Cuidados de la piel del recién nacido

31 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por dermatóloga Maria del Carmen Hernandez
La piel de los recién nacidos es delicada y requiere cuidados especiales. Por eso, hay que saber cómo limpiarla de forma adecuada y qué productos utilizar. ¿Te interesa saber más al respecto?

Saber los cuidados de la piel del recién nacido es determinante para todos los padres. Si bien la barrera cutánea de los bebés sanos es competente, su función se continúa desarrollando durante al menos el primer año de vida. 

En consecuencia, la susceptibilidad a la sequedad y a la irritación por factores externos es superior que a otras edades. Así, demasiado calor o frío puede detonar reacciones alérgicas. Incluso, ciertos productos pueden tornarse agresivos. Entonces, ¿qué se debe tener en cuenta?

Cuidados de la piel de recién nacidos

En primer lugar, es fundamental que los limpiadores y humectantes para bebés se toleren bien y no alteren el estrato córneo. Tras el nacimiento, la piel es sensible y está expuesta a factores que pueden causar la ruptura de la barrera cutánea. Esto incluye lo siguiente:

  • La saliva.
  • Las secreciones nasales.
  • La orina.
  • Las heces (incluidas las enzimas fecales).
  • La suciedad.

Debido a la exposición diaria a estos factores, es esencial asegurar una óptima limpieza de la piel y la adecuada protección de la barrera cutánea del bebé. Para ello, conviene poner en práctica las recomendaciones que mencionamos a continuación. 

Higiene de la piel

La higiene de la piel del recién nacido se debe comenzar cuando la temperatura corporal ya se encuentre estabilizada. Al nacer, el pH de la piel es neutro; más tarde, se torna ácido.

El uso de jabones alcalinos provoca un aumento transitorio del pH y predispone a infecciones e irritaciones. Por eso, se recomiendan jabones neutros o poco ácidos y no perfumados, en dosis mínimas.

Durante las dos primeras semanas solo se debe limpiar de manera suave con agua tibia. La temperatura excesiva, el uso abundante de jabones, la duración o frecuencia de los baños, entre otros, contribuyen a la sequedad de la piel (dermatitis irritativa), de acuerdo con estudios de Pediatric Dermatology.

Higiene de la piel
Una adecuada higiene es clave dentro de los cuidados de la piel del recién nacido. Se debe evitar el uso de jabones perfumados.

Temperatura

Para asegurar un buen cuidado de la piel de los bebés hay que considerar la temperatura. ¿Por qué razón? Cuando es demasiado elevada, esta puede incidir en la aparición de sudamina o hipertermia. Entre tanto, si es muy fría, conlleva a hipotermia o paniculitis.

Así pues, hay que asegurar una adecuada protección contra los cambios de temperatura, sobre todo en épocas como el verano y el invierno. Según información de American Academy Pediatrics, los bebés menores de 6 meses deben mantenerse alejados de la luz solar directa tanto como sea posible.

Quizás te interese: Consejos para el cuidado de la piel de bebés y niños en verano

Soluciones antisépticas

El uso de antisépticos de manera conjunta con productos para la limpieza de la piel sana no se encuentra avalada, ya que provoca la alteración del ecosistema microbiológico cutáneo y contribuye a la proliferación de otros tipos de microorganismos. Además, el alcohol se absorbe de manera fácil y puede ocasionar quemaduras o cambios en el pH de la piel.

Emolientes

Los emolientes se puede usar como parte de los cuidados de la piel del recién nacido. Siempre y cuando tengan la fórmula adecuada para usar en bebés, contribuyen a mejorar la función de la barrera cutánea después del baño. Incluso, se aconseja considerar su uso dos veces por semana.

Con el fin de evitar efectos oclusivos, lo ideal es aplicar una capa fina y evitar que queden residuos atrapados en los pliegues de la piel. De lo contrario, como lo detalla una publicación en The Journal of Investigative Dermatology, se puede producir una desregulación térmica y colonización bacteriana. 

Cuidados del ombligo

El cordón umbilical se suele desprender entre los 5 y 15 días después del nacimiento. Antes de su separación, el muñón se puede considerar una herida y, por ende, una probable puerta de entrada para gérmenes.

Así pues, se debe mantener el cordón seco y limpio, sin gasas ni protección alrededor de él. También se aconseja el uso de prendas de vestir holgadas y evitar cubrir la región umbilical con el pañal. En este caso, el uso de un agente antiséptico está indicado para aplicarse en cada cambio de pañal sobre el cordón.

Cuidados de la piel del área del pañal

La dermatitis del pañal es común y afecta a la mayoría de los bebés al menos una vez. El entorno oclusivo del pañal alberga una compleja interacción de factores con potencial dañino. Al respecto, una publicación en Indian Journal of Pediatrics destaca que es conveniente mantener la zona limpia y seca.

Cuando la humedad se queda retenida por mucho tiempo en el pañal, la fricción aumenta y se presentan maceraciones en la piel, además de más permeabilidad y crecimiento microbiano.

Cuidados de la piel del área del pañal
El cambio constante del pañal es uno de los cuidados básicos para la piel del recién nacido. Con ello es posible reducir el riesgo de dermatitis del pañal.

Lee también: Tipos de dermatitis y sus principales características

¿Qué recordar sobre los cuidados de la piel del recién nacido?

La piel del recién nacido es más delicada, ya que no ha desarrollado por completo su barrera. Debido a esto, es primordial poner en práctica algunos cuidados asociados a la higiene y al uso de ciertos productos.

En la medida posible, hay que cuidar la integridad cutánea y reducir el riesgo de reacciones alérgicas o infecciones. Por eso, es necesario considerar aspectos como la temperatura y el uso adecuado de antisépticos y emolientes.

  • Oranges T, Dini V, Romanelli M. Skin Physiology of the Neonate and Infant: Clinical Implications. Adv Wound Care (New Rochelle). 2015;4(10):587-595. doi:10.1089/wound.2015.0642
  • Gelmetti C. Skin cleansing in children. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2001;15 Suppl 1:12-15. doi:10.1046/j.0926-9959.2001.00003.x
  • Blume-Peytavi U, Lavender T, Jenerowicz D, et al. Recommendations from a European Roundtable Meeting on Best Practice Healthy Infant Skin Care. Pediatr Dermatol. 2016;33(3):311-321. doi:10.1111/pde.12819
  • Blume-Peytavi, Ulrike et al. “Recommendations from a European Roundtable Meeting on Best Practice Healthy Infant Skin Care.” Pediatric dermatology vol. 33,3 (2016): 311-21. doi:10.1111/pde.12819
  • Willis I. The effects of prolonged water exposure on human skin. J Invest Dermatol. 1973;60(3):166-171. doi:10.1111/1523-1747.ep12682082
  • Jindal AK, Gupta A, Vinay K, Bishnoi A. Sun Exposure in Children: Balancing the Benefits and Harms. Indian Dermatol Online J. 2020;11(1):94-98. Published 2020 Jan 13. doi:10.4103/idoj.IDOJ_206_19