Decálogo para mantener un cerebro joven y en forma

Pueden aparecer arrugas en tu rostro, salirte canas en el cabello o incluso padecer el molesto dolor de la artrosis en tus manos al llegar a cierta edad. Sin embargo, a pesar de todo esto, aún puedes mantener un cerebro joven y en forma toda tu vida.

¿Crees que es imposible? En absoluto. Piensa en tu cerebro como en un músculo al que ejercitar cada día, al que alimentar y al que ofrecerle interesantes estímulos con los que darle más y más fortaleza. Al final, no importará la edad que tengas, él seguirá siendo joven.

¿Quieres saber cómo conseguirlo?

1. Caminar una hora al día

Caminar-para-relajarse

Te lo recomendamos en nuestro espacio casi a diario: anda, camina, pasea, mueve tus piernas por un escenario que te permita relajarte y que, a su vez, te obligue a poner en marcha tu corazón. Pocas cosas son tan saludables como practicar un poco de ejercicio diario.

La actividad física combate el deterioro cognitivo, reduce el estrés y estimula el crecimiento de células nerviosas nuevas en nuestro hipocampo. Reforzamos la memoria y nos sentimos mejor emocionalmente. ¿A qué esperas para salir ahora mismo a dar un buen paseo?

2. Tener tus propias aficiones

¿Sabes lo saludable que puede llegar a ser tener una afición? El simple hecho de dedicar unas cuantas horas al día a hacer algo que verdaderamente nos gusta o nos apasiona es como “poner combustible” en nuestro cerebro. No importa la tarea que sea, desde coleccionar cromos, hacer punto, dibujar, escribir, cultivar un jardín o cuidar a tus mascotas.

Uno de los mayores enemigos que nos impide mantener un cerebro joven es la rutina. Hacer todos los días lo mismo deteriora gravemente nuestras funciones cognitivas, así que no lo dudes… ¡Disfruta de aquello que tanto te gusta!

3. Una alimentación adecuada

Alimentacion cerebro

La glucosa en sangre sumada a un nivel elevado de colesterol malo son dos antagonistas directos para nuestra salud cerebral.

Te sorprenderá saber, por ejemplo, que los médicos llaman en ocasiones a las demencias “diabetes tipo III”, porque en la mayoría de estas patologías se observan problemas neurodegenerativos asociados a la arterioesclerosis, dolencias originadas por una alimentación inadecuada.

¡Mantén siempre una dieta variada, equilibrada y libre de grasas!

4. Aire puro

Son muchos los estudios que nos advierten de algo muy llamativo: la atmósfera que respiramos en las grandes urbes nos enferma, eleva nuestros niveles de ansiedad y, además, puede actuar como detonante de ictus cerebrales.

Escápate al campo siempre que puedas, respira aire puro, aire fresco y saludable.

5. Duerme entre 6 y 8 horas diarias

dormir Rigmarole

El insomnio crónico es un “feroz” enemigo de nuestro cerebro. Hace que perdamos nuestra agilidad mental, que tengamos fallos de memoria y que suframos estrés y ansiedad. Es un problema muy grave que debemos tratar, puesto que tan importante es mantenernos activos física e intelectualmente, como permitir que nuestro cerebro disfrute, como mínimo, de 6 horas de sueño seguido.

6. ¿Eres fumador?

No hace falta que te digamos que fumar es malo, que fumar no solo se lleva millones de vidas a lo largo del año sino que, además, deja a muchos familiares sin sus personas queridas. Así que, si es tu caso, si eres fumadora, empieza hoy misma a dejar este hábito tan peligroso.

7. La importancia de las relaciones sociales

Amistad

Disponer de un círculo social sincero y estable en nuestra vida nos aporta grandes beneficios. Son ellos quienes nos escuchan cuando tenemos un problema, quienes nos animan a salir de casa y a escapar de la rutina… Unos buenos amigos son imprescindibles para mantener un cerebro joven.

8. ¿Qué tal si aprendemos algo nuevo cada día?

Interésate por la vida, por el conocimiento, por aprender cosas nuevas cada día. ¿Qué tal si abres tu propia página en internet y hablas de tu día a día? ¿O de esas recetas de cocina que se te dan tan bien? La vida está llena de cosas que experimentar y de las que enriquecernos mentalmente, y te aseguramos que vale la pena, y que te ayudarán sin duda a mantener un cerebro joven.

9. Mantén el optimismo

felicidad

Ser optimista es como tomar una vitamina diaria, es el mejor medicamento para mantener el ánimo y hacer frente a esta vida compleja. Seguro que en más de una ocasión habrás conocido a esas personas negativas de las que sientes ganas de huir, de escapar porque te envuelven en su desánimo, en su túnel de oscuridad.

No vale la pena. Aprende a despertarte con una sonrisa, a cultivar una sencilla ilusión cotidiana y a ser optimista.

10. Ama, disfruta de la vida

Si has vivido un desengaño emocional, no cierres para siempre las puertas de tu corazón. El amor es una aventura que siempre merece la pena. No obstante, tampoco te obsesiones con tener pareja: lo importante es que nunca pierdas la capacidad de amar a los tuyos y a ti misma.

Disfruta de esos hijos si los tienes, de tus amigos, de tus familiares, de tus mascotas, ama a quienes te rodean y te desean siempre lo mejor. Y no olvides nunca quererte a ti misma, por lo que eres y como eres. Una buena autoestima es esencial también para mantener un cerebro joven.