Curiosidades sobre los besos que no conocías

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 31 diciembre, 2014
El ser humano utiliza los besos como medio para valorar la calidad genética de sus semejantes y de las posibles parejas con las que se relaciona.

Los besos son algo más que es signo de complicidad y amor entre dos personas. Disponen de una finalidad biológica que nos permite saber qué persona es la más adecuada para nosotros. La que más nos estimula, la que más emoción nos provoca. Te invitamos a conocer más datos.

La importancia de los besos para encontrar la mejor pareja

Seguro que lo has vivido en alguna ocasión: besar a alguien y darte cuenta de que lo que creías sentir en un principio, no ha resultado al final ser tan intenso. Biólogos y psicólogos nos dicen que un beso es algo más que la unión de dos bocas.

Mediante este sencillo, pero simbólico gesto, las personas hacemos múltiples valoraciones, en ocasiones de modo inconsciente. Un pequeño lapso de tiempo en el cual se encienden un sinfín de estímulos, de procesos biológicos, psicológicos y neuronales tan interesantes, que se han hecho múltiples estudios para ahondar en el tema.

Datos de los besos que te van a sorprender

Uno de esos estudios es, precisamente, el aparecido en las revistas Human Nature y Archives of Sexual Behavior. Se trata de un profundo análisis llevado a cabo Rafael Wlodarski y su equipo de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Para llegar a sus conclusiones se hicieron diversas entrevistas y pruebas a 900 personas de entre 18 a 63 años. ¿Quieres conocer los datos obtenidos? Seguro que te sorprenden.

Las conclusiones de la investigación

Pareja dándose besos

Según estos autores, los besos nos sirven como medio para valorar la calidad genética de las posibles parejas con las que nos relacionamos. Así de pronto puede parecer una insensatez, puesto que nadie dispone de una máquina interna que haga los análisis de compatibilidad, en absoluto.

Pero lo que en verdad sentimos es que unas personas nos excitan más que otras al besarnos. Elegiremos, pues, a esa persona qué más emociones y sensaciones nos produzca.

Las mujeres somos más selectivas a la hora de encontrar pareja. Y los besos son muy importantes, básicos y necesarios. Incluso tienen casi más importancia que el sexo. Es ese gesto que buscamos diariamente para encontrar intimidad en la otra persona, para reforzar lazos y alimentar la relación.

¿Quieres saber más? Descubre por qué besar es bueno para la salud

Por otra parte, los besos unen a las personas y encienden súbitas emociones. Se han realizado varias pruebas en las cuales se pedía a parejas que no se conocían de nada que se besaran.

Los experimentos se iniciaban entre las parejas con algo de timidez e incomodidad, pero una vez empezaban a besarse, la intensidad se elevaba y el modo en que después se miraban era diferente. Besar casi siempre es un interruptor directo a un sinfín de emociones.

Otras conclusiones

Pareja besándose

No son los únicos datos que pone de manifiesto el estudio mencionado. Hay otros aspectos que son interesantes y que quizá desconocías. Estos son algunos de ellos:

  • Las mujeres dan más importancia a los besos que los hombres y necesitan más de este gesto. Ellos no les dan tanta relevancia, pero admiten que las parejas más estables y felices se besan a menudo.
  • Los besos son ese primer contacto físico con el cual solemos valorar a la otra persona. Son la culminación de la atracción física.
  • Para las personas que aún no tienen pareja, el beso se cataloga como algo más importante que las posteriores relaciones sexuales. Es esa unión que hay que alcanzar antes del sexo, como el primer escalón hacia el siguiente paso.
  • Para las parejas estables, los besos son tan importantes como el sexo. Entienden, además, que es algo necesario en el día a día, aunque en ocasiones se descuida.

Lee también: Cómo expresar nuestras emociones

Además, los autores nos explican que en parejas ya establecidas la frecuencia de los besos se relaciona con relaciones más satisfactorias, aunque no necesariamente con más sexo. Así pues, resulta curioso comprobar la relevancia esencial que tienen los besos para el ser humano. ¿Estás de acuerdo?