Cómo cultivar arándanos en casa y cómo usarlos - Mejor con Salud

Cómo cultivar arándanos en casa y cómo usarlos

Aunque podemos plantarlos desde la semilla, no podemos olvidar que en tal caso puede tardar hasta 4 años en dar frutos. No obstante, también es posible empezar con un esqueje
Bowl lleno de arandanos

Los arándanos son uno de los frutos más beneficiosos para la salud.

Gracias a sus propiedades antioxidantes y su gran contenido de vitaminas y minerales, ayuda a prevenir diferentes padecimientos de salud como el cáncer y evita el envejecimiento prematuro.

Se ha comprobado que el consumo frecuente de arándanos es ideal para personas que padezcan de hipertensión, diabetes y colesterol, así como también es excelente para tratar infecciones a nivel urinario.

El mayor problema con respecto a esta fruta es su disponibilidad y su precio, ya que tienden a ser bastantes costosos.

No obstante,  puedes ahorrarte este problema cultivándolos en tu propia casa. Si quieres saber cómo hacerlo, en Mejor con Salud te lo decimos paso por paso.

¡Acompáñanos!

Cultivo de arándanos casero

Aunque cultivar arándanos es realmente fácil, uno de los contras que presenta esta idea es que es un proceso bastante lento.

Tarda aproximadamente de 3 a 4 años en dar frutos, sin embargo, esto sucede cuando se comienza el proceso de plantación desde cero.

Si eliges cultivar con un arbusto de más edad, el proceso será un poco más rápido.

1. Piensa en cómo lo vas a cultivar y dónde

kit de jardinería

Sea cual sea la opción que escojas, debes tener muy en cuenta el espacio que tienes. El arándano y su arbusto requiere de mucho espacio para crecer.

Si cuentas con jardín puedes optar por una cama de cultivo, que es excelente para que el agua pase por debajo.

No obstante, si vives en un lugar pequeño, puedes hacerlo sin problema alguno en una maceta y esto también dependerá de cómo inicies su proceso.

Si decidiste comenzar el proceso desde las semillas, debes germinarlas primero en un semillero o, en su defecto, un envase de plástico, para luego poder trasplantarla luego de germinadas.

  • Al escoger un arbusto joven todo varía un poco, ya que necesitarás de una maceta más grande, de aproximadamente 20 litros.
  • Luego de que el arbusto madure se debe pasar a una de 70 u 80 litros de capacidad para que tenga el espacio necesario.

¿Quieres conocer más? Lee: Descubre cómo cultivar uvas en casa

2. Prepara el suelo donde comenzarás la plantación

Tierra

El arbusto de arándano es conocido por crecer y mantenerse en suelos bastante ácidos, con un pH de 4,5 a 5. Lo importante es crear un suelo óptimo para su crecimiento.

Puedes lograrlo con ingredientes como:

  • Harina de semillas de algodón
  • Abono hecho a base de cortezas
  • Hojas de pino
  • Hojas de roble
  • Turba

3. Elige qué cultivarás

Arándanos

Sabiendo que el arbusto de arándano tarda tanto tiempo en crecer, es importante que elijas el tipo de planta que vas a cultivar y si deseas plantar varios arbustos al mismo tiempo.

Si te decantas por esta opción, la manera más efectiva es realizándolo en recipientes separados.

Visita este artículo: Jugo de arándanos, ¿qué beneficios obtienes al tomarlo?

4. Mantenimiento

Fotografía de Cjboffoli

El arándano es una fruta que necesita de mucho sol para nutrirse. El agua es necesaria, sin embargo, su crecimiento no es muy óptimo en condiciones demasiado húmedas.

Lo mejor es regarlas cada tanto y que la maceta donde se encuentren plantadas tenga un buen drenaje.

Receta con arándanos

Una vez que el cultivo dé frutos y tengas esta increíble fruta en tus manos, puedes optar por infinidad de recetas, licuados y comidas para emplearlos.

Una opción muy fácil, pero también deliciosa, es preparar una receta de muffins con arándanos y limón, excelentes para el desayuno y para una merienda.

Ingredientes

  • 2 ½ tazas de harina (300 g)
  • 1 taza de azúcar blanco (200 g)
  • 1 ½ cucharadita de polvo para hornear (7 g)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • ¼ de taza de yogur natural (60 g)
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche, preferiblemente descremada.(250 ml)
  • ¼ taza de mantequilla derretida (50 g)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (5 ml)
  • 1 taza de arándanos (180 g)
  • 1 cucharada de ralladura de limón (10 g)

Preparación

  • Precalienta tu horno a 180 °C (375 °F)
  • Coloca tus capacillos de muffins en la bandeja, o bien engrasa las paredes del molde.
  • En un recipiente grande, mezcla la harina, previamente cernida, el azúcar, el polvo de hornear, la sal y revuélvelo muy bien.
  • En otro recipiente aparte mezcla los líquidos: El yogur, los huevos, la leche, la mantequilla derretida y la esencia de vainilla.
  • Agrega la mezcla de los líquidos a la mezcla de secos y combínalo muy bien para que no quede ningún grumo.
  • A continuación, agrega los arándanos e inclúyelos en la mezcla, junto con la ralladura de limón.
  • Rellena los capacillos hasta ¾ partes de su capacidad, para que no rebosen.
  • Hornéalos de 15 a 20 minutos o hasta que introduzcas un palillo y salga completamente limpio.
  • Déjalos enfriar a temperatura ambiente y disfrútalos.