¿Qué es Cymbalta y para qué se utiliza?

05 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
Cymbalta se emplea para el tratamiento de los trastornos depresivos mayores, la incontinencia urinaria de esfuerzo y el dolor neuropático. ¡Aprende más en este artículo!
 

Cymbalta es un medicamento que contiene como principio activo a la duloxetina. Se trata de un fármaco que actúa inhibiendo la recaptación de serotonina y noradrenalina.

La duloxetina está indicada para el tratamiento de enfermedades como la depresión mayor, la incontinencia urinaria de esfuerzo y el dolor neuropático. De todas maneras, por lejos, su principal aplicación es en el terreno de la psiquiatría.

¿Para qué se utiliza Cymbalta?

La duloxetina se emplea en adultos para abordar las siguientes enfermedades:

  • Depresión.
  • Ansiedad generalizada.
  • Dolor neuropático.
  • Incontinencia urinaria de urgencia.

El dolor neuropático es una condición que aparece repentinamente cuando existe daño a nivel de los nervios que llevan información desde la periferia del cuerpo al cerebro. La neuropatía periférica es una lesión que tiene lugar en las neuronas que están fuera de la médula espinal.

La duloxetina también se prescribe para tratar el dolor que se produce cuando hay un daño en los nervios de los pacientes diabéticos. El dolor en este grupo de pacientes se denomina neuropatía diabética.

 

Otra indicación de este medicamento es el tratamiento de personas con depresión o ansiedad. El efecto de la duloxetina se experimenta una vez transcurridas 2 semanas. No obstante, en algunos casos pueden pasar incluso 4 semanas hasta que se perciban las  mejorías.

neuropatía diabética y Cymbalta
La duloxetina puede ser prescrita para pacientes diabéticos con neuropatía

¿Qué precauciones debes tener antes de tomar Cymbalta?

Cymbalta está contraindicado si eres alérgico a su principio activo o a alguno de los componentes. Además, tampoco debes tomar duloxetina en las siguientes situaciones:

  • Insuficiencia renal grave o insuficiencia hepática.
 
  • Si has estado tomando en las últimas dos semanas otro medicamento con acción similar o si estás en tratamiento con ciprofloxacina, un antibiótico de uso bastante generalizado para todo tipo de infecciones.
  • Combinado con hierba de San Juan, de uso frecuente como adyudante antidepresivo natural.
  • En los trastornos bipolares.

Cuando se empieza a tomar Cymbalta puedes experimentar cierto empeoramiento de la depresión o de la ansiedad. Es fundamental que el médico que prescribe advierta sobre este descenso inicial de los efectos para no asustarse.

Lee también: 5 factores que inciden en la depresión

¿Cómo se toma Cymbalta?

La duloxetina es un medicamento que se toma por vía oral. Los alimentos no interfieren en su efecto, por lo que se puede tomar con las comidas o separada de ellas, resultando indistinto. Sin embargo, se debe tener la precaución de evitar el alcohol mientras se sostiene el tratamiento con este fármaco.

El médico será quien ajuste las dosis de duloxetina en función de la patología a tratar. A modo general, es de la forma siguiente:

 
  • Depresión y dolor neuropático diabético: la dosis recomendada es de 60 miligramos al día.
  • Ansiedad generalizada: se emplea una dosis de inicio de 30 miligramos al día, la cual se aumenta a 60 miligramos diarios luego de un tiempo de uso.

Si por alguna razón, la dosis de duloxetina es excesiva, se experimentan síntomas como somnolencia, síndrome serotoninérgico, convulsiones, y un aumento de la frecuencia cardíaca.

No es conveniente suspender de forma repentina el tratamiento con Cymbalta, ya que pueden aparecer ciertos síntomas vinculados a una especie de abstinencia. Entre los signos de la rápida suspensión encontramos los mareos, las alteraciones del sueño, náuseas y vómitos.

Pastillas en una mano
Los antidepresivos no pueden suspenderse bruscamente, pues pueden acarrear síndrome de abstinencia

Posibles efectos adversos

La mayoría de las personas que toman duloxetina experimentan algún efecto secundario. Estos efectos secundarios, en general, son de leves a moderados y remiten pasadas unas semanas.

 

Algunas de las reacciones adversas que pueden experimentar los pacientes en tratamiento con Cymbalta son dolor de cabeza, somnolencia, náuseas y sequedad de boca. Por otro lado, hay una serie de efectos adversos que son más frecuentes:

  • Pérdida de apetito.
  • Dificultad para dormir, sensación de agitación y pesadillas.
  • Alteraciones de la visión.
  • Aumento de la tensión arterial.
  • Dolores y espasmos musculares.

Durante el inicio del tratamiento con Cymbalta, hasta que el cuerpo asimile las dosis adecuadas terapéuticas, se pueden manifestar otros síntomas menos frecuentes, entre los que se encuentran los pensamientos de suicidio, el vértigo y dolor de oídos, espasmos en la garganta y sangrado nasal.

En las mujeres, hay que considerar que si la edad de la paciente se enmarca en el período fértil, puede manifestarse un sangrado vaginal anormal. Esto no es grave, pero el profesional de la salud debería advertir previamente para que no haya alarma y suspensión brusca de la duloxetina.

 

Descubre: Los antidepresivos y sus contraindicaciones

Cymbalta se usa para la depresión

Cymbalta tiene varias aplicaciones, gracias a que su componente principal es la duloxetina. De todas maneras, su uso clave es en los trastornos depresivos. Como se trata de un medicamento con injerencia psiquiátrica, siempre debe ser prescrito por un profesional de la salud.

 
  • Ballard, R. R. (2015). Duloxetine (Cymbalta). In Helping Parents and Teachers Understand Medications for Behavioral and Emotional Problems. https://doi.org/10.1176/appi.books.9781615370283.md24

  • Duloxetine (Cymbalta) for diabetic neuropathic pain. (2005). Medical Letter on Drugs and Therapeutics.

  • Cobb, C., & Crichlow, R. (2005). Duloxetine (Cymbalta) for treatment of major depressive disorder. American Family Physician.