Todo lo que debes saber de las mascarillas

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
Hay distintos tipos de mascarillas y cada uno cumple una función específica. No todas las mascarillas son útiles para todos los tipos de exposiciones. Además, es fundamental colocárselas correctamente.

Las mascarillas son equipos de protección individual. Su función es proteger al usuario de la exposición a contaminantes a través de las vías respiratorias. Están íntegramente fabricadas con un material filtrante y constan de un clip o adaptador nasal y unas gomas o cintas de sujeción.

No obstante, algunas de ellas llevan válvulas de exhalación. La válvula facilita la respiración y evita la condensación. Están indicadas para largos periodos de uso.

Tipos de mascarillas

Las mascarillas se pueden clasificar en dos grupos:

Mascarilla quirúrgica

Se trata de una mascarilla diseñada para proteger a las demás personas. Esto es así porque filtran las partículas que emite su usuario durante la respiración para impedir que salgan al exterior.

Mascarilla de alta eficacia FPP

Este tipo de mascarillas protegen al que las utiliza. Están diseñadas para filtrar las partículas presentes en el medio ambiente, impidiendo que sean inhaladas por el usuario.

Existen mascarillas FPP de diferentes formas, según su diseño. Pueden ser cónicas, horizontales o verticales. A su vez, en función de la eficacia de filtración, pueden ser de clase 1, 2 o 3. El tipo de clase se determina por la potencia de filtro frente a la toxicidad del contaminante y la concentración ambiental presente.

  • FPP1: eficacia de filtración del 78 %, concentraciones ambientales hasta 4  VLA (Valor Límite Ambiental).
  • FPP2: eficacia de filtración del 92 %, concentraciones ambientales hasta 12 VLA.
  • FPP3: eficacia de filtración del 98 %, concentraciones ambientales hasta 50 VLA.
Mascarilla quirúrgica
La mascarilla quirúrgica protege a otros de ser contagiados, pero no al que la porta

También te puede interesar: Síndrome respiratorio agudo severo: ¿qué es?

¿Cómo tengo que usar las mascarillas?

Hay que usar la mascarilla más adecuada en función del riesgo. No obstante, antes y después de usar la mascarilla debes lavarte las manos siempre. Colócate la mascarilla antes de entrar a la zona contaminada y retírala fuera de la misma. Además, debes ajustarla de forma adecuada para conseguir una buena protección.

Es importante cambiar la mascarilla después de usarla, en caso de que se humedezca o sufra algún daño. También es recomendable cambiar la mascarilla si la respiración es excesiva, por la misma razón, ya que se condensa humedad y pierde su capacidad de filtrado.

¿Qué tipo de mascarilla debes usar en cada caso?

La mascarilla quirúrgica se debe usar durante el tiempo imprescindible y cambiarla al modificar la actividad o pasar de un ambiente a otro. Ese sería el uso lógico y adecuado de este elemento.

Las mascarillas FPP2 se deben ajustar a la superficie de la cara, cubriendo completamente nariz y boca para proteger las mucosasSe deben utilizar siguiendo las indicaciones del protocolo en cuanto a las medidas de aislamiento y otras precauciones para pacientes con enfermedades transmisibles. Las mascarillas FPP3 se utilizan en los casos de riesgo de exposición.

Cómo ponerte y quitarte las mascarillas

Es importante que sepas cómo colocarte correctamente la mascarilla para protegerte adecuadamente. No obstante, también tiene su importancia saber como quitársela. Si no se hacen bien ambas maniobras, se corre el riesgo de contaminarse o infectarse a pesar de haberlas utilizado.

Ponerte la mascarilla

Para ponerte correctamente la mascarilla, hay que hacerlo antes de entrar en la zona contaminada y siguiendo estos pasos:

  1. Lávate las manos y comprueba la fecha de caducidad. La mascarilla no debe presentar defectos en ninguno de sus elementos.
  2. Colócate la mascarilla, pero ten en cuenta el orden de colocación de los elementos de protección, si utilizarás otros. Este orden es el siguiente: bata, gorro, calzas, mascarilla, gafas y guantes.
  3. Ajusta la mascarilla correctamente para conseguir una protección adecuada. En caso de que utilices gafas, tienes que quitártelas para colocar y ajustar la mascarilla, y luego ya ponerte las gafas.
mascarilla con filtro
Las máscarillas de protección con filtro tienen diferentes niveles de filtrado

Lee también: Tipos de mascarillas para protegernos del coronavirus

¿Cómo me pongo la mascarilla correctamente?

  1. Sujeta la mascarilla con las dos manos, dejando el clip para la nariz en el borde superior. Moldea el clip doblándolo con cuidado por el centro y abre la mascarilla tirando del borde inferior.
  2. Coloca la mascarilla debajo de la barbilla y pase las dos bandas por encima de la cabeza.
  3. Pasa la banda inferior por debajo de las orejas y la banda superior por la coronilla.
  4. Moldea el clip nasal con las dos manos, para que se ajuste a la forma de tu nariz.

Quitarte la mascarilla

Para quitarte los elementos de protección también hay un orden adecuado que es: guantes, gafas, calzas, gorro y bata. Ya fuera de la zona contaminada te quitas la mascarilla. Debes tirar la mascarilla en el contenedor adecuado colocado para tal fin, y luego lavarte  las manos.

¿Son siempre útiles las mascarillas?

Existen diferentes tipos de mascarillas para protegernos, que filtran las partículas dañinas presentes en el medio ambiente. Es importante elegir la adecuada a cada caso y colocársela correctamente para tener una buena protección. No todas las mascarillas son útiles siempre, y a veces hasta pueden ser contraproducentes si no se emplean como es debido.

  • Cárcoba Alonso, A. (1992). Los equipos de protección individual. Salud y Trabajo.

  • Morelos, R., Ramirez, M., Sanchez, G., Chavarín, C., & Meléndez, E. (2014). El trabajador de la salud y el riesgo de enfermedades infecciosas adquiridas. Revista de La Facultad de Medicina de La UNAM.

  • Mutual de Seguridad CChc. (2013). Protección respiratoria. ACHS.