Curar labios quemados. Consejos prácticos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Silvia Martín Repullo el 4 diciembre, 2018
Al encontrarse siempre expuestos, los labios suelen verse afectados por el sol, el frío y el viento. Una buena hidratación es fundamental tanto para prevenir como para tratar los labios quemados.

Al encontrarse siempre expuestos, los labios suelen verse afectados por algunos factores irritantes. He aquí algunos consejos que te ayudarán a corregir este problema, ya que a veces es difícil curar labios quemados.

Por la delgadez de la piel de esta zona del cuerpo, los labios pueden verse visiblemente afectados por los cambios de temporada. Es frecuente que las frías temperaturas características del invierno, por ejemplo, terminen por resecarlos.

No obstante, es posible tomar algunas precauciones para evitar que esto ocurra. Los tratamientos naturales son una alternativa efectiva para devolverles su suavidad y vitalidad características.

Para prevenir quemaduras en los labios

  • Ante todo, es necesario beber mucha agua. La hidratación es primordial para tener unos labios saludables.
  • No lamerte los labios, pues la humedad hace que se quemen aún más y más rápidamente.
  • Llevar siempre en el bolso una barra hidratante para labios para aplicar cuando haga falta.

Elementos naturales para tratar y curar labios quemados

1. Aloe vera

El aloe vera es uno de los tratamientos naturales más eficaces para curar los labios quemados por el sol, debido a que cuenta con propiedades hidratantes y lubricantes. Posee también una gran cantidad de nutrientes que los suavizan y revitalizan.

Ingredientes:

  • 1 hoja de aloe vera

Cómo aplicarlo:

  1. Corta la hoja de aloe vera por la mitad y extrae el gel.
  2. Guárdalo en un recipiente en el congelador por unos minutos para que sea mayor la sensación de frescor cuando lo apliques.
  3. Aplícalo con el dedo anular sobre tus labios y deja que actúe hasta que se seque.

2. Compresas frías

La aplicación de compresas frías es uno de los remedios que, por su sencillez, podrías llevar a cabo en cualquier lugar. Proporcionan a la piel quemada de los labios el frescor que necesitan.

Ingredientes:

  • 5 cubitos de hielo.
  • 1/2 taza de agua (125 ml).

Utensilios:

  • 1 recipiente en el que mojar la toalla.
  • 1 toalla pequeña.

Cómo aplicarlas:

  1. Echa el agua y los cubitos de hielo en un recipiente y sumerge la toalla hasta que se enfríe bien.
  2. Retira la toalla, exprímela y colócala directamente sobre los labios.
  3. Mantén la toalla en los labios hasta que alcance temperatura ambiente.
  4. Repítelo 2 veces por semana. Pasado un mes aproximadamente, empezarás a notar la suavidad de los labios.

Si te interesa ampliar información, te sugerimos leer: Cómo preparar una crema casera para proteger la piel de los labios.

3. Tomate

El licopeno del tomate les aporta a los labios frescura y vitalidad. Gracias a este nutriente, podremos mantener sana la piel de los labios. No solo es efectivo para protegerlos del sol, sino de cualquier otro tipo de quemadura.

Ingredientes:

  • 1 taza de zumo de tomate (250 ml).
  • ½ taza de suero (125 ml).

Cómo aplicarlo:

  1. Mezcla ambos ingredientes y aplica directamente sobre los labios quemados.
  2. Déjala actuar durante 30 minutos.
  3. Quita con agua fría.
  4. Para ver los cambios notables en la recuperación de los labios, repite el tratamiento 3 veces por semana.

4. Manzanilla

La manzanilla es una hierba con excelentes propiedades curativas. Y, en particular, una de las opciones más recomendadas para curar los labios quemados, debido a sus efectos calmantes. Además de tener un suave olor, restaura la piel  más delgada de la zona afectada. Especialmente en aquellas quemaduras provocadas por el sol.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 2 bolsas de té de manzanilla.

Cómo aplicarla:

  1. Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade las dos bolsitas de manzanilla.
  2. Retira del fuego y deja reposar hasta que alcance la temperatura ambiente.
  3. A continuación, guárdalo en la nevera y deja que se enfríe durante 10 minutos.
  4. Pasado el tiempo indicado, aplícalo sobre los labios quemados con ayuda de un algodón.
  5. Deja que actúe durante 15 minutos y repite el procedimiento.

Importante

Quizá te interese: 4 remedios naturales que ayudan en el control del herpes labial.

He aquí algunos consejos que, de seguro, te serán de utilidad para tratar los labios quemados. No obstante, conviene insistir en la importancia de acudir al médico si esta afección llegara a ser muy acentuada o perdurara en el tiempo. Ten presente que existen otras patologías que afectan a los labios y que podrían confundirse con una quemadura cuando en realidad no lo son. 

  • Castillo, P. D. (2003). “Quemaduras: conceptos para el médico general”, Cuad. Cir., 17: 58-63.
  • Iizuka, H. (1994). “Epidermal turnover time”, Journal of Dermatological Science, 8 (3): 215-217.
  • Píriz, C. R. (1989). Quemaduras. Enfermería médico-quirúrgica. Madrid: McGraw-Hill, pp. 1123-1137.