Curiosidades sobre el cuerpo humano que te gustará conocer

¿Por qué no podemos mover el dedo anular con autonomía? Al compartir músculo extensor con el dedo medio, sus acciones se ven limitadas

El cuerpo humano es una máquina fascinante. Somos criaturas perfectas llenas de virtudes, también de defectos, pero seres irrepetibles capacitados para hacer grandes cosas. ¿Quieres acompañarnos en estas diez curiosidades sobre tu cuerpo? ¡Seguro que te sorprende!

1. ¿Eres de los que tiene un tendón menos?

Soprendente pero cierto. Se sabe que el 15% de las personas no poseen un tendón presente en el músculo flexor radial del carpo. Para comprobarlo no tienes más que hacer una cosa muy sencilla: une tu dedo pulgar y meñique y tratar de doblar la muñeca hacia atrás. El 85% de nosotros vemos cómo asoman dos tendones, pero hay casos en los que solo asoma uno. ¿Es tu caso?

2. El síndrome vasovagal

Otra curiosidad extraña a la vez que problemática. Hay personas que después de orinar se desmayan. Esto se debe al hecho de que cuando orinamos se estimula el nervio vago, y en algunos casos puede ocasionar una bajada brusca de tensión. No es cosa de broma.

3. Órganos reproductores y los riñones

Riñones

Están muy relacionados. Un ejemplo de ello se ve claramente en los hombres. Cuando reciben un golpe en los testículos sienten además un dolor muy fuerte en los riñones. Esto se debe a nuestra gestación, momento en que ambos se desarrollan a la vez, para después, bajar hasta su lugar definitivo.

4. Intenta mover el dedo anular

Vamos a hacer una prueba: pon la mano en un lugar plano e intenta levantar cada dedo. Lo lograrás con todos menos con el anular. Puede haber alguna persona que lo logre, desde luego, pero en general esta limitación de movimiento se debe a que el índice y meñique disponen de sus propios músculos extensores independientes, mientras que los dedos medio y anular tienen el mismo. Cuando uno está doblado el otro no puede extenderse y a la inversa.

5. Un riñón más alto que el otro

Una curiosidad más: el riñón izquierdo se halla un poco más arriba que el derecho en el cuerpo humano ¿y por qué esta singularidad? Por la presión que ejerce el hígado en el espacio situado sobre el riñón derecho. ¿Lo sabías?

6. Azúcar en sangre

Sangre

El nivel de azúcar en sangre es el equivalente a una cucharada disuelta en sangre. Con este nivel podemos estar por ejemplo dos días sin comer y sin que nos pase nada, pero después, el cuerpo humano puede sufrir un proceso llamado cetosis, donde el hígado descompone las reservas de glucógeno para suplir la carencia de glucosa en la sangre. Es algo muy peligroso, así que mejor no intentarlo. Es el motivo por el que se desaconsejan las dietas hiperpeoteicas libres de azúcares.

7. ¿Sabes que tienes menos huesos que un bebé?

¡Cierto! Cuando nacemos disponemos más o menos de 300 huesos. Pero poco a poco, a medida que crecemos se fusionan hasta acabar con 206 en la edad adulta.

8. Intenta respirar y tragar al mismo tiempo ¿puedes?

respirar

¿Lo has intentado? Es imposible. Y esto se debe a un curioso proceso evolutivo donde el paladar fue hacia atrás para ensanchar la faringe y así emitir mejor el habla. Ello hace que tengamos más riesgos para atragantarnos, siendo la epiglotis quien nos cuida para evitar que la comida acceda a las vías respiratorias, impidiendo a su vez el poder tragar y respirar al mismo tiempo.

9. ¿Cuántos anticuerpos fabricas al día por término medio?

Tres gramos. Tres gramos por término medio, algo de gran importancia para nuestra salud y para protegernos de microorganismos dañinos.

10. ¿Y cuántos átomos dispone el cuerpo humano?

¿Te lo habías preguntado alguna vez? No es algo que nos quite el sueño, desde luego, pero si alguna vez se te ha pasado por la mente esta cuestión te pondremos un ejemplo: una persona que pese 70 kilos, dispondrá de una cifra igual a esta: un 7 seguido de 27 ceros. ¿Puedes calcularlo? ¡Sorprendente!