Cómo cuidar la salud arterial: 6 hábitos saludables

Daniela Echeverri Castro · 11 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 7 enero, 2019
Hacer actividad física regular y aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3 puede contribuir a proteger las arterias contra el deterioro y prevenir el desarrollo de enfermedades.

Quienes procuran mantener una buena salud cardiovascular, bien sea porque tienen antecedentes familiares de problemas cardiacos, hipertensión, hipercolesterolemia o cualquier otra enfermedad que afecte las arterias, es posible que en algún momento se hayan preguntado ¿cómo se podría cuidar la salud arterial?

Los buenos hábitos de vida contribuyen, en gran medida, con la salud de todos y cada uno de los órganos y sistemas del cuerpo. En conjunto, ayudan a que el organismo cumpla sus funciones correctamente y así, gocemos de bienestar.

Los buenos hábitos contribuyen con la salud arterial

Como es bien sabido, el sedentarismo, el tabaquismo y una mala alimentación pueden perjudicar, desde diversos puntos de vista, la salud. Y si hacemos un poco de memoria, recordaremos que estos tres factores, a menudo, influyen en la aparición de problemas cardiovasculares.

Repasemos un ejemplo muy sencillo: una persona que no se ejercita a diario, fuma, come  mal, sin un horario ni una organización en concreto, y además tiende a elegir comestibles chatarra, frituras y ultraprocesados, es mucho más vulnerable a padecer enfermedades y a sentirse mal con frecuencia que una persona que no tiene estos hábitos.

Tal y como señalan los expertos de la Revista Española de Cardiología, «Una dieta y un estilo de vida saludables son las mejores armas para luchar contra la enfermedad cardiovascular». 

Por su parte, los expertos de la Fundación Española del Corazón, una buena dieta puede ayudar a evitar problemas como la hiperglucemia, la hipoglucemia, la hipercolesterolemia, los triglicéridos altos, la hipertensión, el sobrepeso, la obesidad, entre otros.

Descubre: 10 cosas que te motivarán a seguir la dieta mediterránea

Formas de cuidar la salud arterial a través de la dieta

A continuación te comentamos cuáles son los hábitos alimenticios que te pueden ayudar a cuidar la salud arterial.

1. Consume ácidos grasos omega 3

No todas las fuentes de grasa son dañinas para las arterias. Por ejemplo, los alimentos que aportan ácidos grasos omega 3 resultan muy beneficiosos.

Este tipo de lípido aumenta los niveles de colesterol bueno (HDL) y facilita la eliminación de la concentración de colesterol malo (LDL) y triglicéridos.

Su consumo regular, incluso a través de suplementos, disminuye el riesgo de aterosclerosis, hipertensión arterial y ataques cardíacos.

Además, también tienen un efecto antiinflamatorio que contribuye a mejorar la salud circulatoria y cerebral.

Algunos alimentos que contienen ácidos grasos omega 3 son:

  • Aguacate.
  • Granos de soja.
  • Aceite de oliva.
  • Frutos secos y semillas.
  • Pescado azul o graso (sardinas, salmón, caballa, atún, arenque).

2. Mantén el equilibrio y la variedad en tus platos

Seguir un plan de alimentación balanceado tiene muchas ventajas, tanto para cuidar la salud arterial como para el peso corporal.

Dado que propone la combinación de alimentos variados y sanos, es la mejor manera de adelgazar y mantener a la raya el colesterol y los triglicéridos.

Ahora bien, no se trata de seguir una dieta extrema o llena de restricciones nutricionales. Este tipo de alimentación sugiere comer “de todo un poco”, pero en su justa medida.

Una alimentación equilibrada debe incluir:

  • Frutas, hortalizas y vegetales frescos.
  • Cereales integrales y legumbres.
  • Carnes magras y pescados.
  • Frutos secos y semillas.

3. Evita el consumo de alcohol y elimina el de tabaco

Tanto el tabaco como el alcohol son sustancias muy perjudiciales para el organismo. Así que para poder mantener una buena salud, lo mejor es evitarlos.

4. Evita el consumo de grasas saturadas

El cuerpo utiliza una pequeña cantidad de colesterol para cumplir algunos procesos relevantes. Sin embargo, su acumulación excesiva en las arterias es un factor que incide en el desarrollo de muchas enfermedades cardíacas.

Aunque gran parte del lípido es segregado en el hígado, este también se obtiene a través de ciertos alimentos que lo contienen en abundancia.

Así pues, si el objetivo es cuidar la salud arterial, lo mejor es evitar esas fuentes. Las más comunes son:

  • Carnes rojas y vísceras.
  • Lácteos enteros y mantequilla.
  • Embutidos y ahumados.
  • Frituras y snacks de paquete.
  • Comestibles industriales.

5. Reduce el consumo de sal

Una de las principales recomendaciones que se da tanto a los pacientes con enfermedades cardiovasculares como aquellas personas que tienen riesgo de padecerlas es que limiten su consumo de sal.

Esta también es una recomendación que realiza la Organización Mundial de la Salud a la población en general.

6. Ojo con el azúcar

Así como la sal puede resultar perjudicial, también puede serlo el azúcar. Por lo tanto, es recomendable es moderar su consumo.

En un estudio publicado en el año 2013, se confirmó que el consumo de azúcar incidía en el aumento del riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares.

Otras medidas

Practicar algún deporte o simplemente realizar ejercicio físico a diario es otro de los hábitos más recomendados para cuidar la salud arterial. Optimiza la circulación de la sangre y tiene un impacto positivo sobre el sistema cardiorrespiratorio.

Con que realices (para empezar) unos 30 minutos de ejercicio al día, puedes comenzar a disminuir el riesgo de padecer un infarto de miocardio así como accidentes cerebrovasculares. Además, estarás haciendo mucho por mantener de un peso saludable.

Finalmente, recuerda que los chequeos médicos también son importantes a la hora de cuidar la salud arterial. Por ende, acude a tu médico periódicamente para comprobar qué tal está tu estado de salud.

Los chequeos permiten detectar las enfermedades, incluso cuando aún no hay manifestaciones clínicas.

  • Espinosa González, L. (2004). Cambios del modo y estilo de vida; su influencia en el proceso salud-enfermedad. Revista Cubana de Estomatología41(3), 0-0.
  • Restrepo, S. L., Morales, R. M., Ramírez, M. C., López, M. V., & Varela, L. E. (2006). Los hábitos alimentarios en el adulto mayor y su relación con los procesos protectores y deteriorantes en salud. Revista chilena de nutrición33(3), 500-510.
  • Vinaccia, S., Margarita Quiceno, J., Gómez Lina, Á., & Montoya, M. (2007). Calidad de vida relacionada con la salud en pacientes con diagnóstico de hipertensión arterial leve. Diversitas3(2), 203-211.
  • Weschenfelder Magrini, D., & Gue Martini, J. (2012). Hipertensión arterial: principales factores de riesgo modificables en la estrategia salud de la familia. Enfermería Global11(26), 344-353.