Curar labios quemados. Consejos prácticos

Mario Laguarda·
11 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Silvia Martín Repullo al
12 Septiembre, 2020
Al encontrarse expuestos, los labios sufren los duros efectos del sol, el frío o el viento. Pero existen remedios naturales que ayudan a cuidarlos como es debido.
 

Al encontrarse más expuestos, la boca suele verse afectada por factores irritantes. He aquí algunos consejos que te ayudarán a corregir este problema; ya que, a veces, es difícil cuidar los labios quemados de forma correcta.

Por la delgadez de la piel en esta zona, los labios pueden verse afectados por los cambios de temporada. En este sentido, es frecuente que las frías temperaturas invernales, por ejemplo, terminen por resecarlos.

No obstante, es posible tomar una serie de medidas para evitar que esto ocurra. Y es que algunos remedios naturales son una buena alternativa para devolverles su suavidad y vitalidad características. ¿Quieres saber cómo?

Consejos básicos para prevenir quemaduras en los labios

Como bien dice el famoso refrán: “prevenir es mejor que curar”. Por ello, antes de empezar, te aconsejamos que tengas en cuenta los siguientes consejos básicos:

  • Beber suficiente agua. La hidratación es primordial para tener una boca saludable.
  • No lamerte los labios; ya que la humedad facilita que se quemen con más facilidad.
  • Llevar en el bolso una barra hidratante para aplicarla cuando te haga falta.

Elementos naturales para cuidar labios quemados

Existen alternativas que te pueden ofrecer buenos resultados para cuidar los labios quemados. A continuación, te enseñamos a preparar algunas recetas naturales para ponerle remedio al asunto.

No obstante, si la situación de la quemadura no mejora, el especialista Bernard J. Hennessy de la Universidad de Texas recomienda consultar con el médico para mantener en vigilancia su evolución; evitando, con tiempo, el desarrollo de un posible cáncer de piel.

 

Véase: ¿Cómo curar aftas y llagas en la boca?

1. Aloe vera

El aloe vera es uno de los remedios naturales más eficaces para cuidar los labios quemados por el sol; ya que cuenta con propiedades hidratantes y lubricantes.

Según un estudio publicado en 2007 por el British Journal of Dermatology (BJD), su gel calma la piel; haciendo desaparecer el ardor de boca en los pacientes. Además, también tiene nutrientes que los suavizan y revitalizan. 

Ingredientes:

  • 1 hoja de aloe vera.

Cómo aplicarlo:

  • Corta la hoja de aloe vera por la mitad y extrae el gel.
  • Guárdalo en un recipiente en el congelador por unos minutos para una mayor sensación de frescor cuando lo uses.
  • Aplícalo con el dedo anular sobre los labios. Después, deja que actúe hasta que se seque.

2. Compresas frías

La aplicación de compresas frías es uno de los remedios que, por su sencillez, puedes llevar a cabo en cualquier lugar.

A su vez, estas son capaces de proporcionar el frescor y el alivio que la piel quemada de los labios está buscando.

Ingredientes:

  • 5 cubitos de hielo.
  • 1/2 taza de agua (125 ml).

Utensilios:

  • 1 toalla pequeña.
  • 1 recipiente en el que mojar la toalla.
 

Cómo aplicarlas:

  • Echa el agua y los cubitos de hielo en un recipiente. Después, sumerge la toalla hasta que se enfríe bien.
  • Retira la toalla, exprímela y colócala sobre los labios.
  • Una vez situada, mantén la toalla hasta que alcance temperatura ambiente.
  • Repítelo 2 veces por semana. Pasado un mes, es probable que empieces a notar mejorías.

Lee también: Cómo preparar una crema casera para proteger la piel de los labios.

3. Tomate para cuidar los labios quemados

Según demostró un ensayo avalado en 2010 por la Asociación Británica de Dermatólogos, el licopeno del tomate ejerce un efecto protector sobre la dermis de los labios; aportándoles frescura y vitalidad.

