Cómo cuidar tu hígado con 5 remedios de origen natural

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 22 diciembre, 2018
Daniela Castro · 8 febrero, 2018
La cúrcuma es una especia muy adecuada para cuidar de nuestra salud hepática, ya que favorece la expulsión de toxinas y previene el desarrollo del hígado graso y otras enfermedades

En este artículo vamos a ver como cuidar tu hígado, pero para ello, primero es necesario saber qué es y qué hace. El hígado es uno de los órganos vitales más importantes. Ya que, su buen funcionamiento interviene en la salud de otros sistemas y, a su vez, es determinante para evitar varios tipos de enfermedades.

Tiene la capacidad de filtrar las toxinas que viajan a través de la sangre para eliminarlas del organismo. También participa en la digestión de las grasas, el metabolismo y varios procesos hormonales.

Pese a esto, no está exento de sufrir anomalías y trastornos de mayor cuidado. De hecho, debido a la sobrecarga que sufre en algunos momentos, sus labores se reducen y aumentan las probabilidades de sufrir problemas.

Por este motivo puede ser buena idea probar algunos remedios de origen natural para cuidar de tu hígado y conservarlo en buen estado.

Estos remedios naturales pueden ser beneficiosos, pero es necesario saber que no todos tienen evidencia científica demostrada. Por ello, lo principal en los problemas de hígado es visitar a un médico que valore tu caso y hacerle saber que vas a tomar estos remedios.

¡Toma nota!

1. Infusión de cardo mariano

semillas-cardomariano

El cardo mariano es uno de los remedios herbales que podrían ayudar a proteger el hígado contra trastornos crónicos como:

  • La cirrosis
  • El hígado graso
  • La hepatitis

Su principal compuesto, la silimarina, podría ayudar a mejorar el proceso de digestión de las grasas y favorece la formación de nuevas células hepáticas. Es por esto una genial opción para cuidar de tu hígado y mantenerlo saludable.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cardo mariano (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero, agrega una cucharadita de cardo mariano en una taza de agua hirviendo.
  • Después, deja refrescar la bebida durante 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión a media mañana, mínimo durante 3 veces a la semana.

Lee también: Cómo evitar el hígado graso consumiendo 5 saludables bebidas

2. Bebida de alcachofas

Las alcachofas se han destacado en la medicina natural como uno de los mejores ingredientes para promover la salud del hígado. Sus nutrientes podrían apoyan la eliminación de las sustancias toxicas de la sangre, eliminar el exceso de grasa y controlar el colesterol.

A su vez, tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas que ayudan a prevenir enfermedades crónicas causadas por el exceso de inflamación. Por todo esto, es un genial alimento para la salud de tu hígado.

Ingredientes

  • 1 alcachofa
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Para empezar corta la alcachofa en varios trozos y ponla a hervir en el agua.
  • Luego, cuando llegue a ebullición, baja el fuego y déjalo 3 minutos más.
  • Por último tapa la bebida y espera que se refresque durante 15 o 20 minutos.

Modo de consumo

  • Únicamente ingiere una taza de bebida de alcachofa a media mañana y repite su ingesta en la tarde.
  • Realiza este remedio durante 3 semanas seguidas.

3. Infusión de cúrcuma

curcuma

Esta especia con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias es una de las mejores alternativas naturales para prevenir el desarrollo de enfermedades hepáticas.

Sus compuestos se adhieren de las toxinas retenidas en el órgano, por lo que facilitan su expulsión. A su vez, disminuye el colesterol y previene el hígado graso.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cúrcuma (2 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Únicamente agrega media cucharadita de cúrcuma en una taza de agua caliente y déjala reposar 5 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión a sorbos, 2 o 3 veces al día.
  • Tómala, al menos, 3 veces a la semana.

4. Licuado de remolacha y limón

Si combinamos las propiedades alcalinas del limón con los antioxidantes contenidos en la remolacha podemos obtener un efectivo remedio para proteger el hígado contra las toxinas y metales pesados.

Sus compuestos facilitan el proceso de digestión y reducen el riesgo de aparición de trastornos inflamatorios o metabólicos. Es por esto una genial opción para cuidar de tu hígado.

Ingredientes

  • 1 remolacha grande
  • El zumo de un limón
  • ½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

  • Primero, lava la remolacha, retírale la cáscara y córtala en varios trozos.
  • Después, viértela en la licuadora y procésala con el zumo de un limón y medio vaso de agua.
  • Para terminar, tras obtener una bebida homogénea, sírvela al instante.

Modo de consumo

  • Toma el licuado en ayunas, 2 o 3 veces a la semana.

Visita este artículo: ¿Cuáles son los beneficios de la remolacha roja?

5. Té de ortiga y llantén para cuidar tu hígado

ortiga

El té de ortiga y llantén concentra compuestos medicinales antioxidantes que ayudan a descomponer los lípidos y crean una barrera protectora contra los efectos nocivos de las toxinas. Por todo esto pueden apoyar al hígado a realizar sus funciones de depuración y podrían evitar trastornos crónicos como el hígado graso. Por estas razones, es un alimento genial y muy saludable.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ortiga (15 g)
  • 1 cucharada de llantén (15 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Primero incorpora los ingredientes en una olla y ponlos a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Luego retira la bebida del fuego, déjala refrescar 10 minutos más y cuélala.

Modo de consumo

  • Para empezar ingiere una taza de té a media mañana
  • Después repite su ingesta después del almuerzo.
  • Tómala 3 veces a la semana.

¿Te preocupa la salud de tu hígado? Para ello es importante que recuerdes que es necesaria una alimentación saludable y ejercicio físico diario. Así te mantendrás saludable y tanto tu hígado como todo tu cuerpo lo agradecerán.

¿Tienes síntomas de una enfermedad hepática? Para ello, acude a tu médico para que valore tu caso y te informe de tu situación. No olvides comentarle a tu médico ,antes de tomar estos remedios, que vas a hacerlo. Ya que podrían interferir en el tratamiento farmacológico en caso de ser este necesario.