Cómo cuidar la salud arterial: 6 hábitos saludables

Daniela Castro 1 julio, 2018
Hacer actividad física regular y aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3 puede contribuir a proteger las arterias contra el deterioro y prevenir el desarrollo de enfermedades.

Adoptar hábitos saludables para cuidar la salud arterial se ha convertido en una necesidad. Aunque muchos lo ignoran, gran parte de los problemas cardiovasculares actuales son el resultado del deterioro que sufren las arterias por el exceso de colesterol y toxinas.

Lo más preocupante de todo es que el sedentarismo y los malos hábitos alimentarios son los principales desencadenantes de esta condición. Si bien al principio no se manifiesta con una sintomatología contundente, más tarde inciden en afecciones cardíacas y circulatorias.

Por eso, antes de desarrollar cualquier patología grave, lo ideal es conocer cómo cambiar el estilo de vida para mejorarlo. A continuación queremos compartir en detalle 6 importantes recomendaciones que favorecen el cuidado arterial. ¡Ponlas en práctica!

1. Consumir ácidos grasos omega 3

No todas las fuentes de grasa son dañinas para las arterias. Por ejemplo, los alimentos que aportan ácidos grasos omega 3 resultan muy beneficiosos. Este tipo de lípido aumenta la presencia de colesterol bueno (HDL) y facilita la eliminación de colesterol malo (LDL) y triglicéridos.

Su consumo regular, incluso a través de suplementos, disminuye el riesgo de aterosclerosis, hipertensión arterial y ataques cardíacos. Además, también tienen un efecto antiinflamatorio que contribuye a mejorar la salud circulatoria y cerebral.

Los alimentos que contiene este nutriente son:

  • Pescado azul o graso (sardinas, salmón, caballa, atún, arenque)
  • Frutos secos y semillas
  • Aguacate
  • Aceite de oliva
  • Granos de soja

Lee también: 5 infusiones herbales para limpiar las arterias naturalmente

2. Hacer ejercicio físico

La práctica regular de ejercicio físico es uno de los hábitos más recomendados para cuidar la salud arterial. Mantener el cuerpo activo optimiza la circulación de la sangre y causa un impacto positivo sobre el sistema cardiorrespiratorio.

Por eso, independientemente de la actividad deportiva, es ideal para combatir trastornos como el sobrepeso, colesterol alto e hipertensión. De hecho, dedicándole al menos 30 minutos diarios, disminuye el riesgo de sufrir infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

3. Mantener una dieta balanceada

Seguir un plan de alimentación balanceado tiene muchas ventajas, tanto para cuidar la salud arterial como para el peso corporal. Dado que propone la combinación de alimentos variados y sanos, es la mejor manera de adelgazar y mantener a la raya el colesterol y los triglicéridos.

Ahora bien, no se trata de seguir una dieta extrema o llena de restricciones nutricionales. Este tipo de alimentación sugiere comer “de todo un poco”, pero en su justa medida. Además, implica limitar el consumo de sal y azúcar, que son dos enemigos de la salud arterial.

Entonces, en general, una alimentación balanceada contiene:

  • Frutas y vegetales frescos
  • Cereales integrales y legumbres
  • Frutos secos y semillas
  • Carnes magras y pescados

4. Controlar el estrés

Cuando el organismo está sometido a situaciones de estrés de manera continua o prolongada, se producen una serie de reacciones químicas que pueden incidir en los problemas arteriales. El corazón se acelera, la tensión aumenta y, muchas veces, interfiere en la circulación.

Si bien los descontroles del estado de ánimo no son responsables directos del deterioro arterial, sí producen un efecto negativo. Por lo tanto, es primordial poner en práctica algunas técnicas de relajación y respiración como vía para canalizarlo.

5. Evitar el consumo de alimentos con colesterol

El cuerpo utiliza una pequeña cantidad de colesterol para cumplir algunos procesos relevantes. Sin embargo, su acumulación excesiva en las arterias es un factor que incide en el desarrollo de muchas enfermedades cardíacas.

Aunque gran parte del lípido es segregado en el hígado, este también se obtiene a través de ciertos alimentos que lo contienen en abundancia. Así pues, si el objetivo es cuidar la salud arterial, lo mejor es evitar esas fuentes. Las más comunes son:

  • Carnes rojas y vísceras
  • Lácteos enteros y mantequilla
  • Embutidos y ahumados
  • Frituras y snacks de paquete
  • Productos de bollería industrial

Ver también: Alimentos que tapan las arterias

6. Limitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco

Una pequeña copa de vino tinto al día le proporciona al organismo poderosos antioxidantes que contribuyen a cuidar el corazón. Sin embargo, cuando esta y otras bebidas se toman en grandes cantidades, se genera un efecto contraproducente sobre las arterias y la circulación.

Algo similar ocurre con el cigarrillo. Debido a su concentración de compuestos tóxicos, produce un deterioro de las arterias de los fumadores. Además, disminuye el colesterol bueno (HDL) y aumenta la susceptibilidad a la hipercolesterolemia.

Para finalizar cabe recordar que los chequeos médicos regulares también son esenciales para cuidar la salud arterial. Estos permiten detectar las enfermedades, incluso cuando aún no hay manifestaciones clínicas. ¡Empieza a cuidarte ya!

Te puede gustar