¿Qué debes hacer si el preservativo se queda dentro?

Daniela Echeverri Castro·
30 Abril, 2020
Si el preservativo se queda dentro de la vagina tras una relación sexual, es fundamental mantener la calma y procurar extraerlo manualmente. Si no es posible, acudiremos al ginecólogo

Cuando el preservativo se queda dentro de la vagina, nos alarmamos y, en muchas ocasiones, no sabemos cómo actuar. Ante esto, es importante mantener la calma y recordar que su uso es indispensable para la salud sexual.

El condón es uno de los métodos anticonceptivos que más se utilizan para prevenir los embarazos. Es la forma más segura de protegerse contra las infecciones de transmisión sexual (ETS), por lo que resulta imprescindible para los encuentros íntimos casuales.

Ahora bien, aunque su eficacia oscila entre el 86 y 98 %, determinadas condiciones propician que se quede dentro de la vagina al finalizar el coito.

Esta situación no solo resulta incómoda para la mujer, sino que genera preocupación y dudas, sobre todo por el riesgo de que se dé la fecundación o se desarrolle una enfermedad.

Considerando que es un problema que le puede pasar a cualquiera, a continuación queremos compartir algunas claves para sobrellevarlo.

¿Por qué se llega a quedar el preservativo dentro de la vagina?

Al finalizar la eyaculación, el pene reduce su erección y sufre una pérdida de volumen y firmeza que facilita el desprendimiento del condón. Si no se tiene suficiente cuidado al retirar el miembro del orificio vaginal, hay un gran riesgo de que este se quede dentro.

Por esta razón, una vez terminado el coito, es necesario quitar el preservativo cuando el pene aún está erecto. Al hacerlo, lo ideal es tomarlo de la base para evitar derrames o accidentes.

Preservativo

Otras posibles causas:

  • El preservativo es demasiado grande para el tamaño del pene.
  • Se rompió el preservativo.
  • No se colocó bien antes de la penetración.
  • La erección disminuyó durante el sexo.

Sigue leyendo: Cómo elegir el preservativo que más nos convenga

¿Qué hacer si el preservativo se queda dentro?

Uno de los momentos más desagradables que puede vivir una pareja tras el acto sexual es que, al retirar el pene, ambos noten que el preservativo se quedó dentro.

Al enfrentar esta circunstancia, es fundamental que la mujer esté lo más tranquila posible, ya que los nervios y las prisas tienden a empeorar la situación.

En primer lugar, hay que tener claro que el condón no se moverá hacia otra zona del cuerpo. Por lo tanto, si actuamos con calma, evitaremos dificultades en el proceso como una mayor contracción de los músculos vaginales.

¿Qué pasos seguir?

  • Lávate bien las manos y ve al baño.
  • Ponte en una posición similar a la que adoptas para orinar en un baño público y empuja.
  • Introduce el dedo índice y pulgar en el orificio vaginal e intenta alcanzar el preservativo.
  • Si logras palparlo, extráelo con mucho cuidado hacia afuera.
  • Es importante tener cuidado para impedir que el preservativo se rompa y queden partículas de látex en el interior (lo que aumenta el riesgo de infecciones).
  • Una vez que lo hayas retirado, lava tu zona íntima.
problemas si el preservativo se queda dentro

¿Qué soluciones evitar?

Cuando el procedimiento anterior no da resultado, muchas mujeres pierden la paciencia. Ante la tensión que produce este incidente, algunas optan por tomar otras medidas que ponen en riesgo su salud.

Llegado el caso, evitemos, pues:

  • Introducir objetos extraños para extraer el preservativo (pinzas, ganchos, entre otros). Estos elementos pueden producir una lesión interna o una infección.
  • Esperar a que el condón salga por sí solo. Por desgracia, la vagina no tiene la capacidad para expulsarlo. Por ello, cuando es difícil encontrarlo, lo mejor es pedir ayuda ginecológica lo antes posible.

Descubre: 8 cosas que debes hacer para cuidar tu salud vaginal

¿Cuándo consultar al ginecólogo?

Cuando no se logra detectar el preservativo con los dedos, lo más adecuado es acudir cuanto antes a un ginecólogo. Este profesional cuenta con las herramientas necesarias para extraerlo sin ocasionar daños en la zona.

El procedimiento es sencillo y dura apenas unos minutos. Se emplea un espéculo (instrumento para examinar cavidades corporales) para ensanchar las paredes vaginales y, de este modo, retirar el condón.

¿Cómo impedir un embarazo no deseado?

Cuando el preservativo se queda dentro de la vagina, pueden darse derrames de fluido seminal en el interior. Y si la mujer se encuentra en sus días fértiles, las probabilidades de quedarse embarazada son altas.

píldora del día después

Ante esta condición, uno de los métodos más empleados es la píldora del día después. Este anticonceptivo de urgencia está disponible en cualquier farmacia y su primera dosis se toma en las primeras 12 horas después del incidente.

Además, cuenta con una efectividad aproximada del 90 %, dependiendo del fármaco en concreto que se utilice. Así lo señala una reciente revisión sistemática realizada por un grupo de investigadores de la Universidad de Fudan (Shangai, China)

Tal vez te interese: ¿Cuáles son los métodos anticonceptivos que más se utilizan?

¿Qué hacer, entonces, para que el preservativo no se quede dentro?

Como vemos, existen ciertos cuidados con los que eludir esta situación o evitar que se vuelva a repetir:

  • Elegir un preservativo de la talla adecuada. Un tamaño superior puede facilitar su desplazamiento.
  • Poner de forma adecuada el condón, de tal modo que el mismo quede en la base del miembro masculino y no a mitad de camino.
  • Retirar el pene tras concluir la relación sexual y antes de que la erección baje.

Con estas pautas básicas, esquivaremos circunstancias incómodas y, en el caso de que ocurran, sabremos cómo actuar si el preservativo se queda dentro de la vagina. Recordemos, pues, estas claves en próximas ocasiones.

  • Ellis, E. M., Rajagopal, R., & Kiviniemi, M. T. (2018). The interplay between feelings and beliefs about condoms as predictors of their use. Psychology & Health33(2), 176–192. https://doi.org/10.1080/08870446.2017.1320797; texto completo
  • Fetner, T., Dion, M., Heath, M., Andrejek, N., Newell, S. L., & Stick, M. (2020). Condom use in penile-vaginal intercourse among Canadian adults: Results from the sex in Canada survey. PloS One15(2), e0228981. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0228981
  • Marfatia, Y. S., Pandya, I., & Mehta, K. (2015). Condoms: Past, present, and future. Indian Journal of Sexually Transmitted Diseases and AIDS36(2), 133–139. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4660551/
  • Shen, J., Che, Y., Showell, E., Chen, K., & Cheng, L. (2019). Interventions for emergency contraception. The Cochrane Database of Systematic Reviews1(1), CD001324. https://doi.org/10.1002/14651858.CD001324.pub6
  • Spruyt, A., Steiner, M. J., Joanis, C., Glover, L. H., Piedrahita, C., Alvarado, G., Ramos, R., Maglaya, C., & Cordero, M. (1998). Identifying condom users at risk for breakage and slippage: findings from three international sites. American Journal of Public Health88(2), 239–244. https://doi.org/10.2105/ajph.88.2.239; texto completo
  • Stover, J., Rosen, J. E., Carvalho, M. N., Korenromp, E. L., Friedman, H. S., Cogan, M., & Deperthes, B. (2017). The case for investing in the male condom. PloS One12(5), e0177108. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0177108