Curar el hígado y depurar la sangre con remolacha (betabel)

Valeria Sabater · 2 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 24 mayo, 2019
La remolacha es un alimento ligero, pero rico en fibra, que podemos aprovechar de diversas maneras: en ensaladas, comidas e incluso licuados.

La remolacha (también conocida como betabel) es mucho más que un simple vegetal. En su corazón de intenso y atractivo color púrpura se encuentran varios antioxidantes y vitaminas que son muy beneficiosas para el organismo. La podemos consumir de diversas maneras, sola o acompañada de otros alimentos, como la manzana por ejemplo.

La remolacha, un alimento ligero y muy saludable

La Fundación Española de la Nutrición señala que se trata de un alimento con un alto contenido de agua y fibra, por lo tanto, es muy ligero. Contribuye con el buen tránsito intestinal y también puede ayudar a prevenir el estreñimiento cuando se consume con regularidad, como parte de una dieta equilibrada.

Remolacha

También es una fuente de potasio y folatos, que son sustancias que contribuyen con la salud de todo el organismo, incluyendo el hígado.

  • El potasio es una sustancia indispensable para el funcionamiento de las células nerviosas y musculares. Mantiene la presión arterial normal y participa en la regulación de procesos como la síntesis de proteínas o glucógeno y es el determinante principal del potencial de membrana en reposo, del que parte la generación del potencial de acción, esencial para la función normal neuronal y muscular. Adicionalmente, participa en el mantenimiento del balance hídrico y el equilibrio ácido-base.
  • Folatos es el nombre genérico de un número de compuestos que tienen actividad similar al ácido fólico (ácido pteroilglutámico o PGA) que están envueltos en reacciones de transferencia de carbono. La función de los folatos es en forma de coenzima en múltiples reacciones de aceptación, procesos redox y transferencia de unidades de un carbono, incluyendo nucleotidos y ciertos aminoácidos.

¿Te encanta la remolacha? ¿Disfrutas con su refrescante sabor a tierra? ¿Te gusta cruda o hervida con un toque de aceite o una pizca de sal? Si es así, entonces debes saber que estás disfrutando de un alimento muy saludable, ¡incluso para tu hígado!

Fuente de antioxidantes

La remolacha o betabel es rica en betacarotenos, carotenoides y flavonoides, que son antioxidantes que le dan ese característico color tan intenso y atractivo.

Los expertos de la Fundación Española del Corazón indican que la presencia de antioxidantes en los alimentos es fundamental «no solo porque activan las propiedades organolépticas naturales, preservándolos, sino porque al ser ingeridos protegen de manera amplia y eficaz la salud del consumidor».

En 2012 se publicó un interesante estudio clínico a gran escala en la revista New England Journal of Medicine, donde se explicaba que los pacientes con hígado graso, al llevar una dieta rica en alimentos con antioxidantes, mostraban una mejoría significativa al reducirse los niveles de grasa en el hígado y la propia inflamación. Esto se debía a un tipo de antioxidante: la betalaína.

Descubre: Los 6 mejores antioxidantes naturales

¿Cómo debo tomar remolacha para cuidar de mi hígado?

licuadomanzanaremolacha

Se dice que para curar el hígado y purificar la sangre, lo ideal sería consumir la remolacha cruda con regularidad. Así pues, sería muy adecuado si la consumimos rallada, en ensaladas, y combinada, por ejemplo, con zanahorias.

Siempre que la preparemos de una forma saludable y la acompañemos por alimentos sanos, en proporciones moderadas y suficientes, podremos disfrutar de todos sus los aportes que puede brindarle al organismo. A continuación te proponemos la receta de un licuado muy fácil de elaborar.

Ingredientes

  • 1 manzana (verde o roja).
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 2 zanahorias pequeñas.
  • 1 remolacha (betabel) mediana.

Preparación

  • Lavamos bien todos los ingredientes y los escurrimos.
  • Pelamos las zanahorias y las cortamos en cubos pequeños (o bien, rodajas finas).
  • Aparte cortamos la remolacha en cubos pequeños.
  • Extraemos el corazón a la manzana, desechamos las semillas y la cortamos en cubos también. No hace falta quitarles la piel.
  • Incorporamos todo en la licuadora, agregamos el agua y procesamos hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Probamos y si lo deseamos, rectificamos la textura (más espesa, agregando más ingredientes, o menos espesa, agregando más agua).
  • Servir y disfrutar con moderación como parte de una comida, como el desayuno o la merienda a media mañana.

Descubre: ¿Cómo actúan las frutas frente a la pérdida de peso?

Nota final

Debemos tener en cuenta que aunque este tipo de bebidas puedan ayudarnos a complementar la dieta de una forma saludable, por sí solas no son una fuente de alimento suficiente para brindarle al organismo todos los nutrientes que necesita para estar saludable. Por lo tanto, debemos disfrutarlas siempre como parte de un estilo de vida saludable.

  • Clifford T, Howatson G, West DJ, Stevenson EJ. The potential benefits of red beetroot supplementation in health and disease. Nutrients. 2015 Apr 14;7(4):2801-22. doi: 10.3390/nu7042801. PMID: 25875121; PMCID: PMC4425174.
  • Khan, M. (2016). Plant Betalains: Safety, Antioxidant Activity, Clinical Efficacy, and Bioavailability. Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety, 15(2), 316–330. https://doi.org/10.1111/1541-4337.12185