Cómo cuidar la vesícula con remedios naturales

20 octubre, 2016
Para cuidar de la vesícula biliar debemos restringir el consumo de grasas perjudiciales y primar el de frutas y verduras crudas. Asimismo, las infusiones pueden ser de gran ayuda para favorecer su depuración

Muchas veces descuidamos ciertos órganos hasta que comienzan a “molestarnos”. La vesícula biliar es uno de estos olvidados pero que merece la pena cuidar (como cualquier otra parte del cuerpo).

Aunque no lo sepamos, tiene una tarea más que importante: secretar la bilis encargada de la digestión. La buena noticia es que puedes proteger la vesícula con remedios naturales.

Entérate de más en este artículo.

Qué saber sobre la vesícula

Para el equilibrio del hígado y la vesícula biliar

La vesícula biliar es un órgano situado debajo del hígado y que forma parte del aparato digestivo.

  • Está conectada con el intestino delgado y su función es acumular la bilis producida por el hígado y que luego se requiere para el proceso de la digestión.
  • La ingesta de alimentos como, por ejemplo, grasas o carne estimula la secreción de bilis (que emulsiona las grasas y tiene un color pardo verduzco).
  • También este líquido favorece los movimientos intestinales, evita que la comida se pudra y excreta el exceso de colesterol. Cuando alguna situación retrasa u obstruye el flujo de bilis, la vesícula se enferma.
  • Mantener la vesícula biliar en buen estado es sinónimo de gozar de buena salud y evitar la formación de cálculos (que obstruyen la vía biliar y generan inflamación).

Este órgano es de los más dañados cuando no llevamos una alimentación saludable y padecemos estrés excesivo.

Lee también: Tónico casero para depurar el hígado y la vesícula biliar

Remedios caseros para cuidar de la vesícula

vesicula-biliar

Como primera medida, es preciso cumplir con una dieta equilibrada y sana si queremos evitar o reducir los problemas en la vesícula.

El primer paso hacia una vesícula más sana podría ser, por ejemplo, no consumir grasas de origen animal, lácteos, alcohol y especias.

Las frutas y verduras crudas son una buena opción para mantener en buen estado este órgano. Te recomendamos:

  • Remolacha
  • Zanahoria
  • Puerro
  • Manzana
  • Cereza
  • Pera

Además, es importante beber dos litros de agua por día para facilitar la hidratación y la excreción de bilis hacia el estómago para el proceso de digestión.

Si te aburres o no te gusta el agua puedes combinar con jugos naturales de frutas o infusiones de hierbas.

Entre los remedios caseros que puedes usar para mejorar la función de la vesícula biliar encontramos:

Cardo mariano

Las semillas de esta planta se usan desde hace siglos con fines medicinales y contienen varias sustancias como, por ejemplo, la silimarina que evita afecciones hepáticas y de la vesícula.

El cardo mariano interviene en los casos de piedras en riñones y vesícula, es un potente hepatoprotector y reduce los niveles de colesterol.

Diente de león

Diente-de-león

Esta hierba que crece de manera salvaje y se consume en ensaladas tiene varias propiedades medicinales.

Se trata de una planta depurativa recomendada para purificar el organismo en general y los riñones, hígado y vesícula en particular.

El diente de león es diurético y evita la formación de cálculos, el estreñimiento y la indigestión.

Genciana

Llamada también Hierba de San Ladislao, crece en regiones templadas y tiene propiedades digestivas.

Estimula las secreciones gástricas y, además, tiene una excelente acción tónica sobre la vesícula biliar y el hígado.

Té verde

Es un tipo de té que no ha sido oxidado durante el proceso de elaboración (como sí sucede con el té negro).

Tiene efectos positivos en muchos órganos vitales, ya que ayuda a tratar enfermedades del hígado, estómago, riñones, sistema circulatorio y vesícula.

Además reduce el colesterol y evita la acumulación de grasa.

Fumaria

Fumaria

El uso tradicional de esta planta tiene que ver con su propiedad descongestionante del hígado. Además estimula la vesícula e incrementa la producción y posterior excreción de la bilis.

Así, la fumaria es excelente para favorecer la digestión de las grasas, eliminar los desechos del cuerpo y evitar enfermedades hepáticas. También previene la formación de cáculos biliares.

Alcachofera

La alcachofa o alcaucil tiene mucha agua e hidratos de carbono.

En esta ocasión nos interesa por presentar sustancias con efectos positivos en el organismo tales como la cinarina (aumenta la secreción biliar y provoca una mayor excreción de orina) y los esteroles (limitan la absorción del colesterol en el intestino).

Hierbabuena o menta

La hierbabuena tiene muchas propiedades medicinales para mejorar la digestión o evitar enfermedades relacionadas a la vesícula.

Se emplea para reducir trastornos estomacales (por ejemplo dispepsia), estimular la secreción de bilis y evitar la obstrucción de los conductos hepatovesiculares.

Achicoria

Achicoria

También llamada radicheta, es una planta medicinal usada desde la época de Carlomagno y sus leyes agrarias.

Estaba recomendada para tratar problemas del sistema digestivo o del hígado y para estimular la secreción de bilis si se consumía como infusión. Además sirve para depurar y desintoxicar el organismo.

Boldo

Una planta originaria de América Latina con muchas propiedades medicinales y culinarias. Se usan las hojas tanto frescas como secas, y también los frutos.

El boldo estimula las funciones digestivas al incrementar la secreción biliar y es hepatoprotector (gracias a un compuesto llamado boldina).

También es útil en el tratamiento de afecciones hepáticas (por ejemplo cálculos, cólicos, litiasis biliar o ictericia).

Visita este artículo: Infusión de boldo, menta, jengibre e hinojo para la digestión

Romero

Oriunda de la región mediterránea, esta planta se utiliza con fines medicinales desde la antigüedad. Se emplean mayormente sus hojas y flores, y puede ser útil para:

  • Prevenir úlceras.
  • Favorecer la salud hepática.
  • Evitar espasmos intestinales.
  • Mejorar la secreción de bilis.

 

Te puede gustar