárea. No obstante, a continuación te compartimos algunas directrices que te serán de mucha ayuda cuando ya estés en casa.

1. Muévete lentamente

cicatriz-cesarea

Aunque ya te habrán retirado las grapas o suturas de la incisión, debes tener cuidado de no hacer grandes esfuerzos o podrías hacerte daño. Procura dar paseos breves para acelerar la recuperación, pero solo eso.

Evita realizar tareas domésticas y no cargues nada pesado, a excepción de tu bebé. Así que busca toda la ayuda posible, ya sea de familiares o de amigos para que puedan apoyarte con los cuidados necesarios después de la cesárea.

Cuando necesites estornudar, toser o reír, ejerce presión con una almohada sobre la zona de la incisión. Con el paso de las semanas, el médico te indicará cómo puedes retomar poco a poco tus actividades cotidianas.

2. Amamanta a tu bebé correctamente

Darle de comer a un bebé pareciera sencillo. Pero recuerda que para ese entonces, el efecto de la anestesia ya habrá pasado y sentirás dolor por la incisión.

El equipo médico te mostrará cómo acomodar a tu pequeño para darle pecho en una posición que implique menos esfuerzo. Probablemente, te indicarán que coloques el rostro del bebé en tu pecho y sus piernas debajo de tu brazo para que no presiones la herida en tu vientre.

Descubre: Realidad de la lactancia materna: ¿Es realmente dolorosa?

3. Ten paciencia mientras tu útero se recoge

Recuperarse de una cesárea el “después” del parto

Una vez que tu bebé ha nacido, el útero inicia el proceso de encogimiento hasta llegar a su tamaño inicial. Para ello, tu cuerpo secretará un flujo de sangre y tejido muerto proveniente del útero de color rojo encendido conocido como loquios. Ello puede durar unas 6 semanas o menos.

Debes utilizar las toallas que en el hospital te proporcionaron y sugirieron. Con las semanas, la coloración de los loquios cambiará hasta llegar a un tono claro o amarillento.

4. Bebe suficiente agua

Además de los beneficios de hidratación, beber agua te ayudará a evitar el estreñimiento. Sin embargo, debes orinar con frecuencia; de otro modo, tu vejiga se llenará e incrementará la presión en la incisión.

5. Relaciones íntimas

Cuándo empezar a hacer el amor después de una cesárea

En cuanto a este aspecto, por lo general, se espera entre 6 y 8 semanas. No obstante, es necesario que consultes con tu médico. Él conoce tu condición y podrá definir el período de tiempo apropiado para reanudar las relaciones sexuales.

Entérate: ¿Cuándo empezar a hacer el amor después de una cesárea?

6. Toma en cuenta los síntomas de infección

En un estudio publicado por la revista del Hospital Universitario Ginecología-Obstétrico “Mariana Grajales” se expone algunos de los problemas más frecuentes después de una cesárea, entre los cuales figuran la infección de la herida quirúrgica y la endiometritis causada por gérmenes como el staphylococus aureus  y la escherichia coli.

Aunque las infecciones van a la baja por las mejoras tecnológicas en los procedimientos médicos, estar al tanto de los signos de infección forma parte de los cuidados necesarios después de una cesárea. Algunos signos de infección son:

  • Sientes más dolor del que percibías anteriormente.
  • Tienes fiebre.
  • La región de la incisión está caliente, de color rojizo o con pus.
  • Mal olor en el flujo vaginal.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Color oscuro en la orina.
  • Dolor severo en la pierna o hinchazón.

Reflexión

Es cierto que la recuperación de un parto por cesárea se prolonga mucho más que uno vaginal, lo que también ocurre con los cuidados necesarios después de una cesárea. No obstante, un diagnóstico médico te permitirá decidir el mejor método para recibir a tu bebé.

Categorías: Maternidad Etiquetas:
Te puede gustar