¿Cómo cuidar la dermatitis atópica en verano?

22 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por dermatóloga Maria del Carmen Hernandez
La dermatitis atópica es una afección de la piel que puede presentar exacerbaciones varias veces al año. Su condición crónica lleva a tener cuidados todos los días, en especial en verano. ¡Descúbrelos!

Los brotes de dermatitis atópica incrementan durante el verano. Esta enfermedad cutánea se caracteriza por la presencia de enrojecimiento y prurito. En general, su prevalencia es más alta en los niños, pero puede ocurrir a cualquier edad.

A menudo, es de carácter crónico y duradero, pues se resuelve por algún tiempo y, más tarde, sus síntomas se vuelven a exacerbar. Cuando las temperaturas aumentan, como en el verano, la sudoración y el calor causan un empeoramiento de las lesiones. ¿Qué hacer al respecto?

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria cutánea que se expresa a través de síntomas como el enrojecimiento y la comezón en varias regiones de la piel. En algunos casos, también pueden presentarse pequeñas vesículas.

Un artículo publicado en Annals of Nutrition & Metabolism detalla que, hoy en día, afecta a alrededor del 20 % de los niños. De igual forma, entre un 3 y un 5 % de los pacientes pediátricos que tienen dermatitis atópica continuarán padeciéndola hasta la adultez.

¿Cómo cuidar la dermatitis atópica en verano?

En los casos de dermatitis atópica en verano, la función de la barrera cutánea se encuentra alterada. Como consecuencia, hay pérdida de agua transepidérmica y no hay capacidad para retenerla. Asimismo, hay menor cantidad de cermidas y lípidos intraepidérmicos.

Su tratamiento va desde cuidados básicos relacionados con la higiene, hasta el uso de determinados medicamentos formulados por el médico. Según concluye Inmunology and Allergy Clinics of North Americala educación de los pacientes sobre los defectos subyacentes y la provisión de un plan integral de cuidado de la piel es esencial.

Baños e higiene

El contacto prolongado con el agua tiene un resultado de deshidratación en la piel, sumado al poder irritante que tiene el cloro de las piletas. Se recomienda, por lo tanto, colocar una crema humectante 30 minutos antes de los baños para funcionar como barrera y, más tarde, aplicarla de nuevo.

Después de nadar en una piscina o en el mar, se aconseja el lavado con un jabón de PH neutro o cremoso. Posteriormente, se seca con una toalla suave y se aplica la crema humectante. Esto, en conjunto, colabora con la reducción de la cantidad de químicos en la piel y mantiene su humedad.

Estudios de Journal of Drugs in Dermatology exponen la eficacia y la seguridad del agregado de mucílago de avena en los baños para el tratamiento de afecciones inflamatorias de la piel. En particular, reducen el rascado y tienen potencial antioxidante.

Avena coloidal para el cuero cabelludo
Además de asegurar una buena higiene de la piel, es conveniente emplear productos como la avena coloidal. Esta contribuye a proteger la barrera cutánea.

Lee también: Tipos de dermatitis y sus principales características

La importancia de la ropa

Para proteger la piel con dermatitis atópica en verano se recomienda vestir con tejidos naturales y ropa de algodón. Esto ayuda a una mejor absorción del sudor y una menor sensación de picazón. El uso de prendas de vestir que sean holgadas también es bueno.

Estudios de The Journal of Family health Care determinan que los tejidos sintéticos y la lana tienden a producir picor e irritación de la piel. Por otro lado, es conveniente evitar el contacto directo de la piel con etiquetas, gomas, broches metálicos, plástico, perfumes y cualquier otro producto que pueda desencadenar el cuadro.

Uso de factor de protección solar

Se recomienda el uso de factor de protección solar mayor a 50, con componentes especiales para pieles atópicas, hipoalergénicos, que no sean irritantes. Si bien algunos lo ignoran, ciertos ingredientes de los protectores solares, tanto activos como inactivos, causan dermatitis de contacto alérgica en personas con enfermedades cutáneas autoinmunes.

De estos, los pacientes con dermatitis atópica son los más susceptibles a la inflamación. Según un estudio de International Journal of Women´s Dermatology el alérgeno de alta prevalencia más común es la fragancia que contienen los FPS.

Quizás te interese: Claves para protegerse de los rayos UV

Temperaturas extremas

En épocas de verano se suelen utilizar con más regularidad los aires acondicionados para crear ambientes fríos y secos que no son favorables para la piel atópica. Las bajas temperaturas le quitan humedad a la piel. Por eso, el uso de un humidificador para la sequedad ambiental es beneficioso.

Humectación constante

Debido a la pérdida de agua que tiene la piel atópica en el verano, se aconseja el uso regular de cremas humectantes. Así como se detalla en la publicación en Asia Pacific Allergy estos productos hidratan la piel y restauran la función de barrera cutánea.

En general, están formulados en una variedad de vías de administración que incluyen lo siguiente:

  • Geles.
  • Aceites.
  • Cremas.
  • Ungüentos.
  • Lociones.
Recomendaciones para el buen cuidado de las cicatrices en verano
Hidratar la piel por dentro y por fuera es determinante para cuidar la piel atópica en verano.

Es importante cuidar la piel atópica en verano

Si bien la dermatitis atópica es una patología de condición crónica, hay diversos cuidados para ser llevados a cabo durante todo el año y en especial en verano.

El uso diario y constante de cremas humectantes, la aplicación de protector solar y la elección de ropa clara y holgada ayudará a disfrutar los días soleados de manera saludable. ¡Tenlo en cuenta!

  • Nutten S. Atopic dermatitis: global epidemiology and risk factors. Ann Nutr Metab. 2015;66 Suppl 1:8-16. doi:10.1159/000370220
  • Fowler JF Jr. Colloidal oatmeal formulations and the treatment of atopic dermatitis. J Drugs Dermatol. 2014;13(10):1180-1185.
  • Kim H, Ban J, Park MR, et al. Effect of bathing on atopic dermatitis during the summer season. Asia Pac Allergy. 2012;2(4):269-274. doi:10.5415/apallergy.2012.2.4.269
  • Patrizi A, Savoia F, Giacomini F, Tabanelli M, Gurioli C. The effect of summer holidays and sun exposure on atopic dermatitis. G Ital Dermatol Venereol. 2009;144(4):463-466.
  • Imai S, Takeuchi S, Mashiko T. Jahreszeitliche Anderungen im Verlauf des atopischen Ekzems [Seasonal changes in the course of atopic eczema]. Hautarzt. 1987;38(10):599-602.
  • Keyes E, Werth VP, Brod B. Alergenicidad potencial de los protectores solares de amplio espectro de alto SPF comúnmente vendidos en los Estados Unidos; desde la perspectiva de los pacientes con enfermedades autoinmunes de la piel. Int J Womens Dermatol . 2019; 5 (4): 227-232. Publicado el 23 de mayo de 2019. doi: 10.1016 / j.ijwd.2019.05.006
  • Lodén M. Role of topical emollients and moisturizers in the treatment of dry skin barrier disorders. Am J Clin Dermatol. 2003;4(11):771-788. doi:10.2165/00128071-200304110-00005
  • Lyons JJ, Milner JD, Stone KD. Atopic dermatitis in children: clinical features, pathophysiology, and treatment. Immunol Allergy Clin North Am. 2015;35(1):161-183. doi:10.1016/j.iac.2014.09.008
  • Mason R. Fabrics for atopic dermatitis. J Fam Health Care. 2008;18(2):63-65.