Cupcakes de margarita ¡cocktail-cakes!

Indira Ramírez Terán 7 marzo, 2015
Aunque el calor rebaja el nivel del alcohol estos cupcakes son solo para adultos, ya que podrían conservar algo de licor, por lo que no ser recomendables para los niños

¡Sí! Como lo oyes, esta es la receta de cupcakes de margarita. Tequila, limón y azúcar para preparar unos explosivos ‘cocktail-cakes’. Un hibrido que nos hará caer en la mayor de las tentaciones.

Y mira que ni tan inocentes resultaron ser los tiernos cupcakes, tan de moda, que ahora se nos ha dado por realizarlos aptos sólo para adultos al combinarlos con la mezcla de uno de los cócteles más populares del planeta.

La margarita, un coctel mexicano, posee 168 calorías. Es uno de los tragos menos calóricos, pero con un significativo grado alcohólico ¡Así que a beber con moderación! La margarita es hecha a base de la mezcla del tequila, triple sec, limón y sal. Este trago grita verano y diversión por todos lados.

Si la margarita sola ya resulta genial, combinada con unos cupcakes de limón la mezcla es simplemente sublime. ¡Piénsalo! Haz estos cupcakes de margarita en tu próxima celebración y queda como el alma de la fiesta.

¿Qué necesito para hacer cupcakes de margarita?

Cupcakes-deliciosos-de-limon

Ingredientes:

Para los cupcakes:

  • 250 gr (2 tazas) de harina para bizcochos
  • 150 gr (1/2 taza) de mantequilla
  • 200 gr (1 taza) de azúcar
  • 50 ml de nata líquida (opcional)
  • Ralladura de limón
  • ½ taza de zumo de limón
  • 2 huevos

Para el relleno (opcional):

  • 30 ml de jugo de limón
  • 50 ml de leche condensada
  • 50 gr de queso crema
  • Tres cucharadas de tequila

Para el frosting:

  • 250 gr de azúcar glas
  • 250 gr de mantequilla sin sal
  • Tres cucharadas de zumo de limón
  • Dos cucharada de tequila
  • Una cucharada de triple sec
  • Colorante vegetal verde

¡A mezclar ingredientes para hacer cupcakes de margarita!

cupcakes4

  • Iniciamos preparando nuestro recipiente para hornear cupcakes.
  • En un bol colocamos la ½ taza de mantequilla y batimos con batidora eléctrica (o manual), incorporamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se haga una mezcla cremosa.
  • En este punto, colocamos los dos huevos sin dejar de batir nuestra mezcla de cupcakes de limón.
  • Agregamos la nata líquida (este ingrediente es opcional) y la ½ taza de jugo de limón. Estos cupcakes tienen que tener mucho sabor a limón. Así que sin miedo, ¡a usar este cítrico!
  • Tamizamos la harina y la unimos poco a poco a la mezcla. Por último, incorporamos la ralladura de limón.
  • Distribuimos la mezcla en los moldes y llevamos al horno entre 180 -200° por 30 minutos o hasta que nuestros cupcakes estén doraditos.
  • Mientras nuestras magdalenas de margarita se hornean, vamos a realizar la crema de limón para el relleno. Aunque este paso es opcional, si quieres, puedes dejar los cupcakes simples, nuestra recomendación es que hagas la crema de limón para que nuestros cupcakes de margarita se superen a sí mismos.
  • ¿Cómo prepararla? Mezclamos 30 ml de jugo de limón, 50 ml de leche condensada, 50 gr de queso crema y tres cucharadas de tequila, hasta formar una crema suave y sin grumos.
  • Dividimos los cupcakes o retiramos parte de la corteza de éstos y rellenamos con un poco de la crema de limón.
  • Si optamos por no rellenarlas magdalenas, otra opción incluso más sencilla es hacer una mezcla líquida y en partes iguales de azúcar, tequila, triple sec y jugo de limón y bañar los cupcakes con ella.
  • Ahora realicemos el frosting: batiendo la mantequilla sin sal a temperatura ambiente con el azúcar glas, el zumo de limón, el toque de tequila, triple sec y unas gotas de colorante vegetal verde.
  • Vertemos en una manga el frosting y con una boquilla decoramos nuestros cupcakes de margarita. Coloquemos sobre ellos media ruedita de limón impregnado en azúcar y… ¡a brindar!

Bonus track: cupcakes de mojito

Esta versión es sencilla, ya que la mezcla es la misma de nuestros cupcakes de margarita, pero en esta ocasión le agregamos ron. En el frosting, sustituye el tequila por ron blanco y maja un poco de azúcar glas con seis hojas de hierbabuena o menta. Incorpora esta preparación a la mezcla y corona el cupcake con una hojita de menta.

Te puede gustar