Curas naturales para la salud de tus pulmones

Además de dejar de fumar y practicar actividad física para potenciar nuestra capacidad pulmonar, la hidratación también es muy importante para hidratar las mucosas y reducir infecciones

La salud de nuestros pulmones es esencial para tener una buena calidad de vida. La mayoría de problemas asociados  estos órganos están relacionados con el tabaco, y con contaminantes ambientales que pueden afectar seriamente a nuestro bienestar. Te sugerimos conocer una serie de sencillos consejos naturales para que cuides de tus pulmones.

La necesidad de mantener una adecuada salud pulmonar

Según datos estadísticos de las revistas de medicina, gran parte de las visitas al médico se deben a problemas respiratorios y pulmonares. Pensemos que dentro de esta categoría está por ejemplo el asma, la EPOC, los problemas asociados al tabaco, infecciones respiratorias víricas, neumonías, cáncer de pulmón o los trastornos respiratorios durante el sueño.

Está claro que a medida que nos hacemos mayores iremos padeciendo este tipo de problemas, pero ojo, no lo asociemos solo a este factor. Al factor edad. Los problemas asociados al tabaco nos pueden llegar ya a los 30 años con un asma, pensemos también que el sobrepeso también ocasiona muchos riesgos en nuestra vida… y un dato a tener en cuenta: cada vez son más elevados los casos de asma infantil. ¿Se debe quizá a la contaminación ambiental? ¿A la polución? Son muchas las investigaciones que se están llevando a cabo y que, poco a poco nos irán aclarando esta realidad. Mientras, vayamos tomando en cuenta los siguientes consejos:

1. Ejercicios cardiovasculares sencillos

Andar en bici

No hace falta salir cada día a correr una maratón. Tampoco se trata de ir al gimnasio para levantar pesas y darnos una paliza con varias máquinas. En absoluto. Los médicos nos aconsejan que basta con media hora al día: andar a paso rápido -sin correr- ir en bici, un poco de natación… se trata simplemente de hacer trabajar nuestro sistema respiratorio y cardiovascular. Pasear un poco, subir escaleras.. ejercicios aeróbicos, cosas sencillas que día a día harán que tus pulmones se acostumbren a respirar con normalidad, a llenarse oxígeno, a depurarse, a hacerse un poquito más fuerte. Recuerda ¡Solo media hora todos los días!

2. ¿Qué tal si dejamos de fumar?

dejar-fumar

Si eres de los que aún mantiene el hábito del cigarrillo, debes tener en cuenta una cosa: tu salud pulmonar se resiente ante cada bocanada de tabaco que aspires. Día a día irás enfermando, hasta que llegue el momento en que el daño hecho a tus pulmones (u otros órganos), sea irreparable. ¿Vale la pena? Desde luego que no. Tienes que concienciarte, coger la suficiente voluntad para abandonar ese tabaco que te está quitando años de vida.

3. Acostúmbrate a respirar por la nariz

respirar

Tal vez te parezca una tontería, pero en realidad,es esencial. Los pelitos de nuestra nariz actúan de filtro con el aire que tomamos, de ese modo llega a nuestros pulmones mucho más limpio y libre de elementos tóxicos. Hay personas que sin darse cuenta, suelen tomar aire por la boca y no por la nariz, y esto, a largo plazo, trae consecuencias.¡Recuérdalo!

4. Un alimento ideal:  el brócoli

Brocoli

¿Te gustan los brócolis? Con un poco de aceite y vinagre, o incluso al horno gratinados con queso ¡Deliciosos! Pero tal vez te sorprenda saber lo buenos que resultan para nuestros pulmones. Los científicos estadounidenses han descubierto que los brócolis disponen de un componente que nos ayuda a eliminar las bacterias dañinas que afectan a los pulmones. Es el sulforafano, un químico que reduce las infecciones de estos órganos. Así que, vale la pena incluirlo al menos dos días a la semana en nuestra dieta.

5. Cuidado con lo que inhalas

Tos

Puede que tengas un trabajo donde te veas obligado/a a tener que inhalar determinados químicos. Si es así utiliza protecciones adecuadas para tu puesto de trabajo, tales como las máscaras. Es importante. Ten en cuenta también esos elementos cotidianos que pueden hacer daño a nuestros pulmones, toma nota:

  • El escape de gasolina de los coches
  • Humo del tabaco -ten cuidado porque los fumadores pasivos también podemos sufrir serios problemas-.
  • Pinturas, esmaltes…
  • Talco y talco de bebé: contienen partículas microscópicas de piedra que se quedan atrapadas en tus pulmones.
  • Fibra de vidrio, o de cerámicas…

6. La importancia de beber dos litros de agua al día

beber-agua-12

Es muy importante que bebamos agua, que consumamos abundantes líquidos a lo largo del día. Te lo hemos recomendado muchas veces en nuestro espacio: limpia nuestro organismo, facilita el trabajo de los riñones, hígado, eliminamos toxinas…. ¿pero cómo ayuda el agua a nuestros pulmones? Bien, el simple acto de beber entre 6 y 8 vasos de líquido al día nos ayuda a bajar las probabilidades de infecciones virales como la gripe, resfriados, infecciones bacterianas. Además, es de gran ayuda para los asmáticos, ya que el agua logra hidratar las mucosas que recubren nuestra nariz, garganta bronquios y pulmones.

Para concluir, vale la pena seguir estos sencillos consejos para cuidar de la salud de nuestros pulmones. Sabes que lo esencial es que, si es tu caso, dejes cuanto antes el hábito del tabaco. Y muy recomendable hacer un poco de ejercicio cada día. Hábitos sencillos que cuidan de nuestra salud.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar