Cuidados para la piel atópica en invierno

Carmen Martín·
09 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
08 Febrero, 2020
La piel atópica produce picor, enrojecimiento y lesiones que aparecen tras rascarse. Los síntomas empeoran en el invierno por el clima frío y la falta de humedad en el ambiente.
 

Tener la piel atópica significa, en realidad, sufrir una enfermedad denominada dermatitis atópica. Es una patología inflamatoria crónica que hace que la piel esté seca, produzca picor, se escame y tienda a irritarse.

La piel atópica tiene características genéticas y afecta en torno a un 20% de los niños. Sin embargo, en adultos, la incidencia está alrededor de un 3% de la población. Estas personas sufren un empeoramiento en los meses de invierno, que puede llegar a afectar mucho su calidad de vida.

El picor y las molestias provocan dificultad para dormir, lo que conlleva cansancio acumulado y cambios de humor frecuentes. Se trata de una situación delicada. Por ello, en este artículo te explicamos qué cuidados puedes realizar en invierno si tienes piel atópica.

¿Qué factores influyen en la piel atópica?

Durante los meses de invierno, las personas que padecen piel atópica suelen sufrir una intensificación de sus síntomas. Esto se produce, en primer lugar, por el frío. Hace que la piel esté menos hidratada y que el picor se intensifique.

 

El picor conduce al rascado, y de ahí que se produzcan con frecuencia lesiones en la piel y descamación. Lo mismo ocurre con la sequedad del ambiente, que también es protagonista del invierno. No sólo en ambientes abiertos, sino que el uso de calefacciones también hace que al aire sea menos húmedo.

La falta de humedad en la piel, acompañada de una menor producción de sebo, transforma la piel en un tejido más frágil e irritable. Es muy importante tenerlo en cuenta, ya que existen ciertos cuidados que pueden ayudar a fortalecer la piel y aliviar los síntomas.

piel atópica
El picor es uno de los peores síntomas de la piel atópica

Quizá te interese: ¿Qué es la dermatitis atópica?

¿Cómo se puede cuidar la piel atópica en invierno?

Ahora que sabemos que lo más influyente en la piel atópica es la sequedad de la misma, es importante que conozcamos ciertas formas de mejorar este problema. En primer lugar, podemos buscar la manera de aclimatar nuestra casa para evitar que el ambiente esté muy seco.

 

Es evidente que, si hace mucho frío, debemos intentar combatirlo. Aún así, si utilizamos calefacción, podemos emplear humidificadores. Son objetos que permiten mantener una humedad adecuada en el ambiente de nuestro hogar.

Además, también debemos de saber que ducharse con agua excesivamente caliente no es nada adecuado. Lo ideal es tomar duchas cortas, de unos 10 minutos de duración y con agua templada. El agua excesivamente caliente deshidrata la piel y, además, ayuda a disminuir el picor.

Para la higiene, también es importante usar jabones o geles especiales. Muchos geles comercializados contienen productos irritantes para las personas con piel atópica, o tienden a resecar demasiado la piel. Además, los médicos recomiendan aplicar frecuentemente cremas o lociones que mantengan la piel hidratada.

Actualmente, existen productos específicos para las personas que padecen piel atópica. Lo ideal es que sea uno escogido por el dermatólogo que te trate. Él también puede ayudarte a escoger mejor los productos adecuados para el baño.

 
dermatitis atópica y cremas
La dermatitis atópica puede abordarse con cremas hidratantes

Podría gustarte: Dermatitis atópica en el bebé, cuidados básicos

La importancia de la ropa

Aunque muchas personas lo desconozcan, ciertos tejidos provocan que la piel atópica empeore. Lo cierto es que, durante el invierno, se tienden a usar ciertos tejidos sintéticos que mantienen mejor el calor y reducen la transpiración.

Todos estos materiales deben ser evitados, al igual que el hecho de que la ropa que sea excesivamente pegada o que contenga etiquetas o costuras que rocen con la piel. Incluso, algunos expertos recomiendan evitar la lana.

Lo ideal es utilizar ropa de tejidos naturales como el algodón, que sean anchos y que no produzcan demasiado roce. Sobre todo, es importante escoger estos tejidos para los pijamas y sábanas, ya que otros tejidos pueden complicar el descanso.

 

En conclusión

La piel atópica empeora con mucha frecuencia en la época de invierno, debido al frío y la falta de humedad. Por ello, es importante mantener la piel hidratada constantemente y escoger bien los tejidos que se utilizan para vestir.

Lo ideal es acudir al dermatólogo para que sea él quien te aconseje concretamente sobre qué productos usar. Tanto a la hora de ducharse, como para hidratarse o aliviar los síntomas, se deben utilizar productos especiales.

 
  • El cuidado de la piel atópica en invierno | Club Familias. (n.d.). Retrieved February 3, 2020, from https://www.clubfamilias.com/es/cuidado-piel-atopica-invierno
  • Cómo calmar la irritación de la piel atópica cuando hace frío | Salud.bayer.es. (n.d.). Retrieved February 3, 2020, from https://salud.bayer.es/bayer-te-cuida/index.php/calmar-la-piel-atopica-frio
  • Cómo afrontar el invierno con la piel atópica. (n.d.). Retrieved February 3, 2020, from https://cuidateplus.marca.com/belleza-y-piel/cuidados-cuerpo/2017/12/21/como-afrontar-invierno-piel-atopica-152078.html
  • Cuidado de la dermatitis atópica en invierno - Multilind. (n.d.). Retrieved February 3, 2020, from https://www.multilind.es/la-dermatitis-atopica-y-el-frio/