Cura naturalmente la artritis reumatoide y recupera la salud

Elena Martínez 22 marzo, 2018
Para aliviar los síntomas de la artritis reumatoide es muy importante que eliminemos el exceso de toxinas de nuestro organismo, pero también que cuidemos de nuestro bienestar emocional

Según la medicina convencional, la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmunitaria que causa una inflamación generalizada y no tiene cura.

No obstante, existen tratamientos preventivos y paliativos que pueden mejorar, en gran medida, la calidad de vida del afectado.

Descubre en este artículo cuál es el tratamiento que propone la medicina natural para curar la artritis reumatoide a partir de diferentes puntos de vista.

¿Qué es la artritis reumatoide?

5 datos de la artritis reumatoide que debes conocer

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmunitaria que se caracteriza por el dolor, la inflamación, la rigidez y la pérdida de la función de las articulaciones de nuestro cuerpo (dedos, codos, rodillas, etc.).

  • En las enfermedades autoinmunitarias es nuestro propio organismo el que se ataca a sí mismo como si fuera un patógeno.
  • Esto provoca un daño en las células y los tejidos sanos que, a la larga, afecta a la salud en general. Puede perjudicar, por ejemplo, a la sangre, al corazón o al sistema nervioso.

Visita este artículo: ¿Comer pescado genera menos dolor por artritis reumatoide?

Cura natural

A continuación detallamos los 5 principios en los que se basa el tratamiento natural de la artritis reumatoide: la depuración de toxinas, la alimentación, el sistema inmunitario, el alivio de la inflamación y el equilibrio de las emociones.

Eliminación de toxinas

Toxinas

La base del tratamiento natural parte de que el paciente con artritis reumatoide tiene un exceso de toxinas en el organismo. Por ello, el primer paso debe ser realizar una depuración que facilite la función limpiadora del hígado, los riñones, la piel y el intestino.

Hay diferentes tipos de depuraciones, entre las cuales podemos elegir la que más nos convenga:

  • Dieta a base de alimentos desintoxicantes: ajo, cebolla, limón, pomelo, etc.
  • Plantas medicinales depurativas: diente de león, boldo, bardana, cardo mariano, etc.
  • Jugos, caldos y batidos detox.

Intolerancias alimentarias

Cada vez hay más intolerancias alimentarias a causa de la mala calidad de los alimentos, los malos hábitos y muchos otros factores.

No obstante, en la persona que sufre artritis reumatoide debemos descartar siempre una posible intolerancia alimentaria.

No en todos los casos es una alergia fuerte, pero sí que puede ser una sensibilidad que, a largo plazo, nos haga enfermar.

Las intolerancias alimentarias más habituales son al gluten o a la lactosa. La persona puede no sentir un efecto inmediato al consumir este tipo de alimentos. No obstante, es posible que presente diferentes trastornos digestivos como acidez o gases.

  • La solución consiste en realizarnos los análisis pertinentes o bien dejar de consumir estos alimentos durante un mes.
  • Si al volverlos a comer después de este tiempo sentimos que nuestra salud empeora, la intolerancia será más que probable.

Remedios inmunoreguladores

deficiencia-omega3

Como esta patología tiene un patrón de enfermedad autoinmunitaria deberemos buscar remedios para equilibrar el sistema inmunitario. Al tomar estos suplementos conseguiremos una cura gradual pero profunda:

  • Ácidos grasos omega 3 y omega 6
  • Antioxidantes (vitaminas C y E, beta-carotenos, flavonoides, selenio y zinc)
  • Cartílago de tiburón
  • Eucalipto radiado
  • Raíz de atrágalo
  • Liquen de Islandia
  • Uña de gato
  • Shiitake
  • Maitake
  • Reishi

Ver también: Todo acerca de los ácidos grasos omega 3

Baños antiinflamatorios

Para conseguir calmar la inflamación general que afecta tanto a las articulaciones como a diferentes órganos podemos recurrir a los baños medicinales.

  • Si tenemos la oportunidad de acudir a un balneario, recomendamos las aguas sulfurosas. Estas tienen un efecto antiinflamatorio y depurativo muy beneficioso para este tipo de artritis.
  • También podemos prepararnos en casa nuestros propios baños curativos con bicarbonato de sodio o sulfato de magnesio. Al sumergirnos en el agua durante, por lo menos, media hora, notaremos una gran sensación de alivio y bienestar.

Cuestiones emocionales

los-depredadores-emocionales

En la medicina natural siempre se tienen en cuenta los factores emocionales que pueden influir, desencadenar o agravar una enfermedad. Equilibrar nuestros sentimientos puede ayudarnos a mejorar, en gran medida, una patología a la que tengamos predisposición.

En el caso de la artritis reumatoide, el perfil del afectado suele ser el de alguien que ha pasado por situaciones duras y dolorosas. Su carácter es más bien amable y pacífico.

El origen del conflicto, a su vez, puede estar en un maltrato psicológico que el afectado ha sufrido por alguien de su entorno.

La persona con este tipo de artritis es incapaz de expresar lo que siente y se bloquea ante un resentimiento que se oculta en lo más profundo de su ser.

Prefiere ayudar a los demás que afrontar su propio episodio traumático.

Te puede gustar