Para el estudio, 20 mujeres ingirieron durante 12 semanas 55 gramos cada día de pasta de tomate. Los resultados fueron favorables; demostrando que este nutriente contribuye a mantener la piel de la boca sana.

Por ende, te recomendamos incorporar a una dieta equilibrada la misma cantidad. Asimismo, aunque todavía no hay evidencias científicas sobre su uso tópico, también puedes realizar el siguiente remedio casero.

Ingredientes:

 
  • 1 taza de zumo de tomate (250 ml).
  • ½ taza de suero (125 ml).

Cómo aplicarlo:

  • Mezcla ambos ingredientes y aplica sobre los labios quemados.
  • Deja actuar durante 30 minutos y retira con agua fría. Repite 3 veces por semana.

4. Manzanilla

La manzanilla es una de las hierbas recomendadas para cuidar los labios quemados gracias a sus efectos calmantes.

Investigadores de la Universidad de Murcia aprovecharon sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas para desarrollar tratamientos bucales. Y es que, además de tener un suave olor, algunos también creen que ayudaría a restaurar la piel más delgada de la zona afectada.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 2 bolsas de té de manzanilla.

Cómo aplicarla:

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade las dos bolsas de manzanilla.
  • Retira del fuego y deja reposar hasta que alcance la temperatura ambiente.
  • A continuación, guarda en la nevera y deja que se enfríe durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, aplica sobre los labios quemados con ayuda de un algodón.
  • Deja que actúe durante 15 minutos y repite el procedimiento.

Quizás te interese: 4 remedios naturales que ayudan en el control del herpes labial.

La importancia de cuidar los labios quemados de forma correcta

No dudes en poner a prueba estos consejos que, de seguro, te serán de utilidad para aliviar los labios quemados.

Sin embargo, no ignores acudir al médico si esta afección no mejora y se agrava aún más. Ten presente que existen otras patologías que afectan a la boca y que podrían confundirse con una quemadura cuando, en realidad, no lo son. 

 
  • Bernard J. Hennessy. (2018). Labios y lesiones debidas al sol. DDS, Texas A&M University, College of Dentistry. Manual MSD. Merck and Co. En línea: https://www.msdmanuals.com/es/hogar/trastornos-bucales-y-dentales/trastornos-de-los-labios-y-la-lengua/labios-y-lesiones-debidas-al-sol
  • Castillo, P. D. (2003). “Quemaduras: conceptos para el médico general”, Cuad. Cir., 17: 58-63.
  • Choonhakarn, C., Busaracome, P., Sripanidkulchai, B. y Sarakarn, P. (2007). La eficacia del gel de aloe vera en el tratamiento del liquen plano oral: un ensayo controlado aleatorio. British Journal of Dermatology, 158 (3), 573–577. https://doi.org/10.1111/j.1365-2133.2007.08370.x
  • Iizuka, H. (1994). “Epidermal turnover time”, Journal of Dermatological Science, 8 (3): 215-217.
  • Píriz, C. R. (1989). Quemaduras. Enfermería médico-quirúrgica. Madrid: McGraw-Hill, pp. 1123-1137.
  • Rizwan, M., Rodríguez-Blanco, I., Harbottle, A., Birch-Machin, MA, Watson, REB y Rhodes, LE. (2010). La pasta de tomate rica en licopeno protege contra el fotodaño cutáneo en humanos in vivo: un ensayo controlado aleatorizado. British Journal of Dermatology, 164 (1), 154-162. https://doi.org/10.1111/j.1365-2133.2010.10057.x
  • Valenzuela, S., Pons-Fuster, A. y López-Jornet, P. (2015). Efecto de una aplicación tópica de manzanilla al 2% para el tratamiento del síndrome de boca ardiente: un ensayo clínico controlado. Revista de Medicina y Patología Oral, 45 (7), 528–533. https://doi.org/10.1111/jop.12412