Cúrcuma para el acné: beneficios y modo de uso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio Alonso Castrillejo el 22 febrero, 2019
Daniela Castro · 24 febrero, 2019
Una mascarilla de cúrcuma puede ayudar a disminuir los granos de acné. Sin embargo, el ingrediente se debe usar con precaución, ya que en ciertos casos puede causar alergias.

Durante muchos años, la cúrcuma ha sido valorada por sus aplicaciones medicinales y cosméticas. Si bien suele emplearse a nivel culinario, muchos la prefieren por sus efectos curativos. ¿Sabías que puedes usar cúrcuma para el acné? Hoy te contamos cómo.

La cúrcuma tiene un compuesto bioactivo llamado curcumina, el cual le confiere su color característico y gran parte de sus propiedades. Esta sustancia actúa como antiinflamatorio y antioxidante, siendo útil tanto a nivel interno como en su uso tópico.

Así, no es para nada extraño que sus extractos estén siendo utilizados en dermatología. Aunque las investigaciones sobre sus propiedades continúan, actualmente ha sido aceptado como complemento natural para problemas como el acné. ¡Pruébala!

¿Por qué utilizar cúrcuma para el acné?

Polvo y raíz de cúrcuma
La curcumina ha mostrado efectos antibacterianos útiles en el manejo dermatológico de afecciones como el acné.

Los beneficios de utilizar cúrcuma para el acné son variados e interesantes. Primero, cabe destacar su acción antibacteriana capaz de combatir microorganismos como la P. acnes cuando se combina con ácido láurico. Su efecto se compara con el de fármacos como la eritromicina y la clindamicina.

Por otro lado, esta maravillosa especia tiene efectos antiinflamatorios que indicen de manera positiva sobre los problemas dermatológicos. Si bien se requieren más evidencias científicas para comprobar su acción contra el acné, los datos anecdóticos sugieren que resulta efectiva.

La cúrcuma y sus antioxidantes también tienen otros efectos importantes a la hora de tratar el acné. Su aplicación tópica ayuda a reparar los tejidos, minimizando la presencia de cicatrices. Asimismo, estimula la producción de colágeno y disminuye el riesgo de arrugas prematuras.

Descubre: Granitos de acné: hábitos para disminuir su aparición

Otros beneficios de la cúrcuma para la piel

A diferencia de otros tratamientos convencionales, usar cúrcuma para el acné produce otros efectos importantes sobre la salud de la piel. Gracias a su contenido de curcumina, vitaminas y minerales, es un buen complemento para promover el bienestar cutáneo.

  • Contribuye a incrementar el brillo natural de la piel.
  • Favorece la curación de heridas.
  • Es un buen complemento para hacerle frente a los brotes de psoriasis.
  • Ayuda al tratamiento de la sarna.
  • Minimiza el estrés oxidativo y previene el envejecimiento prematuro.

Tratamiento de cúrcuma para el acné

Polvo de cúrcuma
En combinación con el aceite de coco, la cúrcuma potenciará sus efectos antimicrobianos.

Para aprovechar al máximo las propiedades de la cúrcuma para el acné proponemos un tratamiento en el que potenciamos su efecto con los componentes del aceite de coco. Este ingrediente natural contiene ácido láurico, reconocido por su efecto antimicrobiano útil en el tratamiento del acné.

Además, el aceite de coco ha sido ampliamente estudiado en dermatología, ya que hidrata la piel y apoya el tratamiento de enfermedades como la psoriasis y eccema. Incluso, al igual que la cúrcuma, apoya el proceso de cicatrización y regeneración, minimizando la acción negativa de los radicales libres.

Ingredientes

  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo (15 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco orgánico (30 g)
  • 1 cucharada de miel de abejas (15 g)

Preparación

  • Primero, vierte la cúrcuma en polvo en un recipiente limpio.
  • A continuación, agrega el aceite de coco y la miel de abejas.
  • Remueve por unos minutos hasta obtener una mezcla homogénea.

Modo de aplicación

  • Antes de extender la mascarilla sobre las áreas afectadas por el acné es importante retirar cualquier residuo de maquillaje o suciedad.
  • Una vez el rostro esté limpio, se procede a aplicar el producto.
  • Asegúrate de cubrir por completo las zonas problemáticas.
  • Déjalo actuar 15 minutos y enjuaga con agua templada.
  • Repite su aplicación como mínimo 3 veces a la semana.

Nota: los resultados contra el acné no se notan de inmediato. Es importante ser constantes con el remedio para alcanzar los efectos deseados.

No dejes de leer: Dieta para el acné: ¿qué alimentos debo evitar?

Precauciones

Aunque el tratamiento de cúrcuma para el acné puede resultar eficaz, no hay que ignorar que puede producir efectos secundarios. Cuando la aplicamos de forma tópica puede manchar temporalmente el cutis o dejar un ligero residuo amarillo. Suele desaparecer con una buena rutina de limpieza.

Ahora bien, en ocasiones los componentes producen alergias o dermatitis de contacto. Una revisión hecha en el año 2015 encontró que la curcumina es un alérgeno y puede causar irritación, enrojecimiento e hinchazón en quienes no la toleran.

Por lo anterior, lo ideal es hacer una pequeña prueba antes de probar la totalidad del tratamiento de cúrcuma para el acné. Simplemente debes poner un poco de cúrcuma en el antebrazo o una de las áreas de la piel. Si pasadas 24 horas no hay reacciones desfavorables, es seguro usarla.

Resumiendo…

La cúrcuma puede ser una buena aliada para el acné, especialmente cuando se combina con aceite de coco. Su uso debe hacerse con precaución, ya que en ciertas personas puede causar alergia. Por lo demás, resulta ser una buena opción para apoyar otros tratamientos convencionales con el mismo fin.

  • Liu, C.-H., & Huang, H.-Y. (2013). In Vitro Anti-Propionibacterium Activity by Curcumin Containing Vesicle System. Chemical and Pharmaceutical Bulletin. https://doi.org/10.1248/cpb.c12-01043
  • Gupta, S. C., Kismali, G., & Aggarwal, B. B. (2013). Curcumin, a component of turmeric: From farm to pharmacy. BioFactors. https://doi.org/10.1002/biof.1079
  • Akbik, D., Ghadiri, M., Chrzanowski, W., & Rohanizadeh, R. (2014). Curcumin as a wound healing agent. Life Sciences. https://doi.org/10.1016/j.lfs.2014.08.016
  • Thangapazham, R. L., Sharad, S., & Maheshwari, R. K. (2013). Skin regenerative potentials of curcumin. BioFactors. https://doi.org/10.1002/biof.1078
  • Thangapazham, R. L., Sharma, A., & Maheshwari, R. K. (2007). Beneficial role of curcumin in skin diseases. Advances in Experimental Medicine and Biology. https://doi.org/10.1007/978-0-387-46401-5_15
  • Ferreira, L. A. M., Alves, R. J., Carneiro, G., Silva, E. L., Trindade, V., de Carvalho, M. A. R., … Goulart, C. (2014). Solid Lipid Nanoparticles Loaded with Retinoic Acid and Lauric Acid as an Alternative for Topical Treatment of Acne Vulgaris. Journal of Nanoscience and Nanotechnology. https://doi.org/10.1166/jnn.2015.9184
  • Chaudhari, S. P., Tam, A. Y., Barr, J. A., & Tan, J. (2015). Curcumin: A contact allergen. Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology.