Cómo curar el espolón calcáneo de forma natural

Yamila Papa Pintor · 31 enero, 2017
Para aliviar el dolor provocado por el espolón calcáneo podemos recurrir a diferentes medidas que combinaremos con el uso de un calzado cómodo y algunos ejercicios, por lo menos, hasta que mejore la condición.

El espolón calcáneo es un protuberancia que aparece como consecuencia de una tracción y sobrecarga. Se trata de un crecimiento del hueso del talón que modificar el andar y causa dolor agudo (como pinchazos). En las radiografías, se puede apreciar como una protuberancia triangular o con forma de lanza.

Dentro de las causas más comunes se encuentran los  trastornos de la pisada (muy marcados y no corregidos) en pies cavos y supinadores, la obesidad, el sobrepeso, el uso de calzado inadecuado, las enfermedades reumáticas, la práctica de deportes en superficies duras, entre otros.

A esta lesión también se le conoce como «deformidad de Haglund». Y, como hemos dicho, se produce cuando se inflama el punto de unión de los huesos del piel con los tendones.

Aparece entonces en forma de protuberancia puntiaguda y puede provocar mucho dolor, sobre todo cuando se realiza algún esfuerzo o se pasan muchas horas de pie.

Síntomas y causas

Espolón calcáneo

El espolón calcáneo suele acompañarse de una serie de síntomas que suelen aparecer por la mañana, tras el descanso nocturno. Es en este momento cuando se puede experimentar con mayor intensidad el dolor.

Los síntomas son muy fáciles de detectar porque, además de la protuberancia, se experimenta un dolor opresivo al palpar la zona del talón de Aquiles o al realizar un esfuerzo en el tendón.

Existe otro tipo de espolón calcáneo, el plantar, que se diagnostica a través de una radiografía y provoca un bulto orientado hacia los dedos.

Por otra parte, las principales causas del espolón calcáneo son:

  • Deportes intensos.
  • Posturas inadecuadas.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Uso de calzado inadecuado.
  • Posturas incorrectas al caminar.

Ejercicios para tratar el espolón calcáneo

Si bien puede parecer contradictorio realizar ejercicios si sufrimos esta lesión, lo cierto es que el talón debe fortalecerse y al mismo tiempo descansar lo suficiente para evitar dolores más agudos.

Los estiramientos son muy importantes y se deben realizar no solo cuando los síntomas aparecen, sino como método de prevención. Veamos, a continuación, explicaremos dos ejercicios que nos facilitarán la recuperación.

Ejercicio 1

Sentado en una silla o en la cama estira hacia adelante el pie, que quede alineado con la pierna. Los dedos deben quedar lo más flexionados hacia abajo posible. A continuación, lleva los dedos hacia arriba mirando el techo. Repite 10 veces cada movimiento.

Lee también: Los mejores estiramientos para después del ejercicio

Ejercicio 2

El espolón calcáneo

Algunas personas utilizan pequeños balones (por ejemplo, de tenis) para hacer ejercicios y tratar el espolón calcáneo.

Descalzo, apoya la pelota en la planta del pie y ejerce cierta presión mientras realizas diversos movimientos circulares o laterales.

Por las noches varios pacientes con este problema utilizan un elemento conocido como férula nocturna, que permite dejar extendido el pie y descansar mejor la fascia plantar.

Durante el día se pueden usar unas plantillas ortopédicas especiales que reducen el dolor y corrigen la calcificación ósea.

Estas plantillas cuentan con un área blanda donde está el espolón para amortiguar la pisada. Se realizan a medida, por lo que hay que consultar con un médico.

En el caso de realizar deporte es fundamental el calentamiento previo a la actividad, ya que eso evitará lesiones o que empeore el cuadro.

También es muy importante llevar calzado adecuado para la disciplina que se vaya a llevar a cabo (este consejo se aplica también en personas que no hacen ejercicio).

¿Existen remedios caseros para el espolón calcáneo?

Colocarse hielo, realizar ciertos ejercicios, utilizar las plantillas mencionadas y sustituir el calzado por uno que permita caminar con comodidad, son algunas de las medidas básicas para obtener el alivio.

En lo que respecta a si existen o no remedios naturales para el espolón calcáneo: existen, mas no funcionan. Es decir, no por aplicar una compresa de vinagre va a desaparecer la protuberancia y no por aplicarse una crema de caléndula se va a lograr evitar el dolor.

Es importante que el paciente siga las instrucciones de su médico y evite recurrir a los remedios naturales, ya que estos no suelen cumplir con sus promesas. A excepción de la aplicación de compresas de hielo, que sí puede brindar cierto alivio. 

Hielo

Hielo-deshaciendose

  • Pon varios cubos en una bolsa de plástico y aplica sobre la zona afectada.
  • También se puede introducir el pie en un recipiente con agua fría y cubos de hielo.
  • Ortiz Repáraz, A. (2012). Talalgia: Espolón calcáneo y fascitis plantar. DOLOR.
  • Sarmiento Sánchez, E., Suárez Monzón, A., Delgado Figueredo, R., & Cabrera Suárez, J. (2007). Tratamiento quirúrgico del espolón calcáneo. Medisur: Revista Electrónica de Las Ciencias Médicas En Cienfuegos.
  • Orellana Molina, A., Hernández Díaz, A., Larrea Cox, P. J., Fernández Yanes, S., & González Méndez, B. M. (2010). Láser infrarrojo frente a acupuntura en el tratamiento del espolón calcáneo TT - Infrared laser vs. acupuncture in the treatment of heel spurs. Revista de La Sociedad Española Del Dolor.