Curar labios quemados. Consejos prácticos y efectivos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 28 noviembre, 2018
Tanto tu imagen como tu salud es muy importante. Los cambios bruscos de temperatura, entre otras amenazas, pueden dejar nuestra boca en malas condiciones.

Además de seguir estos consejos, para lograr curar labios quemados es fundamental que los mantengamos bien hidratados tanto por dentro como por fuera. Ya que la hidratación tendrá un efecto muy importante para aumentar o disminuir esta problemática.

La piel del labio es la piel externa más fina que tenemos en el cuerpo. En los cambios de temporada, los labios también sufren los cambios de ambiente y temperatura. Estos pueden verse quemados por ejemplo, después del cambio del calor a una temperatura fría.  Se debe en parte a la resequedad intensa que adquieren con facilidad.

No obstante puedes ayudar a que esto no ocurra con algunas precauciones. Mientras se encuentran constantemente expuestos al sol, los labios se pueden ver afectados por el viento y por otros agentes irritantes. Así puedes ayudarlos con tratamientos naturales para conservar su suavidad y, sobre todo, su vitalidad.

¿Qué se recomienda para curar labios quemados?

  • Mantener una barra de hidratante para labios en tu bolso para aplicarla siempre que sea necesario.
  • No lamerte los labios, pues la humedad hace que se sequen con mayor rapidez.
  • Bebe mucha agua, la hidratación es lo principal para tener unos labios saludables.
  • No los descuides, son parte vital de una buena salud.

Ver también: Cómo preparar una crema casera para proteger la piel de los labios

Elementos naturales que te ayudarán con este problema

curar labios quemados

1- Aloe Vera

El Aloe Vera es uno de los tratamientos naturales más eficaces para curar los labios quemados por el sol. Ya que el aloe vera cuenta con propiedades hidratantes y lubricantes naturales además de poseer una gran cantidad de nutrientes que les aportan suavidad y vitalidad.

Ingredientes

  • 1 hoja de aloe vera.

Modo de aplicación

  • Corta la hoja de aloe vera por la mitad y ve extrayendo todo el gel.
  • Guárdalo en un recipiente en el congelador durante unos minutos para maximizar el efecto de enfriamiento.
  • Aplícalo con el dedo anular sobre tus labios y deja que actúe hasta que se seque.

2. Compresas frías

La aplicación de compresas frías es uno de los remedios más fáciles que puedes llevar a cabo en cualquier lugar. Mientras los labios están quemados necesitan temperaturas bajas que los refresquen. De esta forma podremos hacerlo con total rapidez.

Puedes leer también: 6 consejos preventivos para la exposición al frío.

Ingredientes

  • Hielo.
  • Media taza de agua (125 ml).

Utensilios

  • Un recipiente adecuado.
  • Una toalla pequeña.

Modo de aplicación

  • Añade el agua y los cubitos de hielo en un recipiente, sumerge la toalla y deja que se enfríe bien.
  • A continuación, retira la toalla, exprímela y colócala directamente sobre los labios.
  • Mantenla en ellos hasta que alcance temperatura ambiente.
  • Repítelo dos veces por semana. Pasado un mes, aproximadamente, empezarás a notar la suavidad de los labios.

 

3- Tomate

El licopeno del tomate nos ayuda a curar labios quemados, ya que nos aporta frescura y vitalidad. Gracias a este nutriente podremos mantener la textura sana de los labios. También es efectivo a la hora de protegerlos del sol y de cualquier quemadura.

Ingredientes

  • 250 ml de zumo de tomate.
  • 125 ml de suero.

Modo de aplicación

  • Mezcla ambos ingredientes y aplica esta mezcla directamente sobre los labios quemados.
  • Déjala actuar durante 30 minutos.
  • Retira con agua fría.
  • Repite el tratamiento 3 veces por semana para ver cambios notables en la recuperación de tus labios

4- Manzanilla

La manzanilla es una de las hierbas con excelentes propiedades saludables. Es una de las opciones más recomendadas para curar los labios quemados debido a sus efectos sedantes. Además posee un olor suave y restaura la piel delgada de la zona, especialmente en aquellos afectados por el sol.

Ingredientes

  • Agua.
  • 2 bolsas de té de manzanilla.

Modo de aplicación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade las dos bolsitas de manzanilla.
  • Retira del fuego la infusión y deja reposar hasta que alcance una temperatura ambiente.
  • A continuación, guárdalo en la nevera y deja que se enfríe durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, aplícalo sobre los labios quemados con ayuda de un algodón.
  • Deja que actúe durante 15 minutos y repite el procedimiento.

¡Importante!

Estos han sido algunos consejos para curar los labios quemados. Seguramente le serán muy efectivos para esta dolencia. Pero es importante aclarar que ante una afección muy acentuada o que perdura en el tiempo, consulte a un especialista. Pues existen otras patologías que afectan los labios que pueden confundirse con quemadura y tal vez no lo son.

Merino, J., & Noriega, M. (2011). La piel: Estructura y Funciones. Open Course Ware, Universidad de Cantabria. Piel, J. (2009). Metabolites from symbiotic bacteria. Natural Product Reports. https://doi.org/10.1039/b703499g Andrades, D. P., Sepúlveda, S., & González, Y. E. U. J. (2004). Curación avanzada de heridas. Rev. Chilena de Cirugía. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.4321/S1134-928X2014000400006.