Dale un toque rústico a tu casa usando solo una cuerda

¿Estás al tanto de la cantidad de cosas que puedes hacer con una cuerda? Echa un vistazo a estos consejos y otórgale a tu hogar ese toque campestre que le falta.

Si hablamos de decoración, las posibilidades son prácticamente ilimitadas. Muchísimos objetos de la vida cotidiana, cuya presencia jamás imaginaríamos en un elemento decorativo, pueden usarse con estos fines. Por ejemplo, es posible darle un toque rústico a tu casa usando solo una cuerda. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

¿Cómo darle un toque rústico a tu casa usando solo una cuerda?

1. Haz una lámpara rústica con una cuerda

Esta bella opción para iluminar tus espacios resulta tan atractiva como sencilla. Para hacerla, solo deberás contar con una cuerda fina de un largo considerable (aproximadamente 2,5 metros), una piñata, cola y un socket.

En primer lugar, infla la piñata y dibuja el contorno del socket en una parte de ella. Luego, cúbrela con cola y pega la soga dando vueltas alrededor de ella de manera desordenada. Una vez que hayas obtenido la forma que deseas, vuelve a pasar cola por encima de la cuerda.

Después, deberás dejar secar la cola para que la lámpara tome forma definitivamente; en último lugar, revienta la piñata e introduce el socket, que irá conectado con un extensor y un tubo cobertor hasta el techo.

Ver también: ¿Cómo hacer 3 tipos de lámparas con frascos y botellas?

2. Mantel de cuerda

Contando tan solo con una cuerda de grosor medio podrás hacer hermosos manteles individuales para tu comedor o jardín. Piénsalo: son ideales para acompañar una barbacoa en el patio con un juego de sillas y mesa de madera.

Crearlos es sumamente sencillo: coloca silicona caliente en el lado externo de la cuerda a medida que vas formando un círculo en forma de “caracol” con ella. Si lo haces más pequeño, puedes crear un portavasos magnífico. Cuando llegues al final, tendrás un hermoso individual que solo deberás dejar secar para disfrutarlo plenamente.

Es posible realizar un mantel a base de cuerdas.

3. Decora tus macetas con cuerda

Dependiendo del tamaño de la maceta que quieras decorar, deberás elegir el grosor de cuerda adecuado. Por lo general, el más recomendado es el fino, ya que otorga un aspecto más delicado a la pieza final.

El proceso es muy simple: coloca tiras verticales de cinta doble faz en diferentes puntos de la maceta; también puedes optar por hacer líneas de pegamento. De este modo, cuando enrolles la cuerda, esta quedará firme y no habrá problemas con que se mueva.

Debes empezar desde la base e ir subiendo. Una idea fantástica es la de enrollar hilos de colores en diferentes partes de la cuerda a medida que subes. Así le darás un toque colorido precioso a tu maceta; por supuesto, si tienes dos cuerdas de diferente color y deseas combinarlas, ¡ni lo dudes!

Lee también: Aprende a decorar tus macetas.

4. Espejo con cuerda

¿Sabías que puedes darle un aspecto muy original a tu espejo con tan solo decorarlo con cuerda? Es muy fácil, incluso si comienzas desde cero, como detallaremos aquí.

Solo tienes que pegar un espejo —solo el vidrio, claro— sobre una base de cartón; puedes utilizar silicona caliente para esto. Luego, como hicimos en el punto 2, ve formando un círculo en forma de caracol alrededor de este. Coloca apenas algo de silicona para que la cuerda se vaya pegando al cartón.

Finalmente, solo tendrás que cortar el cartón cuando logres el diámetro que pretendías con la cuerda. Si deseas, puedes pintar la cuerda con pintura en aerosol; en ese caso, recuerda colocar un papel para no manchar el espejo. ¡Cuélgalo y listo!

5. Estantería con palets y cuerdas

Los palets son elementos indispensables a la hora de crear con madera; además, pueden colaborar a otorgarle un toque rústico a tu casa usando solo una cuerda y este sencillo elemento. Lo mejor de esta idea, aunque pueda ser más compleja que las demás, es que resulta sumamente útil y económica. 

Para crear una estantería con palets, primero tendrás que desarmarlos y cortar tablas de diferentes largos; estas oficiarán de estantes posteriormente. Por supuesto, ten mucho cuidado en este momento y pide ayuda si no tienes dominio de las herramientas que vayas a usar.

Las cajas de madera pueden tener muchos usos.

El siguiente paso es perforar las esquinas y pasar una cuerda a través de las tablas que quieras usar. La cantidad justa suele ser de 3 o 4, para que conserven la estabilidad. También deberás colocar ganchos o armellas en el techo; estos deben coincidir con el largo de los agujeros de las tablas.

Finalmente, pasa dos cuerdas justo por su mitad en las armellas. Haz un nudo para evitar que se salgan y luego coloca las tablas a la misma altura de cada lado. Nuevamente, asegúralo con un nudo en la parte de abajo.

Como has visto, darle un toque rústico a tu casa usando solo una cuerda es posible y barato. Además, te resultará una actividad muy relajante si te agradan las manualidades. ¡Manos a la obra!