¿Se puede dar leche materna y de fórmula en el mismo biberón?

Daniela Colmenares·
29 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández al
18 Diciembre, 2019
Darle a un bebé leche materna y de formúla en un mismo biberón puede ser favorable para su alimentación. Sin embargo, es necesario considerar algunos factores antes de optar por una lactancia mixta.

En ocasiones es necesario combinar la leche materna y la de fórmula en un mismo biberón para completar la alimentación del bebé. A esta práctica se le conoce como lactancia mixta.

Aunque las madres primerizas pueden tener dudas acerca de esta práctica, lo cierto es que la mezcla de estos dos tipos de leche no tiene por qué ser necesariamente perjudicial en cualquier caso.

Aunque es admisible mezclar ambas leches, resulta mejor darle al bebé primero una y luego la otra. Esto se debe a una razón muy importante, la leche materna es una fuente de alimento única y crucial para su salud y desarrollo. Es rica en varios nutrientes y esto está más que comprobado por los expertos en Salud, quienes indican lo siguiente:

La evidencia científica avala la superioridad de la leche materna para la alimentación del recién nacido y del lactante durante los primeros seis meses de vida. Después de esta edad, deben recibir alimentos complementarios al tiempo que continúan con leche materna hasta los 2 o más años.

¿Cómo saber si el bebé está ingiriendo la cantidad necesaria de leche materna?

Cómo saber si está tomando la cantidad adecuada de leche materna.

Estas son algunas de las señales que te permitirán saber si tu bebé está tomando toda la leche materna que necesita:

  • Cuando tu bebé tiene menos de 1 mes de nacido, lo estás amamantando y defeca color mostaza asiduamente.
  • Si empapa 6 u 8 pañales al día, está consumiendo la cantidad de leche materna necesaria.
  • Durante el primer mes de nacido de tu bebé, debes amamantarlo entre 8 y 12 veces al día. Si cubres esa cuota o al menos llegas cerca, entonces estás produciendo la suficiente leche materna para tu bebé.

Aunque no lo creas, tu bebé llorará aún cuando esté bien alimentado. Por ello, habrá veces que su llanto no indique que tenga hambre o que no le has alimentado, sino que simplemente quiere el contacto con su mamá.

Descubre: 6 consejos sobre la lactancia materna

¿Cuándo es necesario mezclar la leche materna y la de fórmula?

Mezclar leche materna y de fórmula en el biberón.

Si notas que tu bebé tiene un peso, crecimiento o un ritmo de alimentación muy distinto al del resto de los bebés, lo mejor será llevarlo al pediatra.

Algunas situaciones por las que debes acudir al especialista:

  • Si notas que tu bebé pierde demasiado peso. Al nacer, es normal que los bebés bajen un poco de peso. Sin embargo, al quinto día ya deberían comenzar a recuperarlo nuevamente, aumentando al menos 1 onza por día.
  • Si tu bebé está demasiado intranquilo o demasiado quieto la mayor parte del tiempo. No es saludable ningún extremo.
  • Si tu bebé no moja al menos 6 pañales al día.

Lo más recomendable es esperar al menos el primer mes de vida de tu bebé para comenzar a complementar su alimentación entre la leche materna y la de fórmula.

Los expertos señalan que se debe esperar este tiempo para que el bebé tenga un hábito de alimentación y la madre instaure una buena producción de leche materna.

¿Cómo responderá el bebé si decides dar leche materna y de fórmula en el mismo biberón?

Cómo responderá el bebé si le das el biberón con leche materna y de fórmula.

Si comienzas a dar leche materna y de fórmula en el mismo biberón, lo primero que puede ocurrir es que tu bebé se empiece a rehusar a ingerir leche materna. Succionar del biberón significa mucho menos empeño para el bebé que succionar de tu pecho.

La leche de fórmula fluye mucho más rápido y a mayor cantidad por el biberón. Lo que quiere decir que si tu bebé es un “glotón”, definitivamente, preferirá beber del biberón. Otro cambio importante que comenzarás a notar es que ya no tendrá necesidad de comer tan seguido.

Quedará lleno después de beber la leche materna y de fórmula. Esto pasa porque la leche de fórmula demora mucho más en digerirse que la leche materna. Lo que también cambiará es el color de la defecación de tu bebé, de color mostaza cambiará a un tono más oscuro. Además, esta tendrá un olor más potente.

También, tu bebé defecará con menor regularidad. Debes poner atención si tu bebé comienza a vomitar o defecar con algo de sangre, luego de haber mezclado la leche materna con la de fórmula en su biberón. En este caso, llévalo al especialista lo antes posible.

Te interesa conocer: Los beneficios de la lactancia materna

Consulta con el pediatra para más información

Entonces, ¿se puede dar leche materna y de fórmula en el mismo biberón? Sí, pero es recomendable consultar con el pediatra y valorar el caso antes de tomar la decisión.

Adicionalmente, sería recomendable consultar y contrastar con el profesional la evidencia científica que existe en torno al rol del tipo de leche en el desarrollo físico y cognitivo del bebé.