Los múltiples beneficios de la cúrcuma

Elena Martínez 13 marzo, 2014
Para beneficiarnos de las bondades de la cúrcuma la debemos consumir a diario. Podemos incluirla en nuestras recetas para darles sabor o bien tomarla en extracto o comprimidos.

La cúrcuma es una especia muy usada en la cultura asiática, y es además uno de los ingredientes del curry, pero además de dar sabor y color a los platos tiene importantes beneficios antioxidantes, antiinflamatorios, anticancerígenos y antidepresivos.

Te explicamos todos sus beneficios y de qué manera puedes incluirla diariamente en tu alimentación, como por ejemplo elaborando deliciosas y originales recetas que gustarán a todos: un flan de coco y cúrcuma, un batido energético o una bebida hindú.

La cúrcuma (Curcuma longa) es una especie de la misma familia que el jengibre. La parte usada por sus propiedades medicinales es el rizoma. Aunque en Oriente ha sido usada históricamente, cada vez más la encontramos también en Occidente, en nuestros platos y también como suplemento y remedio natural.

La cúrcuma y sus múltiples efectos sobre la salud.

Beneficios de la cúrcuma

  • Anticancerígena: la cúrcuma tiene numerosos componentes anticancerígenos que inhiben el crecimiento de algunos tumores. Además es muy útil cuando se está tomando medicación para el cáncer para superar sus efectos secundarios.
  • Antiinflamatoria: su componente curcumina es altamente antiinflamatorio, por lo que se recomienda a personas que sufran dolores, reumatismo, fibromialgia o fatiga crónica, etc. Pero también es muy útil en inflamaciones de las vías respiratorias o urinarias.
  • Antioxidante: la cúrcuma neutraliza los efectos de los radicales libres en nuestro organismo, que son los que oxidan y envejecen nuestras células.
  • Digestiva: la cúrcuma actúa como tónico estomacal, mejorando los procesos digestivos y combatiendo la acidez, úlceras, gastritis, etc.
  • Protege el hígado y la vesícula, ayuda a prevenir los cálculos biliares y puede prevenir y mejorar las enfermedades hepáticas como la cirrosis o la ictericia.
  • Antidepresiva: varios estudios han demostrado que la cúrcuma funciona como antidepresivo natural y ayuda a combatir etapas de estrés.
  • Combate infecciones: la cúrcuma es antimicrobiana y antiséptica.

¿Cómo la tomamos?

Para obtener los beneficios citados anteriormente debemos consumir cúrcuma diariamente. Podemos hacerlo tomando un extracto, cápsulas o comprimidos, o bien incluyéndola en nuestros menús diarios.

En este caso debemos saber que la cúrcuma da un poco de sabor y bastante color amarillo a las recetas, pero la podemos incluir tranquilamente a todo tipo de sopas, cremas, guisos, arroces, pasta o salsas. Y además, también la podemos añadir a postres como pasteles, batidos, flanes, natillas, etc. La dosis recomendada sería, aproximadamente, de una cucharada de postre diaria.

Para afecciones de la piel también podemos aplicarla tópicamente, realizando un emplasto con agua o bien mezclándola con arcilla. Puede ser muy positiva en el tratamiento de enfermedades como la psoriasis o los eczemas. Recomendamos siempre consultar con un médico o terapeuta antes de realizar el tratamiento.

Batido energético

Este batido nos llenará de energía por las mañanas. Sólo necesitaremos batir los siguientes ingredientes:

  • Leche o bebida vegetal
  • Cúrcuma
  • Plátano bien maduro
  • Dátiles sin hueso
  • Almendra molida

Lo recomendamos para niños, deportistas y personas que tengan un importante desgaste físico o mental.

Bebida hindú

Una manera saludable y deliciosa de disfrutar de los beneficios terapéuticos de las especias es preparando una bebida especiada. Para ello necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Leche o bebida vegetal (de arroz, de avena, etc.)
  • Cúrcuma
  • Canela
  • Jengibre
  • Anís estrellado
  • Piel de limón y o naranja
  • Miel

Herviremos la leche o bebida vegetal con las especias (aproximadamente una cucharadita pequeña de cada una de ellas por cada litro de bebida) durante 10 minutos y la dejaremos reposar al menos 10 minutos. La colaremos y conservaremos en la nevera. La podemos tomar caliente o fría.

Flan de coco y cúrcuma

Este flan no contiene huevo, por lo que es ideal para aquellos que padezcan colesterol, y además nos beneficiará de las propiedades de la cúrcuma. Necesitaremos:

  • Leche de coco
  • Alga agar agar en polvo
  • Cúrcuma
  • Miel o sirope de agave

Pondremos a hervir la leche de coco junto con el agar agar, la cúrcuma y la miel o sirope de agave al gusto e iremos removiendo. Cuando empiece a hervir, sin dejar de remover en ningún momento, esperaremos dos minutos y apagaremos el fuego. Serviremos en un molde grande o en recipientes pequeños. Cuando esté a temperatura ambiente lo guardaremos en la nevera. En tres horas ya se podrá consumir. O podemos decorar con coco rallado.

Te puede gustar