Cómo cultivar salvia, la planta de las mujeres

Valeria Sabater·
12 Agosto, 2020
La salvia es una planta que puede plantarse fácilmente en casa. Tiene un aspecto bonito que puede ayudar a decorar el jardín.

Cultivar salvia (Salvia officinalis), puede ser una buena idea a la hora de tener un jardín mucho más variado, ya que la planta tiene unas bonitas flores. También puede resultar útil para cocinar o elaborar infusiones caseras, como se hace con el romero, el perejil y otras hierbas.

La palabra “salvia” proviene del latín y se asocia precisamente a “salud”, por sus beneficios para  propiciar el bienestar general. Por ello, se ha utilizado en la elaboración de diversos remedios caseros.

En el ámbito popular y la medicina alternativa, su aceite esencial se utiliza para aliviar los dolores de la menstruación. Sin embargo, cuando se usa para elaborar infusiones puede promover la relajación.

¿Qué tal si te animas a cultivarla? Te va a encantar verla crecer y poder utilizarla para prepararte adecuadas infusiones o baños relajantes.

Consejos para cultivar salvia en casa

Esta planta perenne de bonitas flores violáceas es que se adapta bien a muchos tipos de suelos. Aunque por su origen es Mediterráneo crece mejor en tierras un poco más secas y calcáreas.

salvia5

¿Qué necesitas para cultivar salvia?

  • Macetas amplias con una profundidad de entre 30 y 40 centímetros. Las raíces de la salvia son largas y necesitamos, por tanto, recipientes de mucha capacidad.
  • En las floristerías o tiendas especializadas puedes encontrar o bien semillas de salvia o esquejes ya listos para plantar.
  • La salvia es una planta que necesita luz y calor. Le gustan los terrenos secos, así que deberás ponerlas en tu terraza o en tu balcón.
  • Elige una tierra que contenga nutrientes, preferiblemente arcillosa para cultivar salvia y que puedas enriquecer cada mes con sustancias orgánicas y minerales.
  • No la vas a regar demasiado, así que lo más importante para la salvia es que pueda disfrutar de luz y de un ambiente seco.
Salvia para el mal olor en los pies
Datos anecdóticos sugieren que las hojas de salvia son útiles para neutralizar el olor de los pies.

¿Cómo plantar esquejes o semillas de salvia?

  • La época del año en que deberemos plantar salvia será en primavera, de modo que el crecimiento y la floración coincida con las épocas estivales, cuando más calor hace.
  • Si eliges plantarla en semillas deberás elegir primero unas macetas pequeñas, y una vez que haya emergido el esqueje, trasplantarlo a una maceta o tiesto con las medidas antes señaladas.
  • Lo primero que haremos es un sistema de drenaje en el fondo de las macetas. Basta con poner un poco de gravilla para que el agua no se acumule y pueda salir con más facilidad.
  • Llena las macetas con tierra enriquecida con abono ecológico o compost que se incluya potasio, nitrógeno y fósforo.
  • Planta el esqueje cuidando de que la raíz esté completamente cubierta, es la parte más importante de la planta y la que alcanzará mayor profundidad.
  • Regar una vez por semana.
  • Es importante que esté resguardada del viento, y que la situemos en un lugar donde reciba luz del sol.

Los expertos en fitoterapia recomiendan recolectar las hojas de salvia antes de que salga la flor.

Corta las ramitas que necesitemos para colocarlas en lugar fresco y seco donde no le dé la luz. Una vez se sequen, guárdalas en un frasco de cristal para cuando las necesites.

Lee también: Bondades de la salvia

¿En qué me puede ayudar la infusión o los baños de salvia?

El dolor de clítoris puede tener diversas causas.

Según creencias populares, las bebidas con salvia pueden ayudar a:

  • Bajar la fiebre.
  • Eliminar líquidos retenidos.
  • Aliviar los gases intestinales.
  • Aliviar las digestiones pesadas.
  • Fortalecer el sistema inmunitario.
  • Aliviar las molestias durante la menstruación.
  • Apoyar el tratamiento de la gigivitis y otros problemas de salud oral.
  • Regular la sudoración (por ejemplo durante la menopausia y durante los ahogos nocturnos).

Cultiva tu planta de salvia y úsala con prudencia

La salvia es una planta que puede estar contraindicada en varios casos, como en el embarazo, la lactancia y en caso de insuficiencia renal. Por ello es recomendable informarse bien y, sobre todo, consultar con el médico antes de comenzar a consumirla con regularidad.

Hay que tener en cuenta que, para que los tratamientos fitoterápicos resulten útiles, es imprescindible utilizarlos de modo racional, de allí la importancia de consultar primero con el médico. Sobre todo si estás consumiendo algún tipo de medicamento de forma habitual.

Los siguientes remedios caseros NO sustituyen el tratamiento que pueda pautar el médico. Lo más recomendable es consumirlos a modo de tratamiento coadyuvante (siempre y cuando el profesional sanitario así lo autorice).